sábado, 30 de noviembre de 2013

PROFESOR: ¿SOLO TIENES UNA CUENTA EN TWITTER?

Las bondades de Twitter para el mundo educativo y profesional son innegables. Es una herramienta perfecta para comunicarse y, sobre todo, para conocer el trabajo de otros miembros de la comunidad educativa. También, aunque menos explotada, Twitter tiene muchas posibilidades para interactuar con los alumnos: ver post al respecto en Twitter: ¿para alumnos o para profesores?

En ese mismo post, ya comentaba la necesidad o idoneidad de abrir dos cuentas de Twitter bien diferenciadas: una de uso personal o profesional, y otra para uso exclusivo con los alumnos. Incluso, según un artículo reciente en Edudemic: "How (And Why) Teachers Should Have Multiple Twitter Accounts", el autor aconseja crear tres cuentas distintas en Twitter:
  1. Cuenta profesional como educador: una cuenta profesional para interactuar, entre otras cosas, con otros docentes o perfiles relacionados con la Educación. Una cuenta para compartir y descubrir recursos, herramientas o prácticas docentes. 
  2. Cuenta de profesor: para comunicarte con los alumnos de tu clase. Compartir con ellos materiales, reflexiones o recursos que puedan ser de su interés. Más usos educativos en este artículo.
  3. Cuenta de departamento o especialidad: podríamos crear una cuenta para el área de nuestra especialidad, familia profesional o según el departamento didáctico, TIC o de Orientación en el que ejercemos. Una propuesta interesante para estar al día en nuestra área técnica profesional sin necesidad de crear listas y para seguir otro tipo de perfiles no docentes. 
En mi caso, poseo dos cuentas: @oscarboluda para interactuar con profesores o profesionales del mundo educativo y @laclasedeOscar para comunicarme con mis alumnos. Utilizo etiquetas para cada grupo o asignatura del curso. Recomiendo también el uso de una aplicación para gestionar varias cuentas de Twitter, por ejemplo: TweetCaster

Con varias cuentas evitamos mezclar cuestiones personales o fuera del ámbito profesional con otros intereses académicos. Si en el aula no hacemos referencia a cuestiones puramente personales, ¿por qué mezclar tuits del trabajo, de mi empresa o de mi centro, con otro tipo de tuits dirigidos a mis alumnos? Rizando el rizo, podríamos crear una cuarta cuenta, de tipo personal, para mi ámbito privado: ocio, política, religión, amistades, etc. Sin necesidad, en este último caso, de identificar claramente la cuenta con tu nombre y apellidos.

Con menores de edad tenemos la posibilidad de configurar cuentas con un perfil privado donde solo visualicen los tuits aquellos usuarios que aceptemos previamente. Una buena alternativa para algunas etapas educativas.

Es necesario enseñar y aprender a diferenciar las líneas que separan lo personal de lo profesional, lo público de lo privado. No todo interesa a todo el mundo. Aunque nos creamos lo contrario.

photo credit: mkhmarketing via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario