martes, 26 de marzo de 2013

CONFRONTACIÓN EDUCATIVA PERMANENTE

Que la educación sea una cuestión de Estado parece un objetivo cada día más lejano. Me parece incomprensible ver como desde casi todos los sectores, tendencias, medios de comunicación y sobre todo políticos, cada uno defienda lo suyo a capa y espada. La falta de acuerdo, la falta de miras y sobre todo, la escasa voluntad de negociar, es pasmosa. Parece que estamos ante  un síndrome, nuevo o viejo, que no tiene remedio: "Confrontación Educativa Permanente".

Conservadores contra progresistas. Interinos contra funcionarios. Pública contra concertada. Agnósticos contra creyentes. La Administración contra los profesores. Modelo alemán o finlandés. Y viceversa. Cada uno con su concepción propia de la educación. Que si adoctrinas que si educas. Debates estériles y dañinos, que sólo nos enfrentan. Cada uno con sus intereses propios. Y mientras tanto seguimos devaluando la educación. Seguimos recortando y sin adoptar medidas a largo plazo. Seguimos sin llegar a unos acuerdos de mínimos donde las partes cedan y se lleguen a un consenso respetado por todos.

No tenemos porque estar ante un juego de suma cero. Porque los únicos que deben ganar son nuestros niños y jóvenes. Dejemos trabajar a los expertos en educación. Permitamos transformar nuestro sistema educativo desde el sentido común. Dejemos de perder el tiempo en batallitas y mejoremos la Educación en mayúsculas. A lo mejor también nos hace falta un mediador internacional como en los conflictos bélicos. Triste, pero puede que cierto.

Centrémonos en los docentes. Que ser profesor sea un orgullo y haya que merecerlo. Mejoremos su estatus y su formación sin reparar en la inversión. Una inversión necesaria, y bien planificada, que se refleje en unos ciudadanos preparados y críticos. Que dejen de vender humo, recortar por recortar y ganar votos por la vía fácil. Convengan un pacto de Estado. Piensen en el presente, pero sobre todo, piensen en futuro. Dejemos las banderitas para otros temas. Vayamos todos a una.

photo credit: hownowdesign via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada