sábado, 27 de abril de 2013

CÓMO BUSCAR EN INTERNET Y DESINFOXICARSE

Que la información crece a un ritmo exponencial es algo bastante evidente. Buscar información sólo a través de una enciclopedia o un libro de texto ha pasado a la historia. Lo que resulta sorprendente, es la escasa formación oficial u oficiosa que enseñe a seleccionar y analizar la información en Internet.

Aprender a buscar la información precisa entre el maremagnum de la red, y sobre todo, aprender a cribar esa información, debe ser una competencia digital básica para docentes y alumnos. Las fuentes de información a nuestra disposición son muy numerosas, todo ello, junto a la infoxicación -ver definición- que sufrimos, nos lleva a la desorientación.

Para evitar esta desorientación necesitamos adquirir habilidades a la hora de buscar en Internet y pautas para evitar la infoxicación. Habilidades que se adquieren con muchas horas de práctica pero que pueden también mejorarse con ciertas sugerencias:

  • Realizar las busquedas, con Google o otros buscadores, utilizando términos simples, palabras exactas e incluso con términos en inglés para ampliar resultados. Ver ayuda básica de Google.
  • Aprovechar las diferentes tipos de búsqueda que nos ofrece Google (imágenes, noticias, video, etc.) utilizando además las "Herramientas de búsqueda" que nos permite acotar los resultados deseados.  Leer más en Ayuda de Google.
  • No quedarse con la primera página de resultados (llegar al menos hasta la tercera), así como fijarse en la parte en verde de los resultados que nos indica la web de origen de cada resultado.
  • Probar, en la barra de búsqueda, cambiando términos o con las palabras que nos va sugiriendo Google. 
  • Para evitar la infoxicación son muchas las herramientas disponibles para seleccionar la información que realmente nos puede interesar. Los lectores de nuestros blogs favoritos, como Old Reader o Feedly, o lectores de noticias y otras fuentes seleccionadas personalmente; como Flipboard para dispositivos móviles.
  • La desinfoxicación en Twitter es más complicada; sobre todo si seguimos a muchas personas u organizaciones. O dejamos de seguir perfiles que no nos aportan nada, o utilizamos la función de búsqueda u otras herramientas, que Twitter y algunas aplicaciones nos ofrecen (ver entrada al respecto).
Nos enfrentamos a muchísima información que se genera día a día. Nuestra función principal es encontrar la que nos interesa en el momento oportuno. Información que nos va a permitir ampliar recursos sobre nuestra rama profesional, encontrar trabajo, comunicarnos adecuadamente o a realizar tareas, sin conocimientos previos, de forma autónoma. Por ello, es básico formar y evaluar a nuestros alumnos en esta competencia digital. Y es básico que todos los docentes tengan las competencias pertinentes para enseñar a ello. ¿No queremos alumnos preparados para el mundo laboral? ¿Alumnos con las competencias que demanda el mercado de trabajo?

No sé si todo el que maneja la información tiene el poder, pero si sabes manejar la información que hay en Internet,  puedes encontrar muchas oportunidades para el crecimiento personal y profesional. No desaprovechemos la ocasión.

photo credit: skylervm via photopin cc

2 comentarios:

  1. Interesante entrada que pone de manifiesto nuestras carencias a la hora de manejarnos con la abundancia de información. Lo importante ahora son las herramientas y los criterios.

    Por poner un símil: es como si fuésemos a pescar dentro de un inmenso banco de peces y no dedicáramos cierto tiempo en concretar la captura que deseamos, escoger la caña adecuada y aprender a manejarla con pericia.

    Como docentes, en ocasiones nos quejamos de trabajos de alumnos muy similares y demasiado repetitivos, sin haber sabido aprovechado la inmensa oportunidad de contar con una información casi infinita. Tengo la sensación de que también a nosotros puede pasarnos algo similar porque muchos nos hemos formado en contextos de información escasa, costosa, jerarquizada, poco colaborativa, etc. (¿no os acordáis del "manual" de las asignaturas?) y no tenemos formación ni práctica para desenvolvernos adecuadamente en este ya no tan nuevo contexto de información abundante.

    Así cualquier indicación que pueda ayudar a encaminarnos adecuadamente adquiere un valor crucial. Gracias pues.

    V. R.

    ResponderEliminar
  2. Gracias VR por tu comentario. Como bien dices, el quid de la cuestión está en saber gestionar tanta información disponible. Una información que fluye cada vez más rápidamente, pero que debemos ser capaces de encontrar, analizar y en no demasiado tiempo.
    Practicar y practicar, aquí está la clave. Aunque si alguien nos ayuda y orienta, mejor todavía.

    ResponderEliminar