viernes, 8 de febrero de 2013

¿QUÉ LIBRO DE TEXTO TE GUSTA?

La pregunta del título de esta entrada parte del supuesto de que utilizas un libro de texto. Parto de esta premisa sabiendo que la gran mayoría de profesores nos servimos de libros de texto en uno u otro momento y de una u otra forma. Puede que seas un amante fiel de los libros de texto (no puedes vivir sin ellos) o un enemigo acérrimo de su uso.

Me hago esta pregunta, justo hoy que me ha visitado el comercial de una editorial. Y no he podido contenerme: "necesitáis actualizaros, cambiar la filosofía del libro de texto, buscamos algo más..."
Personalmente,  mi uso del libro de texto ha disminuido en la programación de mis módulos. Confieso que aún utilizo el libro en un módulo que imparto por primera vez y me sirve como apoyo y confort en el aula este primer curso. Da seguridad, ganas tiempo. 

Aún así, poco a poco, he ido sustituyendo los libros de texto por materiales de Internet, apuntes propios o ajenos. ¿Por qué? Hay muchos motivos para abandonarlos:

  • Me parecen tremendamente aburridos
  • Su diseño y estructura la encuentro desfasada
  • Sus contenidos son muchas veces inalcanzables. Se ciñen sólo a contenidos del curriculum oficial.
  • El alumno, casi siempre, acaba tirándolos al final del curso
  • Son caros en su mayoría
  • Sus versiones digitales son más de lo mismo
  • No son especialmente motivadores
  • Encuentro materiales equivalentes de fácil acceso
Quizás hay una postura intermedia. Entre el uso del libro de texto y el uso de recursos propios. Aunque al final acabamos con el libro de turno, explicando tema a tema, subrayando, ejercicios al final de cada unidad, examen parcial, final y fin de la historia. Y con suerte un poco de Internet para acallar la conciencia. Y el curso siguiente más de lo mismo. A lo mejor cambiamos un párrafo. Un modelo heredado y que consciente o inconscientemente seguimos trasladando en nuestra práctica educativa. Culpa también de nuestra caduca forma de evaluar (ver otra entrada sobre este tema).

No usar libro supone un esfuerzo mayor. Preparar muchos materiales. Actividades. Investigar. Un concepto que supone un cambio de modelo para muchos. Un modelo desactualizado en el que  el profesor lleva un mismo libro durante años por mera comodidad y seguridad. Es difícil vender otro modelo a los docentes. 

Al menos, albergo la esperanza de que las editoriales se pongan las pilas. Que fichen autores de excelentes materiales y recursos que podemos encontrar por la red. Los hay y muy buenos. Que cambien la estructura de las unidades didácticas. Que no partan sólo de unos contenidos a evaluar. Que no fusilen los contenidos legislados. Que se preocupen en enseñar procedimientos y actitudes conectadas con el mundo real y el virtual. Que presenten proyectos interesantes. Que se puedan trabajar en grupo, entre alumnos y entre profesores. Que permitan diferentes modos de trabajar. Que estén disponibles en papel y para otro tipo de dispositivos. Que sean más asequibles y actualizables. Y por favor, que sean atractivos en su diseño. 


¿Pido mucho? Quizás. Pero si no me ofrecen algo más... seguiré con mi alejamiento del libro de texto.

photo credit: See-ming Lee 李思明 SML via photopin cc

3 comentarios:

  1. Oscar, la pregunta quizás debería hacerse en otro entorno. :)
    Los que gustan sobremanera de los libros de texto no suelen usar Internet de forma intensiva... Así, que leen pocos blogs. :)

    Un saludo y a seguir alejándose de los libros de texto!

    Boris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Boris! Aunque confío en que algún despistado amante de los libros de texto se tropiece con algún post de este tipo...
      El cambio de mentalidad va a ser largo.

      saludos!

      Eliminar
  2. Hay un libro de Santillana que yo uso en diversificación, para trabajar los tipos de textos de la vida cotidiana que está bastante bien ye l de Mcgraw and Hill modo FOL en euskera muy completo,
    uxue

    ResponderEliminar