sábado, 13 de julio de 2013

CERRADO POR VACACIONES

Cierro el quiosco por vacaciones. De momento, y hasta septiembre, dejo este blog para dedicarme a otros menesteres más mundanos. Un blog que da satisfacciones pero que requiere su tiempo. La familia y mi salud mental se merecen una desconexión casi total del mundo educativo. Aunque algo seguiré -dichoso móvil- a través de Twitter.

Hemos pasado un curso y un año 2013 desapacible, con reformas ( o contrareformas) a la vista: la futura LOMCE, liberalización de la FP en Madrid, FP Dual, etc. Aún así, espero comenzar con ganas renovadas el curso próximo; gracias al ánimo y palabras de apoyo de Jorge Arévalo hacia los profesores de Formación Profesional (ver entrada de reFP.org). Un curso lleno de proyectos y nuevas ideas, posible gracias también a las redes virtuales de profesores y al apoyo de compañeros y amigos de mi claustro.

Nos espera un curso renovado y apasionante, pese a las decepciones que sufrimos por parte de las administraciones educativas. Aún así,  tenemos muchas posibilidades en nuestras manos. En todas las etapas de nuestro sistema educativo, y aún más en la FP, necesitamos grandes dosis de innovación, creatividad, metodologías activas y colaboración. Una programación con sólo un libro de texto detrás no es suficiente. La sociedad nos demanda un cambio y una adaptación para seguir formando buenos alumnos; con el hándicap de unas exigencias mayores que nunca. La cooperación entre centros educativos y profesores es vital. El cambio de chip es imprescindible: la autoformación constante y la motivación en nuestra tarea ya no son sólo cosa de unos frikis amantes de las TIC. No se lo merecerían nuestros alumnos.



En fin. Espero seguir disfrutando de todos los que seguís dando guerra en el mundo virtual y real -mundos ya inseparables-.  De momento,  me esperan algunas lecturas pausadas, prensa en papel bajo la sombrilla, visitas turísticas y jugar con los niños lo no jugado durante el año. Buen verano colegas.

photo credit: M I T C H Ǝ L L via photopin cc

miércoles, 10 de julio de 2013

GUÍA BÁSICA METODOLOGÍA FP=2+1

En una entrada reciente "Reflexionando sobre metodología: FP =2+1" comentaba la necesidad de actualizar metodologías y los sistemas de evaluación clásicos en nuestra FP. Concretando acerca de este modelo, os dejo con la siguiente guía. Una guía que sólo pretende ser un comienzo, unas ideas a desarrollar y adaptar, de un cambio necesario. Un cambio que exige tener en cuenta la vertiente personal y profesional de cada alumno. Un cambio que precisa una evaluación más equitativa y en función de las necesidades que la sociedad actual demanda.

Para ello, he tomado como base el currículum bimodal de Pere Marqués, añadiendo una serie competencias personales básicas para un profesional. Un modelo que denominamos FP= 2+1. Dos de bimodal (memorizar y saber hacer) y uno por la competencias personales.

A continuación, recomiendo una serie de pasos básicos a seguir para unificar nuestro marco de actuación; pudiéndose adaptar este modelo a la realidad de cada ciclo o módulo.

1º SELECCIÓN DE CONTENIDOS. Elaborar un listado con el glosario básico de cada evaluación. En este glosario podemos incluir conceptos, procesos, hechos...  Este listado se entregará a los alumnos al principio del curso sin incluir las definiciones de cada término. 

Se puede, y es conveniente, realizar un glosario más allá de los contenidos incluidos en el libro de texto (en caso de que lo utilices). A lo largo de cada evaluación se trabajarán este listado mediante varios tipos de actividades. Este listado se puede trabajar online (cuenta personal tipo Google Drive) o mediante apuntes propios de cada alumno (en papel).

Para el apartado de COMPETENCIAS PERSONALES seleccionaremos previamente los aspectos que consideramos más relevantes para el alumno. Recomiendo los siguiente cuatro aspectos; cada uno que se evalúe positivamente supondrá 1/4 de la nota del apartado de competencias personales (ver punto 3º): 
  • Puntualidad y asistencia con el material necesario
  • Respeto a los compañero y al profesor.
  • Trabajo en equipo: compañerismo, responsabilidad, colaboración, gestión de conflictos...
  • Autonomía e iniciativa: trabajo diario, participación, actitud profesional, innovación...
2º DISEÑO DE ACTIVIDADES. Diseñar y programar las actividades de aprendizaje que se van a realizar para reforzar el listado anterior. Con ayuda de estas actividades cada alumno cumplimentará y desarrollará el glosario entregado. Diferenciamos entre actividades para el “saber hacer”, con ayuda de la memoria auxiliar, y actividades memorísticas sin ningún tipo de ayuda externa. 

La metodología utilizada es aquí un aspecto fundamental. Se pretende que el alumno sea parte activa del aprendizaje y el profesor oriente al alumno en cada actividad programada. Cambiar el modelo clásico centrado en las exposiciones del profesor y el uso del libro de texto como material principal a otro modelo más colaborativo e integrado con los recursos que nos ofrecen las TIC. 

Posibles actividades con ayuda de la memoria auxiliar (SABER HACER):
  • Exposiciones orales de los alumnos: individuales o en grupo
  • Casos prácticos o talleres contextualizados en situaciones reales o simuladas
  • Exámenes con material (libro, apuntes, Internet...) y tiempo limitado de realización
  • Cualquier otra actividad que fomente la innovación y la creatividad de los alumnos: uso educativo y profesional de las redes sociales, Google Apps, PBL, pecha kuchas, debates, edición de videos o podcasts, uso de blogs, aplicaciones para tablets o smartphones, etc. Aquí es básico el PLE/PLN de cada docente.
Posibles actividades memorísticas sobre el glosario (MEMORIZAR):
  • Exámenes escritos tipo test o a desarrollar
  • Exámenes orales
  • Simulación de exámenes autocorregibles (en papel u online)
  • Ampliar el glosario a memorizar para subir nota. Introducir un apartado voluntario en cada examen con este glosario complementario.

3º CÓMO EVALUAR. Reflexionar sobre la importancia que daremos a cada uno de las tres variables: memorizar, saber hacer y competencias personales. Entre un 20% y un 40% para cada una, de modo que la suma de las tres suponga un 100% de la nota de cada evaluación. Recomiendo no superar el 40% en la parte de memorística.

Para superar la evaluación deberá aprobar cada una de las tres partes; quedando pendiente de recuperación la parte no superada. El saber hacer y la parte a memorizar podrán recuperarse mediante algún tipo de las actividades propuestas. Mientras que las competencias personales pueden recuperarse de forma continua en las evaluaciones siguientes.

Es importante que el alumno conozca al detalle, previamente y por escrito, nuestro sistema de evaluación. Para la nota final de curso se podrá realizar la media aritmética de las notas de las tres evaluaciones, teniendo en cuenta el progreso personal del alumno a lo largo del curso.

Espero vuestros comentarios y sugerencias como eFePeros...

photo credit: HikingArtist.com via photopin cc

martes, 9 de julio de 2013

NUEVOS DEBERES Y DERECHOS DEL DOCENTE

Tiempo de eventos sobre educación. Novadors esta semana en Castellón y Alcoy,  Aulablog en San Sebastián. Disfruté de una jornada en Novadors, y pude seguir el resto de eventos a través de Twitter. Pero, sobre todo, percibí el cambio necesario en nuestro sistema educativo. Un cambio aún descompasado; donde la sociedad va más deprisa que los docentes. Un cambio que ya lideran profesores innovadores. Profesores  que deben guiar a otros muchos que necesitan un pequeño empujón o una perspectiva diferente.

Como profesores, los alumnos y la sociedad en general, nos demandan un cambio en nuestro rol. Un rol que se amplía y modifica. Un rol con nuevas exigencias que nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Un nuevo rol que rompa con el modelo de enseñanza heredado y nos acerque al uso de metodologías activas. Vivimos una etapa interesante, con demasiadas incertidumbres, pero con la obligación de cambiar nuestra forma de enseñar y aprender. Unas obligaciones que, a la postre, motivan tanto a docentes como alumnos. 

En pleno siglo XXI todo profesor tiene una serie de deberes como profesional de la enseñanza:

  • Reflexionar pausadamente cada curso sobre la forma de enseñar, las metodologías y la evaluación utilizadas.
  • Conocer las demandas de la sociedad: alumnos, familias, empresas.
  • Colaborar, cooperar y compartir materiales y recursos con el resto de profesores, tanto en el centro educativo como a través de Internet.
  • Formarse y actualizar, anualmente, los conocimientos específicos y didácticos.
  • Adquirir unas competencias digitales mínimas.
  • Estar implicado en la educación integral de los alumnos.
  • Ser flexible, saber adaptarse a nuevos alumnos y nuevos tiempos. 
  • Comunicar nuestras buenas prácticas y la importancia de nuestra tarea en la sociedad.
  • Atreverse, y esforzarse, a innovar en el aula.

Sin olvidar, unos derechos que, como docentes, no debieran ser olvidados o minusvalorados:

  • Ser escuchados, y tenidos en cuenta, por las administraciones educativas, políticos u otros dirigentes educativos.
  • Trabajar en una  relativa certidumbre, sin vaivenes políticos, y conociendo los cambios con una antelación suficiente.
  • Ser valorados, y prestigiados en la sociedad,  por nuestros representantes políticos.
  • Recibir una formación adecuada, libre de intereses no educativos, y de carácter innovador.
  • A la difusión, por parte de las administraciones educativas, de nuestras buenas prácticas. 

Concluyendo, como titulé en mi camiseta de Novadors13, aún siendo exagerado: "Renovadorse o morir"

miércoles, 3 de julio de 2013

PROFESORES VAGOS

 A estas alturas del año es fácil escuchar comentarios hirientes, irónicos o malintencionados sobre las largas vacaciones de los profesores. No oculto la suerte que tenemos a la hora de conciliar la vida laboral con la personal en estas fechas. Más aún si tienes el privilegio de ejercer una profesión de forma vocacional. Un trabajo relativamente bien pagado, gratificante y con muchas posiblidades en su ejercicio. 

Percibo cierta animosidad con nuestra profesión. Quizás existe un problema de comunicación o que pagan justo por pecadores. Quizás muchos desconocen las horas de preparación que conlleva un curso. Que durante el año no desconectamos de nuestra labor al llegar a casa. Que los fines de semana dedicamos tiempo para las actividades del lunes. Que durante las vacaciones nos formamos o asistimos a cursos pagados de nuestro bolsillo. Que en ocasiones desasistimos a nuestras familias para atender mejor a nuestros alumnos. Que el trabajo no se acaba nunca y que es díficil sustraerse del mismo. Que ya estamos reflexionando, con más o menos estrés, sobre el curso próximo.

Seguro que hay profesores vagos. Como hay empresarios vagos, vendedores vagos, ingenieros vagos, oficinistas vagos, etc, etc. Seguro que podríamos, y deberíamos, evaluar mejor el desempeño de cada docente. Seguro que ciertas demandas sindicales de generalizar la jornada intensiva, sin ningún estudio que demuestre su idoneidad, no ayuda a mejorar nuestra imagen. Pero, todo ello, no puede desprestigiar la labor de muchos docentes que se implican en su trabajo. Muchos profesores que podrían servir de guía y acicate a aquellos que sólo cumplen con el expediente. Por dejadez, desánimo o falta de empuje. Faltan líderes educativos que ayuden a que se nos valore y a que valoremos nuestra profesión.

Gracias a Internet, las redes sociales o los blogs educativos, tenemos unas posibilidades inmejorables para difundir nuestro trabajo y nuestra pasión por la enseñanza. Propagar y contagiar una ilusión pese a la incertidumbre económica o legislativa. Seguir avanzando pese a las críticas o el ministro de turno. 

Y qué mejor, en esta época del año, que unas estrofas del poema "Ara" de Alexandre Bataller, que me atrevo a traducir:

 "Ahora que el curso acaba,
ahora que me rehago y recomienzo,
ahora que todo vuelve a ser nuevo

Ahora que el curso acaba
el camino se abre en nuevos senderos,
un esfuerzo que no ha sido en vano"


photo credit: Nico Rocho™ via photopin cc