viernes, 19 de abril de 2013

MEDIDAS SIN RECORTES EN LA FORMACIÓN PROFESIONAL

¡Qué difícil parece acertar en esto de la educación! Y que sencillo sería todo si aplicáramos buenas dosis de pragmatismo,  sentido común, experiencia profesional y un buen modelo pedagógico acorde a nuestros tiempos. El súmmum sería adornarlo con una acertada gestión educativa por parte de nuestros gobernantes.

A nivel de la Formación Profesional, no hace falta importar ningún modelo alemán, chino o finlandés. Tan sólo hace falta aprovechar la experiencia actual de muchos profesores y equipos directivos de centros educativos junto con algunas mejoras o cambios en ciertas áreas.

La Administración educativa se empeña en recortar o ampliar ratios, en lugar de reorganizar recursos y gestionar mejor los medios existentes; humanos y materiales. Dejemos de hablar de la manida "calidad educativa" y adoptemos medidas concretas que mejoren nuestra FP. Medidas factibles que ayuden a insertar a nuestros jóvenes como hasta ahora hemos hecho. Medidas como:

  • Reordenar y ajustar el mapa de las titulaciones de acuerdo a la demanda pero con suficiente previsión para preparar las programaciones. 
  • Actualizar las metodologías del profesorado. Utilizar un modelo pedagógico que responda a la sociedad y modo de trabajo actual. Una buena alternativa: "El curriculum bimodal" de Pere Marqués.
  • Estrechar lazos entre la empresa y los centros educativo. Mejorar la comunicación e información de las necesidades de las empresas y establecer periodos mínimos de formación de los docentes en la empresa privada: ver propuesta.
  • Formar a los nuevos docentes, al menos durante dos cursos, con ayuda del profesorado con más experiencia.
  • Coordinar e incardinar las TIC en todas las titulaciones; establecer unas competencias digitales básicas para cualquier perfil profesional. Revalorizar la figura del coordinador TIC como agente de cambio e innovador educativo: ver entrada.
Medidas que funcionarían a la perfección con un profesorado plenamente implicado en el proyecto educativo de su centro. Al fin y al cabo, los profesores somos la pieza clave. Una pieza que hay que pulir y mantener para que el engranaje funcione adecuadamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario