miércoles, 30 de enero de 2013

CLASIFICANDO RECURSOS DE FP ¿PARTICIPAS?

Año tras año nos surge la necesidad de buscar nuevos recursos para preparar los módulos de cada curso. Las titulaciones se actualizan y los apuntes se nos quedan obsoletos. Gastamos horas y horas navegando en la inmensidad de Internet. A veces, y tras mucho esfuerzo, pescamos algo. O dependemos de la sana costumbre de algún compañero que nos pasa algún enlace. Y a lo peor, acabamos con el manual de una editorial que sirve como sagrada escritura.

Por suerte, tenemos ahora cada vez más profesores de FP inmersos en las redes sociales. ¡Gracias Twitter! Incluso podemos encontrar algunos repositorios de algunas familias profesionales que parten de las diferentes administraciones educativas. Pero, esto es más que insuficiente. No es posible que no exista ninguna iniciativa seria (al menos que yo conozca) que trate de clasificar y englobar todos los recursos específicos que se crean en la red sobre la FP. Un curador (que poco me gusta esta palabra) de contenidos que facilite el trabajo del docente. Ver post de @blogocorp

Todo ello sin menospreciar la labor del INTEF y otras administraciones autonómicas. Aunque a todas luces es insuficiente, no está coordinada, y no muestra los recursos reales y la creación de muchos profesionales. 

Para tratar de solventar este problema, propongo crear y difundir una tabla colaborativa de uso libre y público donde podamos incluir recursos propios y ajenos relacionados con los diferentes títulos de Formación Profesional. Una tabla de recursos de FP Específica donde fácilmente encontremos materiales sobre los módulos de Grado Medio y Superior que se imparten en toda España. Una sencilla clasificación y base de recursos que nos puede simplificar mucho la tarea de búsqueda. 

Para ello, te hago partícipe de una hoja de cálculo de fácil uso, donde podemos incluir todos los enlaces de interés. Te rogaría su difusión entre todos aquellos profesores de FP que seguro tienen algo que aportar. Te lo agradezco de antemano.


¿Participas? 
Yo ya me he puesto manos a la obra. Si mi tiempo lo permite...

photo credit: ernest figueras via photopin cc

domingo, 27 de enero de 2013

¿CÓMO EVALUAMOS EN FP?

Es evidente que las profesiones han sufrido cambios radicales en los últimos veinte años. Que existen nuevas profesiones que hace menos de diez años no existían. Que esta continua modificación de perfiles profesionales va a ser algo permanente.


Esto me lleva a pensar en el tema de la evaluación de las competencias profesionales de los alumnos de Formación Profesional. En que la simple evaluación de contenidos teóricos mediante exámenes escritos es más que insuficiente. El sistema heredado de educación industrializada y academicista no puede seguir siendo la base de la docencia. Todos tenemos claro que la memorización de contenidos es insuficiente para evaluar las competencias y habilidades necesarias en un puesto de trabajo. Pero me temo que la mayoría sigue basando gran parte de se evaluación en pruebas escritas, la típica media aritmética y una nota al final del curso. Como mucho se añade algún punto extra a los alumnos más constantes y formales. Lo mismo que aprendimos nosotros como alumnos.

En este sentido, muy aclaratoria y recomendable la "Carta a los padres de mis alumnos" del blog de Nacho Gallardo.

La parte de memorización es importante, pero aún lo es más la adquisición de habilidades y actitudes que van a permitir al alumnos desarrollarse con éxito en el mundo laboral. Alumnos que sepan comportarse con sus compañeros, trabajar en grupo, investigar, responsables, puntuales... Algunas de estas características las mencione en otra entrada: "Estudiante para el futuro"

¿Y cómo cambiar este tipo de evaluación? ¿Cómo ser más justos y precisos en nuestra evaluación? ¿Cómo conseguir una evaluación más motivadora para el estudiante (y el profesor)?

Con más trabajo para el docente, pero seguro que con más satisfacción personal, podemos comenzar modificando nuestras programaciones curriculares. Dar menos importancia a los contenidos y más a los procedimientos y actitudes. Disminuir a la mitad la consideración de las pruebas escritas. Los contenidos de un libro de texto pueden tener importancia pero hay muchas más aspectos a evaluar. Valorar más el trabajo en grupo, los trabajos de investigación, el trabajo diario en el aula, la actitud en clase, el trato con compañeros y profesores. Esto requiere comenzar a revisar nuestra programación. Pero sin duda que nuestros alumnos lo merecen si queremos prepararles mejor para un trabajo en una empresa o para emprender. 

Una buena opción metodólogica es la que nos ofrece Pere Marqués con el currículum bimodal y que puede ser adaptada a la Formación Profesional o a cualquier nivel educativo:


Una breve reflexión, que espero ir perfilando con el tiempo. 
¿Y tú cómo evalúas?

photo credit: tjdewey via photopin cc

viernes, 25 de enero de 2013

EQUIPAZO DOCENTE

Me vienen a la cabeza todo esos casos de éxito de equipos profesionales en empresas multinacionales.  Clubes deportivos con sus respectivos coaches animando al trabajo en equipo. Decenas de películas y libros que hablan sobre las bondades del trabajo en equipo y sus líderes.

Y veo con resignación que en nuestra profesión docente el espíritu o trabajo en equipo no brilla precisamente mucho. Siempre hay excepciones. Haciendo un poco de autocrítica, los docentes tendemos a aislarnos en nuestra materia, asignatura o módulo correspondiente. Es muy cómodo organizarse unos mismo los contenidos, metodología, materiales... Evitamos conflictos personales. Dentro del aula podemos hacer "casi todo" lo que queremos. Nadie se mete con nadie. Como mucho nos arrimamos a los compañeros más afines o con quienes mejor conectamos. 

Curiosamente, saber trabajar en equipo es una de las competencias profesionales que más se demandan en la actualidad. Una competencia que tratamos de enseñar en el aula a través de proyectos, casos, simulaciones o ejercicios de diversa índole. Pero, ¿y nuestros equipos de trabajo en el centro? ¿el claustro es un equipo de trabajo? ¿y los departamentos? Muchas veces nos reunimos y cada uno vuelve de nuevo a su zona de confortVer este formidable vídeo sobre la zona de confort.

Al igual que exijo a mis alumnos esa capacidad de adaptación, de integrarse en los grupos de trabajo, de responsabilizarse de las tareas, de compartir recursos, de presentar proyectos en sintonía, de respetarse y apoyarse, etc. También creo que debemos ser más exigentes con nosotros mismos y trabajar no sólo conjuntamente, sino en equipo.

Para ello propongo algunos puntos para empezar a mejorar este aspecto en nuestros centros:

  • Más formación en trabajo en equipo. Una materia olvidada hoy en día en la oferta formativa habitual en los centros educativos. No sólo de formación en idiomas o en tecnología vive el hombre. Aunque la tecnología tiene mucho que aportar al trabajo en equipo.
  • Una mayor orientación y consideración de los equipos directivos a una forma de trabajar diferente. Todo fluye demasiado deprisa para seguir acomodados en nuestros atolones. 
  • Incrementar la potestad a los departamentos didácticos. Mayor capacidad de decisión y organización de los jefes de departamento y/o tutores sobre los profesores de cada titulación o grupo. 
  •  Programación de proyectos interdisciplinares y basados en la vida real (sobre empresas, equipos deportivos, asociaciones, etc.). Módulos que se complementen e interconectados. Evitamos duplicidades y destacamos lo importante.
  • Mayor predisposición personal. Menor temor al compañero. Se pueden dejar de lado egos personales y aprender de los aspectos positivos que cada uno aportamos a nuestra profesión. Siempre desde el respeto mutuo. 
  • Aprovechamiento de las herramientas que nos brinda la tecnología para interactuar sin necesidad de muchas e innecesarias reuniones. Fantástica y gratuita: Google Apps for Education

Este cambio de mentalidad precisará un proceso largo. Son mucho años con las mismas cadencias. Pero es inevitable que cambiemos el chip si queremos mejorar tanto nuestra enseñanza como nuestro aprendizaje. Por suerte, ahora tenemos las redes sociales para seguir aprendiendo, pero el cambio en la forma de trabajar lo debemos provocar en nuestro entorno inmediato. En nuestras aulas, salas de profesores, claustro, pasillos de escuela...


Tenemos los mimbres necesarios para formar un equipazo docente. Cambiemos. 


photo credit: atomicShed via photopin cc

martes, 22 de enero de 2013

VIAJEROS PROFESIONALES (Y EDUCATIVOS)

Suelo dar un consejo a mis alumnos: "Viajad". Viajar no sólo como turismo y una forma de ocio. Viajar para aprender idiomas, para tener experiencias vitales, para conocer gente diferente a la habitual, para ampliar tu curriculum.  

Por desgracia, ahora está de moda la emigración forzosa. Buscarse la vida en otro país que puede ofrecer un futuro profesional. Pero independientemente de la coyuntura actual, creo que es vital aprovechar los años de estudiante para viajar y buscarse la vida en otro país. Ya sea temporalmente o para largo plazo.

Viajar y sobre todo, vivir en el extranjero, ayuda a valorar las cosas que tenemos cerca. Amplía las miras. Siempre decimos lo maravillosa que es nuestra tierra, pero desde fuera se ven también los defectos que por aquí abundan. Y qué mejor si amplias además tus conocimientos académicos o profesionales. Por suerte, cada vez hay más gente joven que no tiene problemas en hacer las maletas. Y aunque sea un verano, a tu aire, con una beca de la Unión Europea o durante un curso académico, no lo olvidarás nunca. Con los años nos resulta más difícil buscar estas experiencias. Las responsabilidades familiares o la dichosa hipoteca son trabas complicadas luego de superar. La juventud te libera de prejuicios. Estás más dispuesto a atreverte. A liarte la manta a la cabeza. ¡Aventúrate!

Personalmente, puedo asegurar que mis años más inolvidables han sido viviendo en el extranjero. Ahora ya estoy algo liado. Pero, ¿quién sabe si en un futuro nos encontramos en otro país?

Aprovecho esta entrada para dejaros algunos recursos sobre empleo y estudios en el extranjero:






photo credit: HikingArtist.com via photopin cc

viernes, 18 de enero de 2013

PILARES DEL APRENDIZAJE

Sigo pensando acerca de las claves del proceso de enseñanza y aprendizaje en nuestro contexto actual: alumnos y profesores desmotivados, coyuntura económica, exceso de tecnología e información, falta de recursos, etc. 
Estudiantes y docentes disponemos de tres pilares donde apoyarnos ante estas dificultades. Adaptación, creatividad, ilusión. Cuando falla alguno, se acaba resintiendo nuestro esfuerzo.


  • Adaptación. Como he comentado en otra entrada (ver "Quéjate, pero adáptate"), me parece fundamental saber adaptarse a las circunstancias que nos rodean. Acoplarse a las personas, herramientas de trabajo, entorno, etc. A la velocidad que todo progresa y cambia, no podemos seguir anclados en procesos que realizamos desde hace "siglos". Aquí el autoaprendizaje es clave. Todo es cuestión de tiempo y algo de esfuerzo. No podemos cargar la responsabilidad única en el formador de turno o compañero de trabajo.  Por ejemplo. ¿No nos hemos adaptado todos con el tiempo a utilizar el móvil de una forma diferente y con un sistema operativo diferente al Windows? ¿Eres capaz de encontrar respuestas a (casi) todo con la ayuda única de Internet? ¿Somos capaces de adaptarnos y desconectar el teléfono móvil en ciertos momentos? ¿ Y de respetar nuevas normas de otra escuela o centro de trabajo?
  • Creatividad. Pensar en cómo podemos hacer las cosas de forma diferente a lo habitual. Probar, probar y probar alternativas para solucionar problemas, explicar contenidos o formarse. Cambiemos el enfoque. Modifiquemos la forma de mirar las cosas. Por ejemplo. ¿Porque no dejas de basarte en el libro de texto y utilizas otros recursos para enseñar? ¿Por qué no investigas cuando tienes que entregar un trabajo y quieres ser original? ¿Por qué no cambias el formato de tus presentaciones "de toda la vida"?
  • Ilusión. Sin entusiasmo, optimismo y ánimo no podemos hacer un buen trabajo o seguir unas clases. Necesitamos enfrentarnos con otro talante a las dificultades que nos van surgiendo. Pensar en negativo es muy fácil y hace que nos contraigamos. Sin ilusión posponemos proyectos o incluso los aparcamos definitivamente. Nos sobran motivos (ver "Estudiante: motivos para no desmotivarse". Para ello también es importante que te guste lo que haces. Si es posible, encuentra el "elemento" que te llena (El elemento, de Ken Robinson). Por ejemplo. ¿No trabajas mejor sabiendo que valoran tu esfuerzo? ¿No es más fácil estudiar sabiendo que tienes una meta y es alcanzable si te esfuerzas? ¿No cambia el semblante y la actitud de los que te rodean cuando te encuentras de buen humor y alegre?

photo credit: mkd. via photopin cc

jueves, 17 de enero de 2013

ESTUDIANTE PARA EL FUTURO

En tiempos poco optimistas no es mala idea tratar de insuflar un poco de aire fresco a nuestros alumnos. En una entrada anterior ya expuse que hay motivos de sobra para seguir estudiando. Ahora me gustaría exponer  qué inclinaciones o intereses personales creo son imprescindibles para tener futuro como estudiante y buen profesional. 

Unas aptitudes o valores que pueden diferenciarte como persona, y por consiguiente, como trabajador o emprendedor.


«Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables». Séneca

  • Mantén la mente abierta. Tu disposición a seguir aprendiendo dice mucho de ti. No te niegues a adquirir nuevas habilidades. Pregunta, pregunta y vuelve a preguntar. Investiga permanentemente.
  • Relaciónate con las nuevas tecnologías sin miedo. Todo es practicar y practicar. Te gusten o no. Están hechas para darnos soluciones aunque den problemas. ¿Qué no da problemas?
  • Viaja. Descubre otras realidades. Tu pequeño mundo siempre estará cuando vuelvas. Aprovecha estos años donde las responsabilidades familiares o económicas aún pueden permitírtelo. Las fronteras nos las ponemos nosotros.
  • Escucha a tus "mayores". Padres, abuelos, hermanos, profesores, jefes, compañeros... Tenemos una visión distinta de las cosas. A veces equivocada o demasiado conservadora, pero podemos orientarte en muchos temas.
  • Aprende inglés. O francés, o ruso. Siempre te puede abrir puertas saber idiomas. O cerrarlas en su defecto. (Viviendo en el extranjero puedes solucionarlo)
  • Sé paciente. No desesperes. Seguramente tardarás en ubicarte profesionalmente, pero una buena disposición y el trabajo bien hecho da resultados antes o después. La constancia es un reto diario.
  • Actúa siempre con educación. La cortesía es un valor en decadencia; lo que te puede ayudar a destacar en el entorno actual.
  • Haz caso a tu conciencia. Trata a los demás como te gusta ser tratado. Lo primero son las personas. Sé buen compañero.
  • No tengas prisa en destacar en la empresa. Destaca por ser trabajador, amable o sonriente; pero no por ser el más competitivo o el recién llegado que quiere llamar la atención. 
  • No pierdas tu autoestima pero tampoco la humildad. La chulería es una mala vendedora a largo plazo.
Muchos consejos que todos podemos aplicarnos en mayor o menor medida. Sólo tratan de ser orientaciones para un futuro muy cercano. Un futuro con profesionales que pueden destacar por un trabajo bien hecho y un talante personal envidiable. ¡Difícil pero factible!


photo credit: ξωαŋ ThΦt (slowly back...) via photopin cc

lunes, 14 de enero de 2013

QUÉJATE, PERO ADÁPTATE

En 1996, ni más ni menos, se lanzó el popular servicio de correo electrónico basado en la web llamado Hotmail. Ha llovido mucho desde entonces. Me viene este dato pensando en la "lucha" que hace no muchos años tuve con algunos profesores, tratando de implantar su uso en la escuela donde actualmente trabajo. Un problema de mentalidad del que podemos presumir haber superado.
Y eso que ahora algunos expertos ya predicen la desaparición del  email en favor de las redes sociales: The end of email?

Lo que está claro es que nuestro entorno va muy rápido. Mucho más de lo que podríamos haber soñado hace diez años. Aparecen nuevas profesiones, nuevas competencias, nuevas herramientas de trabajo. Es innegable que solo desde el control de estas herramientas podemos tener alumnos bien formados. Pero, es aún más es vital educar a nuestros estudiantes en una mentalidad de adaptación y aprendizaje constante. Podemos dominar herramientas, pero es más necesario tener esa inquietud de conocer otras herramientas, nuevas fuentes de información, otros perfiles profesionales. En definitiva, todo lo que nos ofrece INTERNET en mayúsculas y que nos brinda un conocimiento extraordinario.

En relación a la tecnología, podemos ser "expertos" en las clásicas herramientas ofimáticas, Windows, nuestro webmail o navegar por Internet. Pero,  ¡qué difícil es preparar a alumnos en un futuro tan cambiante! Hotmail, Windows, Office, Google, Facebook, WhatsApp o Android tienen más o menos años. Unos se quedarán y otros serán sustituidos. Pero, siempre podremos enseñar a leer, comprender, pensar, abrirles la mente, ser ágiles e incluso ¡monotarea!

Todo esto supone, más y más trabajo para el profesor. Unas dificultades y carga de trabajo, que en tiempos de descrédito profesional y recortes no parecen motivar mucho al personal docente. Aun así, me quedo con esa minoría silenciosa de profesores que siguen buscando tiempo debajo de las piedras para no perder comba en el mundo que nos rodea. Que se quejan, pero  se adaptan.

photo credit: Enserotonination & Friends & The Oveja via photopin cc

jueves, 10 de enero de 2013

ESTUDIANTE: MOTIVOS PARA NO DESMOTIVARSE

A estas alturas del curso ya son visibles los primeros síntomas de desmotivación, hastío, falta de interés y sopor de algunos alumnos en las aulas. Las faltas de asistencia se multiplican, los retrasos todavía más, las bajas oficiales y las probables también. 

Una parte de esta falta de motivación es atribuible al profesorado (nos lo tenemos que hacer mirar de vez en cuando), pero otras causas de la desmotivación son fácilmente explicables por la edad, situación familiar, contexto socioeconómico, trayectoria personal, etc. 

Desde estas líneas sólo quiero animar, listando una serie de motivos para seguir estudiando; para que el alumno que está en horas bajas, con falta de incentivos, en un ambiente que no acompaña al esfuerzo o arrastrado por una mala racha, vea que hay salida.
  • Enfoca tus estudios desde lo que te gusta. Visualiza las profesiones que te gustaría ejercer, qué es lo que mejor se te da. Saca a relucir tus virtudes y en lo que eres bueno. No estás estudiando por casualidad, sino porque has llegado hasta aquí.
  • Tienes más posibilidades de encontrar trabajo: El 15 por ciento de los graduados en Formación Profesional (FP) en Cataluña en 2011 no ha encontrado trabajo en 2012, frente al 50 del conjunto de jóvenes de entre 16 y 24 años. (Fuente: La Vanguardia)
  • A estas alturas de curso queda suficiente tiempo para retomar el rumbo y finalizar con éxito el curso. No abandones. Continúa aunque el cuerpo a veces no te lo pida. Pasa de malas compañías que a la larga no se van a interesar por tu futuro.
  • En unos meses tendrás tu título oficial para toda la vida que te va a permitir trabajar o seguir estudiando. Vas a tener más opciones de ser más independiente en casa o con tu pareja. 
  • Te vas a sentir mucho mejor. El ambiente familiar y la relación con tus familiares cambiará seguro. Vas a eliminar un motivo de discusión en casa y de cabreos habituales.
  • Todo el esfuerzo que haces lo valoran tus profesores. Habla con tutor/a, con los compañeros que sabes que son más responsables, con el profesor con el que te encuentres más cómodo. Están más dispuestos a ayudarte de lo que te imaginas. 
  • En cuanto comiences a cambiar los verás reflejado en tus calificaciones. Pero debes empezar HOY. Sin excusas. Te sobran motivos. Da el paso.
Ahora me gustaría lanzar una pregunta abierta a los estudiantes que os sentís desmotivados últimamente u os habéis sentido así en alguna ocasión. ¿A ti qué te motiva a estudiar?


photo credit: dcosand via photopin cc

martes, 8 de enero de 2013

CÓMO NO HACER PRESENTACIONES

Pese a la numerosa información y recursos sobre cómo realizar presentaciones, cursillos para manejar PowerPoint o aplicaciones similares, sigo encontrándome presentaciones flojas, pésimas o ininteligibles que nos ofrecen muchos tipos de oradores.

¿Por qué se dan siempre los mismos fallos? En un estudiante, joven y sin experiencia, se puede disculpar; pero en un profesional del mundo de la empresa o de la enseñanza es difícilmente comprensible. 

¿Qué NO se debe hacer en una presentación? 

  • Utilizar un tamaño de letra minúsculo
  • Gráficos ilegibles
  • Tipo de letra Sans Comic
  • Movimientos estrambóticos de palabras o transiciones de diapositivas 
  • Colores estridentes o mal mezclados
  • Listas con viñetas interminables
  • Mucho texto copiado y pegado
  • Imágenes de escasa calidad y sin mencionar los créditos correspondientes
  • Estancarse durante mucho tiempo en una diapositiva
  • No seguir cierta homogeneidad en el diseño de todas las diapositivas
  • Leer diapositivas


Me atrevo a dar unos sencillos consejos para las diapositivas que solemos diseñar habitualmente, ya sea en Impress, PowerPoint o Google Drive:

  • Utiliza un tamaño de letra considerable. Depende del tipo de letra que utilices, pero utiliza como mínimo un tamaño 30-40.
  • No insertes mucho texto en cada diapositiva. Evita las viñetas. Utiliza mejor dos diapositivas en lugar de una para explicar algo. Sintetiza lo máximo.
  • Inserta un gráfico por diapositiva. Que se distingan bien las cifras o dibujos utilizados. Utiliza al máximo el espacio de cada diapositiva.
  • Inserta imágenes de calidad alta. Puedes utilizar todo el espacio de la diapositiva. Menciona las fuentes en la imagen o en una última diapositiva (se nos olvida muy a menudo).
  • Utiliza en alguna diapositiva el humor para evitar el tedio. Pero con cuidado...
  • Utiliza fondos de diapositiva claros u oscuros según la sala donde vayas a presentar. El fondo blanco o negro nunca falla.
  • Revisa la ortografía y gramática.
  • No repartas nunca antes tu presentación en papel o por mail. Evitaras que pasen de ti o desconecten de tu discurso. 
Algunos buenos ejemplos:


photo credit: christopherdale via photopin cc

domingo, 6 de enero de 2013

PROBLEMAS Y SOLUCIONES CON LAS TABLETS EN EDUCACIÓN

Todo apunta que este año seguirán batiéndose records de ventas de tablets (o tabletas quien lo prefiera). A nivel educativo hay todavía contadas experiencias; debidas seguramente al alto coste que suponen aún para centros educativos y alumnos.

De todos modos, tenemos ya algún estudio en marcha en España como el que está realizando el Grupo DIM:
http://peremarques.net/tabletasmetainvestigaci%C3%B3n.htm que cuenta con varias experiencias con estos dispositivos en todos los tramos educativos en varias escuelas españolas.

Desde mi aún escasa experiencia personal, desde inicios del presente curso en la Formación Profesional, podría destacar los siguientes problemas en el uso de las tablets en el aula:
  • Problemas con la conexión a Internet. Menor cobertura wifi para dispositivos móviles en algunas ocasiones. 
  • Versión móvil sin todas las funcionalidades de ciertas webs. En especial si trabajas con Google Apps. 
  • Menor velocidad de escritura con el teclado táctil de la tablet.
  • Menor manejabilidad del alumno con sistemas operativos diferentes al Windows: mayoritariamente Android o  iOS.
  • Dificultad de encontrar buenas aplicaciones gratuitas.
  • Necesidad de introducir una cuenta personal en cada tablet para poder descargar aplicaciones o utilizar algunas. Esto puede causar problemas de seguridad en la intimidad personal si no somos cautos.
  • Dispersión de los alumnos con aplicaciones lúdicas, redes sociales u otras webs.
Entonces, ¿dónde están las bondades del uso de estos dispositivos? ¿merece la pena el esfuerzo económico o personal para manejar estos dispositivos?
Personalmente, a parte de los problemas técnicos que aún surgen en una tecnología incipiente, el mayor valor añadido que encuentro está en la necesidad de que los alumnos aprendan a utilizar una tecnología que sin lugar a dudas será utilizada mayoritariamente en cualquier puesto de trabajo. Es fundamental que los estudiantes se mentalicen de que hay que tener la mente abierta a utilizar diferentes dispositivos, aplicaciones y sistemas operativos. La capacidad de ADAPTACIÓN es fundamental en nuestros días. Por suerte o por desgracia, la tecnología avanza exponencialmente (aunque sea muchas veces por motivos consumistas).

Leer noticia:

De todos modos, las soluciones a los problemas arriba mencionados podrían ser las siguientes:

  • Descarga de aplicaciones que mejoran la capacidad de la tarjeta wifi de la tablet: http://androidzone.org/2012/05/mejores-aplicaciones-android-para-mejorar-senal-de-red-y-conexion-wi-fi/
  • Contratar una línea en el centro de uso exclusivo para los dispositivos móviles. Ya está cerca la fibra óptica en algunas zonas.
  • Cambiar las páginas web a versión Escritorio o incluso cambiar de navegador. De todos modos, ya se están mejorando notablemente las versiones para dispositivos móviles.
  • Adquirir tablets con posiblidad de añadir teclados. Existen varias marcas en el mercado como los módelos de Asus: http://eee.asus.com/
  • La alta penetración de los smartphones en los alumnos facilita el manejo de los sistemas operativos de las tablets.
  • Alto crecimiento de bases sobre aplicaciones educativas para Android o iOs. Por ejemplo: http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/software-educativo/1070-las-mejores-aplicaciones-educativas-para-android
  • Formar previamente al alumno sobre los riesgos en el uso de las claves y cuentas personales en dispositivos y/o redes públicas.
  • Seguir los consejos de Pere Marqués con el uso de dispositivos o equipos informáticos: hay que estar siempre situados detrás de los alumnos, pasearse, evitar sentarse en la mesa del profesor. Evitamos distracciones o usos indebidos.
Como siempre, el tiempo nos dirá...


photo credit: kenjonbro via photopin cc

sábado, 5 de enero de 2013

CARTA EDUCATIVA A LOS REYES MAGOS

Aprovechando el día de la cabalgata de Reyes, ya que no suelo escribir la carta correspondiente, voy a hacer uso de este espacio para realizar mis peticiones inmateriales y pseudoeducativas correspondientes. Aunque me he portado regular, espero algo me traigan.

Queridos Reyes Magos, os pido, y no por orden de importancia, los siguientes deseos:
  • Dosis de paciencia abundantes en lo que queda de curso académico
  • Una conexión wifi con menos cortes y más alcance para los dispositivos móviles de mi escuela
  • Más trabajo en equipo con estudiantes y profes.
  • Horas de trabajo más largas para aprovechar el día.
  • Más organización personal y académica.
  • Seguir motivado en mis clases y motivar al igual a mis alumnos.
  • Transmitir mejor lo que quiero que aprendan en mis clases.
  • Más y más formación para mi y mis compañeros.
  • Más apoyo de la administración y la sociedad a nuestro trabajo.
  • Y lo que Sus Majestades quieran...


photo credit: ideagirlmedia via photopin cc

viernes, 4 de enero de 2013

INAUGURO BLOG: eFePeando

Finalmente el nuevo año me ha animado a crear este blog personal con propósitos educativos (al menos esa es la intención). Un blog creado gracias a ese patio, comunidad o universo tuitero que me ha enseñado tantos y tantos recursos en los que poder apoyarme; tantos blogs de los que poder disfrutar y aprender.

Espero que esta nueva herramienta de comunicación no caiga en saco roto (por mi desidia) y poder hacer uso de ella con mis queridos alumnos y el resto de internautas con los que comparto intereses.  Un blog para compartir materiales de interés con profes y estudiantes de Formación Profesional. Enfocado desde mi uso intensivo, a veces en demasía, de las muy famosas TIC o nuevas tecnologías. Sin dejar de lado mi experiencia profesional, eFePeando, en los ciclos formativos de Comercio Internacional y Comercio de la F.P. española.

Ahora solo me falta seguir creando, buscando tiempo debajo de las piedras, interactuar más con mis alumnos (si se dejan) y seguir en busca de ese Santo Grial, llamado también  motivación, de los estudiantes. 

Aunque cada vez creo más que una de las claves está en la paciencia. Al menos en mi caso...

Aún espero que los alumnos tiren de mi y seguir pedaleando sin perder el ritmo. ;)

"Perder la paciencia es perder la batalla"
Mahatma Gandhi