sábado, 23 de febrero de 2013

10 PROPUESTAS PARA MEJORAR LA FP

En mi última entrada criticaba las reformas pendientes y que están por llegar a nuestra Formación Profesional. El gobierno central y algunas autonomías apuestan desde hace algún tiempo por la llamada FP Dual o en alternancia. Un modelo que está abocado al fracaso por muchas buenas intenciones que existan o por mucho que nos hayan sabido vender este modelo desde Centroeuropa. 
Un modelo que no puede ser implantado de modo generalizado en España. Ni a todas las ramas profesionales, ni en todas las regiones, ni para gran parte del tejido empresarial español compuesto por pymes. 

No hace falta irnos muy lejos para comprobar el fracaso de este tipo de formación en alternancia. En el País Vasco, una iniciativa similar a la FP Dual, no tuvo el éxito esperado: ver programa Ikasi eta Lan. La falta de cultura empresarial, a lo que añadimos la situación económica actual, pone en duda que las empresas estén dispuestas a pagar salarios por alumnos en periodo de formación. Unas empresas que deberían formar a los alumnos con recursos propios. 
A no ser que la Administración esté dispuesta a subvencionar salarios o a conceder ayudas millonarias a las empresas, con el fin de realizar este tipo de contrataciones y formación en alternancia. Pan para hoy y hambre para mañana. Se van a utilizar ingentes recursos para reorganizar un sistema de FP que actualmente funciona y que sólo necesita ser actualizado. Porque está claro que todo es mejorable, y que las últimas reformas y actualización de títulos según la LOE tienen sus puntos flacos. 

Me atrevo a proponer una serie de medidas que, con más o menos recursos, podrían mejorar ostensiblemente nuestro modelo de FP; sin hacer experimentos arriesgados y sin jugar con el futuro de miles de estudiantes que necesitan seguir estudiando. Medidas centradas en el profesorado y en el alumno: 

1. Cambiar la metodología de nuestros centros de FP. Centrar la enseñanza en el "saber hacer", en la alfabetización digital y en la evaluación del alumno. Abandonar una enseñanza que mayoritariamente está centrada en libros de texto. La administración educativa debe formar y revolucionar el sistema de enseñanza desde dentro. Fichar a expertos docentes en FP que con su experiencia e innovación pueden transformar las aulas. 

2. Aumentar los requisitos para impartir un módulo profesional. Se debe exigir un mínimo de experiencia profesional en la empresa, además de un título superior, para ejercer la docencia. 

3. Ampliar el horario de enseñanza de lenguas extranjeras con profesorado experto y titulado. No se puede enseñar en inglés con sólo un certificado B2 en esa lengua. 

4. Exigir la actualización del profesorado y su formación periódica en empresas de su familia profesional. Una FCT para profesores (ver entrada al respecto). 

5. Flexibilizar los curriculums de los títulos. Que puedan ser adaptados por cada centro en función de las necesidades específicas de su región. Los tutores de FCT deben servir de enlace para realizar estas adaptaciones. 

6. Dar estabilidad a las plantillas de profesores y programar con antelación los cambios de títulos o módulos. Antes de mayo debieran conocerse todos los cambios normativos que afectan a las titulaciones del curso próximo. Los equipos directivos necesitan tiempo para la organización interna de sus recursos humanos y materiales.

7. Reordenar la carga léctiva de los módulos transversales. Fundir estos módulos en uno que disponga de mayor carga horaria; que se centre en la orientación profesional del alumno, en su empleabilidad y emprendimiento. 

8. Aumentar el nivel de las pruebas de acceso a ciclos de Grado Medio y Superior. Establecer pruebas centradas únicamente en las competencias lingüísticas y numéricas (recomiendo post de José Martos)

9. Establecer programas o convenios entre los centros de enseñanza y aquellas empresas que tengan necesidades periódicas de personal. Facilitar en estos casos una formación a medida o centrada en sectores específicos.

10. Promover e incentivar al profesorado que innova, que crea, colabora y comparte sus materiales con resto de la comunidad educativa. 


Aconsejo las siguientes lecturas para profundizar y saber más de este tema. No podemos experimentar con el futuro de tantos jóvenes, pero sí mejorar nuestro modelo;  adaptarnos a nuestra realidad.

photo credit: yeuxrouge via photopin cc

27 comentarios:

  1. Óscar, echó de menos algo fundamental: la dotación económica. Es imposible aprender haciendo cuando no hay material para prácticas. Por ejemplo, la última dotación para Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos llegó hace.... ¡19 años! Los armarios están vacíos y los alumnos y profesores hartos de powerpoints.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón. Los cambios necesitan dotación económica para la renovación o actualización de los recursos materiales. En esta entrada quería hacer hincapié en cambios organizativos y metodológicos que no deben suponer muchos recursos económicos.
    Pero, desde luego, que sin medios modernos no podemos formar profesionales competitivos para la economía real.

    Gracias Ángeles por comentar. Deberíamos aportar ideas entre todos y que se nos escuchara de vez en cuando a los docentes.

    ResponderEliminar
  3. 100% agree. Añadiría, aunque creo que queda patente en varios puntos, la necesidad de mejora urgente e inmediata del sistema de acceso a la función pública docente: actualmente un sistema desfasado, endogámico en cuanto a conocimientos y totalmente obsoleto.

    Sólo mejorando algunos de los nombrados aspectos seríamos capaces de salir de un sistema que premia el inmovilismo, la desvinculación docencia-empresa y la aplicación de metodologías totalmente arcaicas.

    Lo dicho. Pleno acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José María por dejar tu comentario. A mi tampoco me parece tan difícil implementar alguna/s de las medidas expuestas. En lugar de embarcarse en un cambio radical del sistema, que se llama FP Dual, y que tiene pocas garantías de éxito.

      Eliminar
  4. De acuerdo sólo en parte:
    - Hay excelentes profesionales con títulos... de FPII! y pésimos con una licenciatura.
    - Y fundamentalmente: mucha, muchísima autonomía de los centros para ESCOGER el profesorado y PRESCINDIR de él en caso necesario.
    Ahora hay un sistema funcionarial inmovilista (yo soy funcionario) que carece de ninguna flexibilidad.
    Ejemplo: en mi centro hay interinos excelentes que según parece deberán irse, interinos pésimos que acabarán el curso con normalidad (¿?) y lógicamente gente como yo, esto es, funcionarios con todos los derechos habidos y por haber.
    Ejemplo: en 30 años de docencia no he visto echar a ningún funcionario, y de hecho tampoco a ningún interino.
    Los equipos directivos han de poder dirigir. Es tan simple como eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Como bien dices, un FPII, ya es un titulado perfectamente válido. Pero, como indico en un punto, hay que pedir también una experiencia profesional en el mundo de la empresa, así como valorar la experiencia docente. Estpy de acuerdo en que una licenciatura o un grado no presuponen nada. Ni tampoco haber aprobado una oposición.
      El inmovilismo se produce a causa de falta de incentivos que hagan mover al docente de su zona de confort.
      El tema de la dirección del centro, lo veo más complicado, aunque desconozco el tema en los centros públicos.

      Eliminar
    2. Significativo anonimato del comentario

      Eliminar
    3. Hola Óscar y Javier,

      Soy el anónimo, mejor dicho era porque me llamo Josep. Óscar tienes razón en el tema de la necesidad de la experiencia profesional que había pasado por alto. Y coincido en que haber aprobado una oposición no significa absolutamente nada. De hecho yo he pasado una :-)
      Y sí, el inmovilismo es debido a la falta de incentivos de cualquier clase en la labor del docente: sabemos, al menos en la enseñanza pública, que jamás se nos evaluará, que no se reconocerán nuestros méritos o deméritos. Así un sistema no puede ser eficiente. Por ello creo en el papel de las Direcciones, que actualmente en el caso de la enseñanza pública es bastante decorativo. Y por mi parte decirte que no sé cómo funciona un centro privado o concertado, pero supongo que en aspectos de gestión de personal será mucho mejor.
      Javier, no śe cómo interpretar tu frase. En cualquier caso decirte que llevo muchos años en la enseñanza pública, en la primera línea por así decirlo, actualmente en CFGM. Contento con mi trabajo que me encanta, encantado con los alumnos, muchas veces preocupado por comportamientos y actitudes de algunos compañeros que no tienen justificación más allá de la carencia de incentivos, y eso sí constatando un 70% de buenos profesionales que quizá podrían dar más de sí.
      Como creo en esta enseñanza publica que puede dar mucho más para el bien de los alumnos, creo que hay que cambiar drásticamente el sistema de gestión en los centros y, como no, de la Administración.

      Eliminar
    4. De acuerdo con todo lo que dices en tu comentario, desde la experiencia de haber trabajado en centros públicos y concertados. En todos los sitios cuecen habas, pues con dinero y manga ancha se maquillan muchas cosas.

      Creo que todos los que queremos mejorar ofreciendo parte de lo mejor de nosotros mismos, mejoramos. En este saco se incluye toda la comunidad educativa.

      Como docente que, por desgracia, ha tenido que aprender a base de acierto-error porque el sistema ahí me ha empujado, he ido mejorando poco a poco con honestidad, motivación intrínseca y mucho trabajo hasta ser un profesor en minúscula, como debe ser pero buscando linda y humana caligrafía. Mis alumnos reciben cada vez un mejor aprendizaje, a la vez que unas mayores disculpas por mis errores lógicos del día a día.

      Queda claro, que sin incentivos los buenos profesionales dejan de serlo, y el sistema no lo favorece, sino todo lo contrario. Así vamos, pues nadie puede garantizar que no se va a quemar con el tiempo como profesor de FP.

      También creo que cualquier persona que trabaje por la colectividad merece a priori un respeto. Adonde quería llegar es a que empezar una carrera como directivo en un centro educativo sin estar lo suficientemente preparado, que es a lo que se puede interpretar que te empuja el sistema, no debería ser un camino a seguir, como no lo es seguir la carrera docente sin vocación o compromiso.

      El pequeño acierto-error con el alumno se diluye con el siguiente curso escolar, pero no los que se producen en experimentos que se realizan con los Claustros por quienes como aprendices de gestorcillos escriben su nombre en mayúscula. Entiendo lo que es ejercer el liderazgo sobre grupos de personas heterogéneas, con pocos recursos, y con las manos atadas, pues es lo que intentamos conseguir los siempre aprendices de profesor.

      Finalmente concluyo en que hace falta establecer unos filtros más eficaces para conseguir que todos los miembros de la comunidad educativa siempre den algo de lo mejor de si mismos en cada actividad que realicen, y que los inmovilismos afloren obviamente para orientar a quienes no entiendan lo que es una Educación Pública Sostenible y de Calidad para todos.

      Resumiría las medidas de mejora de la FP en la linea que propone Óscar en
      + Reconocimiento, por parte de la sociedad primero
      + Compromiso, por parte de toda la Comunidad Educativa
      + Presupuesto, especialmente en recursos técnicos
      + Flexibilidad, en la aplicación de normativas y currículums
      + Preparación, orientada al ejercicio real de la FP
      + Transversalidad, atravesando todos los módulos cual brocheta que sólo se asa y come en la empresa.

      Ese 70% que comentas es intolerable, como también lo es el 50% de fracaso escolar en CFGM, y sin duda los presupuestos para equipamientos en los Departamentos de la FP.

      Quizás me he salido un poco del tema, pero la reflexión me ha llevado ahí.

      Eliminar
    5. Yo pienso lo mismo. Vaya por delante que soy Lda. pero en Farmacia y aprobé la oposición a Sistemas y aplic. informáticas frente a Informáticos, que conste. Hay muy buenos profesionales de la antigua FPII y muy malos con titulación superior Informática, por ejemplo, en ciclos informáticos.

      Veo bien lo de las pruebas de acceso. No entiendo que se quiera devaluar la FPGM con alumnos que vienen de la FP básica sin examen previo y que han ido ahí porque no tienen posibilidades de alcanzar la ESO.

      En cuanto a la formación del profesorado excelente que sea en empresas pero bien seleccionadas porque ¿quién no ha sufrido cursos de empresas que cuestan un montón y han sido pésimos porque en la propia empresa no tenían la percepción de la importancia de ello y ponían como docente del curso a cualquiera que librara algunas horas?

      En cuanto a lo de depender del equipo directivo... Primero habría que establecer buenos criterios de evaluación del profesorado y no depender de ser fiel al equipo directivo.

      Saludos

      Eliminar
  5. Me ha encantado, yo lo que echo en falta es la formación del profesorado en empresas. Antes la Cámara de Comercio nos permitía hacer cursos en empresas, ya no hay fondos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Rocío! Con fondos de la SS o a través de las consejerías se podrían articular sistemas de formación en empresas para cada familia profesional. Pero sobre todo, periodos de aprendizaje, in situ, en una empresa del sector.

      Eliminar
  6. En primer lugar comparto la valoración personal de las medidas que propones que más me gustan:

    +2: 1,5,10

    +1: 3,6

    Añadiría otras propuestas, de mayor o menor dificultad de llevar a cabo:

    - Actualización de los profesionales docentes no sólo de la metodología educativa sino también en la dinamización de su trabajo por ejemplo: reuniones eficaces, trabajo en equipo, herramientas TIC, actitud 2.0, ...
    - Fomentar la transversalidad en todos módulos específicos para no entender el aprendizaje como una recolección de contenidos en cajas estancas sino en un trabajo por proyectos colaborativo integral.
    - Reforzar el trabajo de tutores y jefes de departamento como elementos claves de la dinamización el trabajo y mejora de la motivación en los grupos y en los departamentos. Su labor no puede ser un relleno en la tarea docente ni un acto titiritesco del equipo directivo.
    - Potenciar la mejora continua orientada a la calidad total como un pilar estratégico real de la labor docente de una manera sencilla, comprometida y eficaz.
    - Mayor transparencia en el desarrollo de las actividades formativas, abriendo las programaciones, las prácticas, los talleres y las aulas al exterior para mostrar lo que hacen realmente nuestros alumnos y poner en valor el trabajo de toda la comunidad educativa de formación profesional. La mejor evaluación de la Educación se consigue compartiendola en abierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo Javier! Con tu permiso, reabriré el post y añado tus aportaciones.
      También creo que los jefes de departamento deben tener una función más relevante, tanto organizativamente como a nivel didáctico. El trabajo en equipo es una asignatura pendiente en muchos de nuestros claustros.
      Al respecto de los módulos estancos; vamos en la misma línea, falta más cooperación entre los docentes de cada ciclo. El trabajo por proyectos es una buena solución.
      Pero, como siempre, faltan líderes que establezcan líneas nítidas para implantar estas soluciones en cada centro.
      Menos leyes difusas y más centrarnos en prácticas que mejoren realmente nuestra formación.
      Eso sí, sin disminuir presupuestos y optimizando los actuales.
      ¡¡Gracias por comentar y por tus valiosas aportaciones!!

      Eliminar
    2. Javier,
      En mi centro hemos introducido de manera intensiva a todos los niveles, sobre todo de coordinación, Google docs con resultados muy buenos. Nos ayuda a evitar horas de reuniones improductiva para centrarnos en lo que consideramos más importante. Ejemplo: dos días antes de una reunión se comparte el borrador del acta en Google docs con todos los asistentes, de manera que pueden llevar sus aportaciones ya maduradas o incluso incorporadas en el mismo borrador.
      Por lo que respecta a la labor de tutores hemos preservado una hora de tutoria lectiva en CFGM (no prevista por la Administración) a costa de otras reducciones.
      Por lo que respecta a la transparencia creo que es imprescindible a todos los niveles tanto externos como sobretodo internos; por ejemplo la contabilidad del centro está abierta en Internet a tiempo real para que la puedan consultar todos los Jefes de Departamento y de Seminario.

      Eliminar
    3. Eso que comentas, y con lo que estoy muy de acuerdo pues trabajo en esa línea, suena a ciencia ficción para demasiadas personas, y además es muy triste tener que escuchar de alguno que debería liderar ese cambio que te llame friki al respecto.

      Eliminar
    4. Encantado de aportar, y sin problema de compartir reflexiones. Ahora a preparar clases y corregir exámenes ;-)

      Eliminar
    5. Gracias Jo por comentar. Respecto a trabajar con documentos compartidos, es una buena opción. Sobre todo para preparar reuniones, estériles muy a menudo, o para poner puntos en común cuando no podemos reunirnos.
      Como siempre, el que no tiene ganas, da igual virtual que real, no participa lo suficiente.
      Para las reuniones, es un handicap, la falta de tiempo u organización, para coordinarse más a menudo. Pero debiera ser algo imprescindible. También lo hecho mucho en falta.
      Sigo corrigiendo...

      Eliminar
  7. Interesante lo que comenta Josep en cuanto a la posibilidad de que la dirección de los centros pueda elegir la plantilla.Seamos sinceros, si el IES fuera nuestra empresa, ¿a cuantos de nuestros compañeros contrataríamos?

    Tan interesante como idea, como la FP Dual. El problema es cuando pasamos de la idea a la realidad y nos encontramos.... Españistán.

    En mis ya 8 años de experiencia en centros docentes públicos no he encontrado un director con méritos para serlo. En su mayoría gente sin formación suficiente ni experiencia profesional relevante para dirigir equipos de 100 personas (tamaño medio de los IES que conozco). Esas personas ¿pueden elegir plantilla?¿pueden gestionar un centro siquiera? Pues no deberían, a juzgar por los resultados que obtienen y el grado de decrepitud que muestran los centros tras 15 o 20 años de su des-gobierno.

    En definitiva, ¿quien evaluará al evaluador?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cloudthinking. Otra propuesta de mejor sería apostar por la formación oficia, desde la Administración, para cargos directivos. Cargos que son el eje de los centros y que dan un carácter propio a cada escuela o centro de FP.
      Como bien decís, es más cuestión de personas que de dinero. También opino que se puede hacer mucho con ganas y formación adecuada.

      Eliminar
  8. Hola cloudthinking,

    La Dirección de un centro es un órgano colegiado. Quizás me he expresado mal sugiriendo que la selección del profesorado sea una elección del Director, ya que como muy bien indicas el riesgo es alto. Pero la Dirección en su conjunto sí debería poder tomar decisiones sobre este tema. Y sobre la contratación: ¿Qué tal un equipo de selección formado por el Jefe del Departamento didáctico, el Jefe de Estudios y, en caso necesario, el Director?
    Seamos serios: ¿Alguien se imagina una organización que no puede seleccionar a sus trabajadores, ni despedirlos, que no puede formar equipos, en que el criterio es el número de registro? ¿Quién llevaría a reparar su coche a un taller mecánico que funconara así?
    Cuando hablamos de este tema con personas que no están en el sistema educativo ni siquiera pueden entenderlo. Yo, después de algunos sexenios, tampoco lo entiendo.
    Pero hace falta MUCHO valor por parte de los docentes para reclamar un cambio así. Sinceramente no lo tenemos, el sistema, que es un fracaso en cuanto a sus resultados (anteriormente se ha citado la cifra cierta del fracaso del 50% en CFGM), en cambio es un éxito en cuando al confort laboral de los empleados.
    No se nos puede evaluar, no se nos puede corregir, no se nos puede despedir, no se nos puede contratar.
    Sinceramente debo decir que doblando la dotación económica de los centros los resultados de nuestros alunos mejorarían en un porcentaje muy, muy inferior porque el sistema es lo que son sus personas.
    Y para finalizar y saliendo totalmente del tema. Fondos para la FP hay, y son multimillonarios. Lo que ocurre es que están secuestrados por organizaciones que los utilizan para mantener su estructura. Son todas aquellas que se "dedican" a la Formación Ocupacional (CEOE, CCOO, UGT, Ayuntamientos, Fundaciones...) en la mayoría de las CCAA en que el sistema de la FP no está integrado, y que en realidad saquean los fondos de la formación profesional por decenas de millones de euros cada año.
    Por tanto hay soluciones para la FP, y dinero. Falta valor.

    ResponderEliminar
  9. Encantado de participar en este debate.

    Para ahondar la reflexión, me gustaría regresar en el tiempo 10 años atrás, cuando se construían Institutos como churros y cuando a un Ingeniero que quería entrar como profesor de FP le decían sus colegas que era un suicidio profesional.

    En esa época de vacas gordas era cuando la empresa podía haber trenzado el tejido ideal para una FP dual y se dedicó a forrarse a corto plazo como fuera, cuando la Admnistración se centraba en los cuentos de la lechera de la Universidad y despreciaba la economía real de la FP, cuando los profesores conseguían que el fracaso escolar en CFGM fuera menor por una mejor atención al alumno o por un aprobado general para mantener los alumnos y que no cerraran el ciclo, cuando los alumnos que no lo fueron entonces están ahora atrapados en el paro o vuelven al Instituto con otro talante, y cuando los padres evitaban que sus hijos estudiaran FP para ser licenciados como el hijo de fulanito.

    Creo que flexibilizando la gestión de personal se solucionarían algunos problemas, pero no la mayoría. El reto por el que apuesto es el del enfoque de Calidad Total en el que Administración, Directivos, Profesores, Personal de Servicio, Empresas y Alumnos han de participar activamente para logar unos objetivos sinérgicos, siendo un entorno de trabajo en el que afloran los que no están dispuestos a remar como los demás.

    Para ello necesitamos líderes preparados y con ideas, referentes para saber que se puede sin buscar excelencias cual medallitas sino resultados. En medio de la pelea continua entre los dos partidos mayoritarios y ante la excesiva pasividad de los profesores acomodados, todo seguirá igual.

    ResponderEliminar
  10. Buff Javier... Que realista y triste panorama describes. Lo peor, es que los partidos políticos actúan desde el desconocimiento. Actúan sobreactuados. Actúan cara a la galería. Mucha palabrería y supuestos expertos que importan ideas o modas que suenan muy bien. Cargos que pasan de largo por algunos departamentos y no sostienen un proyecto duradero y contando con los centros y profesionales de la docencia.
    Sigo esperando perfiles técnicos que provengan del sector educativo. Profesionales independientes y no politizados que gobiernen departamentos de la administración educativa.
    Al menos, siempre queda la excepción que confirma la regla. Véase Jorge Arévalo http://es.linkedin.com/pub/jorge-ar%C3%A9valo-turrillas/43/75a/199

    ResponderEliminar
  11. La FP es la formación del futuro. De hecho, desde siempre la han entendido como un área para los que no servían para estudiar una carrera universitaria. Esta apreciación errónea, sin duda la gran responsable de que muchos jóvenes no accedieran a este tipo de estudios. Hoy en día, la mayoría de los especialistas en las diversas materias, han sido o son estudiantes de FP. Contribuir a desarrollar y fomentar este tipo de formación, nos llevará a un país preparado en técnicos especialistas que tanta falta hacen.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego que son propuestas muy abiertas y que habría que empezar a valorar, un post genial y un blog mejor aun, enhorabuena por el trabajo

    ResponderEliminar