martes, 12 de marzo de 2013

RAZONES PARA SÍ USAR TABLETAS EN EDUCACIÓN

A propósito de un post de Jordi Martí, ver en su blog XarxaTic, paso a rebatir, "amistosamente", los argumentos contrarios al uso de tablets en el aula o para la educación. Conste previamente que:  no soy ningún fanático de los últimos cachivaches tecnológicos y no soy seguidor incondicional de marca o software alguno. Me considero, de hecho, bastante austero en el uso y renovación de equipos que utilizo tanto personalmente como en mi centro educativo. 

En este último punto coincido con Jordi Martí. La sociedad consumista nos lleva a seguir renovando equipos o a desechar otros que se quedan obsoletos muy rápidamente. Pero, por suerte o por desgracia, la tecnología evoluciona, y los docentes tenemos también la responsabilidad de conocer y enseñar en el uso de las innovaciones ya contrastadas. No es necesario tener lo último de lo último, pero sí hacer un esfuerzo para ir acompasados junto a las demandas de la sociedad y el mundo empresarial. 

Siempre que sea posible debemos aprovechar los recursos, hoy en día escasos, para actualizarnos. Sobre todo, para cambiar el chip; para mentalizar a los alumnos de la importancia de adaptarse a nuevos entornos y a nuevas formas de trabajar. 
Creo en una educación donde el alumno aprenda a manejar diversos dispositivos, tanto propios como del centro. Donde aprenda a manejar un PC y un portátil  junto a su móvil o tablet. Donde se integren los dispositivos de modo habitual en las materias o módulos de su nivel educativo. Donde los docentes enseñemos los otros usos de la tecnología. Tecnología para aprender y para seguir creciendo, personal o profesionalmente. Tecnología que acabe siendo usada con la misma facilidad que un bolígrafo, una libreta o un libro de texto. Aunque falle más...

Por ello, ¿qué motivos tengo para decir sí a las tablets o tabletas en educación?

  • A nivel de escritura. La supuesta torpeza de los alumnos para escribir en pantallas digitales está resuelta con tablets que integran teclados extraibles o inalámbricos. Personalmente he trabajado con iPads con teclado vía bluetooth o con tablets Asus Eee Pad Transformer, y se puede escribir con la misma agilidad. Eso sin tener en cuenta que los más jóvenes son mucho más diestros en la escritura a través de pantallas digitales. 
  • El trabajo creativo. La creación de contenidos a través de tablets es un aspecto que está evolucionando muy rápidamente. Ya disponemos de aplicaciones muy mejoradas que permiten hacer el mismo trabajo que habitualmente hacemos en el aula, junto a otras posibilidades que un PC o portátil no nos permiten: realizar videos, fotos o movernos a otros espacios diferentes al aula. Esta última posibilidad es básica. Las baterías son mucho más duraderas, el encendido es automático y la portabilidad es muy ligera.
  • Programación. La programación de apps es una realidad y un mercado con posiblidades infinitas. A nivel básico o a nivel profesional existen multitud de opciones para crear aplicaciones. Aplicaciones que ya usamos diariamente y cuyo crecimiento es enorme. El uso de estas apps tiende a desplazar el consumo doméstico de portátiles u otros ordenadores. Eso sí, suele hacer falta un PC y una tablet para su desarrollo.
  • Falta de formación del profesorado. El uso de tablets es mucho más intuitivo que el de un ordenador. Que algunos docentes, no usen ordenadores o no sepan exprimir su uso, no es motivo para dejar de introducir tecnología nueva. Sí es necesaria mucha formación, pero sobre todo, habituarse a usar otros medios electrónicos. Tratemos de involucrar al profesorado y descubrir las utilidades en el aula de estos dispositivos móviles. Partimos con la ventaja de que muchos profesores disponen de smartphones o tablets en sus hogares con conexión a internet. 
  • Caro y difícil de reparar. El coste de estos dispositivos a bajado notablemente. Quizás no lo podamos comparar con un netbook, pero,  por no mucho más, tenemos tablets de última (o penúltima) generación. Las reparaciones son mínimas. En casi un curso utilizando tablets no he tenido problemas con el sistema operativo, virus o graves incidencias con el hardware. Son más robustas de lo que aparentan.
Como todo no van a ser alabanzas, está claro que se presentan dificultades y problemas en el día a día. Recomiendo la lectura de un post propio: "Problemas y soluciones con las tablets en educación". Cuestiones que con el tiempo se irán resolviendo hasta que demos con un tipo de dispositivo "perfecto" para las aulas, alumnos y profesores. De momento Jordi, hay que seguir arriesgando para no perder comba. Eso sí, con mucho conocimiento (o "molt de coneixement" como decían nuestros padres).

photo credit: Mike Licht, NotionsCapital.com via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada