sábado, 14 de diciembre de 2013

MANTENER LA ATENCIÓN DEL ALUMNO CON TECNOLOGÍA Y S.C.

Frecuentemente, durante las clases, los alumnos desconectan de la explicación de turno del profesor o incluso de cualquier actividad que se está realizando en ese momento. Mantener la atención del alumno no es tarea fácil. Aún más hoy en día, con alumnos hiperconectados acostumbrados a cambiar de actividad cada pocos segundos. 

Como profesores debemos aprender a lidiar con la situación actual con cierta flexibilidad. La tecnología y el sentido común (S.C.) son buenos aliados para mantener esa atención. La disrupción de la tecnología, con el uso de móviles, tabletas y portátiles no hace más que incrementar las posibilidades de distracción. Es normal, durante cualquier charla o conferencia, ver al público realizando diferentes tareas con sus dispositivos electrónicos. ¡Qué no harán alumnos más jóvenes!

Propongo las siguientes actividades o dinámicas que podemos practicar durante las clases. Consejos para hacer un mejor uso de la tecnología y fomentar un ambiente de trabajo más distendido pero centrado en el aprendizaje: 
  • Uso del móvil. Preparar actividades puntuales que permitan al alumno hacer uso del móvil durante unos minutos: respuestas a determinados tuits o etiquetas en Twitter, búsquedas de términos mediante apps, archivos en la nube... Ver entrada al respecto: "Aprender con el teléfono móvil". Es conveniente que los smartphones se guarden durante las explicaciones u otro tipo de actividades que no lo requieran. Procurar que no estén a la vista ni al alcance de la mano.
  • Creando mapas mentales durante la clase. Ya sea con lápiz y papel o con ayuda de programas tipo MindMeister, podemos ayudar al alumno a que mantenga la concentración del tema o contenido que estamos tratando. Al finalizar la clase podemos proyectar el mapa mental de un alumno para que sea comentado a modo de recapitulación. Interesante también el concepto de "Relatograma" de Carla Boserman. 
  • PowerPoint o similares. Si utilizas presentaciones en clase puedes diseñar algunas diapositivas inacabadas. Diapositivas incompletas que los alumnos deban terminar con sus comentarios o reflexiones personales. Imágenes que deban reinterpretar o sugerentes. Inserta cortometrajes que nos inviten a profundizar en algún tema: ver este fantástico listado en el blog de Crea y aprende con Laura.
  • Juegos en la pantalla. Existen múltiples aplicaciones que, de un modo lúdico, nos permiten repasar conceptos. Competiciones por grupos o juegos con puntos que podemos proyectar en el aula. Puedes comenzar probando algunas de la web de Superteachertools (en inglés).
Estas y otras actividades pueden realizarse con el objetivo de disfrutar del proceso de aprendizaje. Se puede aprender y crear, escuchar y reflexionar, sin necesidad de caer en una clase soporífera que induzca a la distracción o desconexión. 

Como bien dice Dolors Reig, la multitarea no existe, los alumnos solo son más rápidos en cambiar de una tarea a otra. Los docentes debemos aprender a gestionar esta nueva forma de consumo de contenidos, enseñar a desconectar y a usar recursos digitales y analógicos cuando sea necesario. Todo ello sin aburrir al discente, con ayuda de las herramientas que la tecnología, el sentido del humor y el sentido común nos ofrecen. 

photo credit: jted via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada