lunes, 8 de septiembre de 2014

PROFESORES SIN VERGÜENZAS

Como se dice habitualmente: "Las comparaciones son odiosas". Parece que una gran mayoría del profesorado no se atreve a publicar o compartir por la red su trabajo diario, sus proyectos o creaciones. Me da la impresión de que nos fijamos demasiado en aquellos profesores que sí visibilizan su trabajo y ponen el listón muy alto. 

Un listón que nos puede servir de guía o inspiración, pero no para dejarnos con ese sentimiento de:  "...mi trabajo no tienen ningún valor, es poca cosa..." o percepciones similares. Muchos docentes parecen tener vergüenza o no sentirse dignos de publicar algo propio. No se dan cuenta de lo mucho que nos perdemos los demás al no hacer visible su trabajo. En un post anterior insistía en ello: "Profesor: ¡hazte visible! por favor". Montar un blog, subir un documento público a Google Drive o a otra plataforma, montarse un sitio web docente -con Google SitesWeebly Wix- y compartirlo a través de Twitter, Facebook o Google +,  es relativamente sencillo.

Competir entre educadores y docentes no tiene sentido alguno. Compartir sin reparos, guardando las normas mínimas de atribución de contenidos (tipo Creative Commons) es sano y esencial, pese a los plagiadores de turno. Es fácil encontrar muchos recursos en Internet, aún así, estoy convencido de que es una mínima parte de la creación real de los miles de docentes en activo. Es demasiado habitual tropezarse en la Red con los mismos nombres en determinadas materias o conocimientos.

Si es fácil quejarse en voz alta o protestar de lo que nos disguta, más fácil debiera ser compartir nuestras experiencias en el aula. Los materiales, que creamos con mimo curso tras curso, son útiles para trascender del aula y de nuestra escuela. Aunque nuestros alumnos son lo primero, resulta reconfortante ser valioso para otros colegas. Vale la pena dejarse la vergüenza en casa y compartir nuestros tesoros...

photo credit: EssjayNZ via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario