sábado, 20 de abril de 2013

SER PROFESORA

Ser profesora es estar comprometida. Ser crítica con tu profesión. Luchar por tus convicciones. Preocuparte por tus alumnos. Contagiar esa lucha por la vida. Trabajar con vocación de servicio. Ser profesora es lo que durante muchos años hizo una compañera que ayer nos dejó. Una profesora que no te dejaba indiferente. Una profesora de las que marcan su impronta. 

Algunos tuvimos la suerte de ser sus compañeros. Y otros muchos la de ser sus alumnos. Como ayer escribía una ex alumna suya: "Siempre la recordaré con la alegría y el espíritu de lucha que nos transmitió". Seguro que esto es lo que más le hubiera gustado escuchar.

Una compañera que se jubiló demasiado pronto, porque tenía mucho que enseñar. Y que nos ha dejado demasiado pronto, ya que tenía mucho por vivir. Aún así, nos has dejado tu sensibilidad, que recojo, para seguir creciendo como profesor y como persona.

Gracias Maite.

1 comentario: