NUEVOS DEBERES Y DERECHOS DEL DOCENTE

6 comments
Tiempo de eventos sobre educación. Novadors esta semana en Castellón y Alcoy,  Aulablog en San Sebastián. Disfruté de una jornada en Novadors, y pude seguir el resto de eventos a través de Twitter. Pero, sobre todo, percibí el cambio necesario en nuestro sistema educativo. Un cambio aún descompasado; donde la sociedad va más deprisa que los docentes. Un cambio que ya lideran profesores innovadores. Profesores  que deben guiar a otros muchos que necesitan un pequeño empujón o una perspectiva diferente.

Como profesores, los alumnos y la sociedad en general, nos demandan un cambio en nuestro rol. Un rol que se amplía y modifica. Un rol con nuevas exigencias que nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Un nuevo rol que rompa con el modelo de enseñanza heredado y nos acerque al uso de metodologías activas. Vivimos una etapa interesante, con demasiadas incertidumbres, pero con la obligación de cambiar nuestra forma de enseñar y aprender. Unas obligaciones que, a la postre, motivan tanto a docentes como alumnos. 

En pleno siglo XXI todo profesor tiene una serie de deberes como profesional de la enseñanza:

  • Reflexionar pausadamente cada curso sobre la forma de enseñar, las metodologías y la evaluación utilizadas.
  • Conocer las demandas de la sociedad: alumnos, familias, empresas.
  • Colaborar, cooperar y compartir materiales y recursos con el resto de profesores, tanto en el centro educativo como a través de Internet.
  • Formarse y actualizar, anualmente, los conocimientos específicos y didácticos.
  • Adquirir unas competencias digitales mínimas.
  • Estar implicado en la educación integral de los alumnos.
  • Ser flexible, saber adaptarse a nuevos alumnos y nuevos tiempos. 
  • Comunicar nuestras buenas prácticas y la importancia de nuestra tarea en la sociedad.
  • Atreverse, y esforzarse, a innovar en el aula.

Sin olvidar, unos derechos que, como docentes, no debieran ser olvidados o minusvalorados:

  • Ser escuchados, y tenidos en cuenta, por las administraciones educativas, políticos u otros dirigentes educativos.
  • Trabajar en una  relativa certidumbre, sin vaivenes políticos, y conociendo los cambios con una antelación suficiente.
  • Ser valorados, y prestigiados en la sociedad,  por nuestros representantes políticos.
  • Recibir una formación adecuada, libre de intereses no educativos, y de carácter innovador.
  • A la difusión, por parte de las administraciones educativas, de nuestras buenas prácticas. 

Concluyendo, como titulé en mi camiseta de Novadors13, aún siendo exagerado: "Renovadorse o morir"

6 comentarios:

  1. Enhorabuena por esta entrada donde plasmas los nuevos derechos y deberes de la comunidad docente. Sobre todo me parece importante la responsabilidad de quienes deben/debemos guiar a otros muchos que necesitan un pequeño empujón o una perspectiva diferente para ese cambio de rol y metodologías que la sociedad (y nosotros) necesita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bernat! Vosotros ya habéis tomado la delantera en el aulablog de este año (la envidia me corroe...) Faltan referentes de ese tipo en muchos centros educativos para implantar esos cambios tan necesarios.
      Sigamos haciendo camino...

      Eliminar
  2. ¿Crees que si lo mandamos al BOE colará?. Por me temo que enviárselo a quienes deberíamos no surtirá efecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba pensando enviarlo hoy a las comparecencias del Congreso... ;)) Pero parece que vamos a peor y los dirigentes políticos cada vez escuchan menos a los docentes.
      Gracias Lourdes!

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo Óscar. La educación debe dar respuesta y adaptarse a las necesidades de la sociedad

    ResponderEliminar
  4. Gracias Antonio por dejarte caer de nuevo por aquí. Creo que vamos poco a poco, pero hay que seguir insistiendo en la necesaria actualización de los profesores de una FP imprescindible en nuestro sistema económico.
    saludos!

    ResponderEliminar