domingo, 5 de mayo de 2013

DISRUPCIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La disrupción en el aula se padece en todos los niveles educativos. Es un mal que viene implícito en la tarea docente. Una molestia que incluso se sufre en la formación continua de adultos. Un factor que ha estado siempre presente pero que se acrecienta con el uso de las TIC en el aula.

El uso de móviles, tablets u ordenadores,  junto a la permanente conectividad a Internet, provoca distracciones además de interrumpir ocasionalmente el ritmo de la clase. Interrupciones en el quehacer diario de los alumnos a consecuencia de móviles que suenan, volumen inadecuado de los dispositivos, redes sociales constantemente activas y un sinfín de aplicaciones  listas para romper el ritmo de estudio y trabajo.

La prohibición total del uso de las TIC es, además de imposible, poco pedagógica. Aprender a usar las TIC con responsabilidad es una de las tareas básicas del profesor. Porque podemos enseñar en el uso de catorce mil aplicaciones, pero es igualmente necesario que aprendan a usarlas con sentido común. Los alumnos deben aprender a manejar la tecnología, a desconectar cuando es necesario, a centrarse en la tarea, a usar con respeto los dispositivos así como a respetar el ambiente de trabajo. Para ello, es necesaria una normativa clara sobre el uso de las TIC en los centros educativos. Una normativa que sea a su vez flexible y permita un uso discrecional de la tecnología por parte del docente.

Porque tenemos alumnos que en el futuro estarán trabajando y deberán diferenciar el uso personal del profesional de las TIC. Y el aula es un espacio perfecto para aprender en el uso adecuado de la tecnología. Una tecnología que se encontrarán en muchos puestos de trabajo y que puede ser causa de conflictos, bajo rendimiento, atención inadecuada,  problemas de privacidad, mala imagen, etc.

Tenemos demasiadas distracciones al alcance de los dedos, pero también tenemos muchas oportunidades para aprender de forma ubicua e ilimitada; oportunidades para profesores y alumnos.

photo credit: HikingArtist.com via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario