lunes, 23 de diciembre de 2013

PROFESOR/A: ¿COLABORAS CON OTROS PROFESORES?

Colaboración, coordinación e intercambio entre profesores de distintas familias profesionales o incluso con profesores de otras etapas educativas. Ese podría ser uno de mis deseos, propósitos o metas para el año próximo. 

La coordinación o colaboración entre los profesores de un mismo ciclo de Formación Profesional o con otros docentes de la misma familia profesional se supone conveniente, además de deseable. Pero, ¿por qué no compartir más experiencias, recursos o prácticas con profesores de otras familias profesionales, entre distintos ciclos de FP o con diferentes titulaciones?

Se suele argumentar que en la diferencia está la riqueza. Que por eso es importante trabajar con mujeres y hombres. Que la gente de letras o de las artes afronta las situaciones de forma distinta a los de ciencias. Que a la larga todos convivimos con personas de diferentes procedencias y que con su modo de ser o de pensar nos enriquecen. Que, además de conveniente, es inteligente reflexionar con profesionales que provienen de una formación académica diferente a la tuya. 

Solemos actuar por inercia, por confort o porque creemos firmemente que nuestro parecer es el idóneo. Incluso buscamos juntarnos con personas que piensan parecido a nosotros para seguir reafirmando nuestras creencias. No estamos acostumbrados a replantearnos nuestra práctica diaria. Incluso algunos culpabilizan al sistema o a los alumnos de sus problemas cotidianos. Los alumnos no son problemas sino retos personales, y los compañeros son un recurso básico para poder afrontarlos. 

¿Por qué no trabajar más, debatir y abordar nuestras ocupaciones con profesores que no provengan de la misma rama profesional? Como profesor de las ramas de Administración y Comercio no tengo ninguna duda que hay profesores de familias más técnicas, como Electricidad o Informática -por mencionar algunas- que pueden aportarme mucho de su experiencia docente. Que un profesor/a de cuarto de la ESO -Educación Secundaria Obligatoria- podría decirme mucho sobre los chavales de 15 o 16 años. Porque no sólo de conocimientos técnicos vive un profesor, hay cuestiones, casi más importantes, sobre las que recapacitar: la evaluación, la didáctica, las emociones, etc. 

Siempre nos quedará Twitter, al menos eso espero, pero creo necesario un esfuerzo para crear más espacios de encuentro con otros profesores. Profesores con las mismas inquietudes pero con un bagaje diferente. Profesores, que no frikis, que quieren seguir mejorando y creciendo como profesionales. Y, por qué no, como personas. Ya que por suerte nuestro disco duro se puede ampliar y reconfigurar...

photo credit: indipworks. via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario