jueves, 25 de diciembre de 2014

TÍTULOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL CON FUTURO

Así como hay profesiones futuras que no existen en la actualidad, también hay profesiones, más o menos novedosas, que no se pueden cursar en ningún ciclo de Formación Profesional. De hecho, muchas competencias profesionales actuales y futuras, no aparecen descritas en ningún título oficial, ya sea LOGSE o LOE. 
Os dejo, en cierta clave de humor, con algunos de los títulos que las administraciones educativas o de empleo, podrían plantearse para un futuro próximo:
    fp futuro títulos formación profesional
  • Político educativo. Formar políticos profesionales dedicados a dialogar y legislar consensuadamente, escuchando al sector docente, es una profesión muy necesaria hoy día. Estudiar módulos para prevenir medidas populistas, evitar la obsesión del inglés y los test PISA, trabajar las disciplinas artísticas o crear normas contra el abuso de los deberes escolares, podrían formar parte del currículo. 
  • Coach. Otra profesión con gran demanda, o mejor dicho, con exceso de oferta. Podemos encontrar el coaching en cualquier sector; ya hay mucho curso para formar futuros coaches. Tan sólo nos queda el Técnico Superior en Coaching. Aunque, ¿podremos orientar a otros sin experiencia de vida o un recorrido profesional? Las FCT podrían ser infinitas en el tiempo...
  • Profesor de FP. Un título de FP para ser profesor/a de FP no nos vendría mal a más de uno. Ponerse a dar clase con una titulación superior o un mediocre CAP (o Máster en formación del profesorado) es habitual -e insuficiente- para enseñar en la actualidad. Aprender nuevas y viejas metodologías, desarrollar competencias emocionales o manejar mínimamente las TIC, sería algo básico para ser un profesor efepero profesional.
  • Lector profesional. Una profesión a la que muchos nos apuntaríamos si, sólo por leer durante cada jornada, obtuviéramos una remuneración. Un título con módulos que abarcasen todos los estilos literarios, sólo por el placer de leer, ya sean novelas, poesía, manuales de bricolaje o cómics. 
  • Conferenciante. Una profesión que parece dar mucho de sí por la cantidad de biografías donde aparece este término. Practicar la oratoria, la escenificación, el uso del Powerpoint y saber mucho de "algo" pueden resultar eficaces en cualquier auditorio. Afortunadamente, hay muchos garitos para realizar las FCT (formación en centros de trabajo).
  • Runner. La moda del running, footing o correr -como se ha dicho toda la vida- parece que ha llegado para quedarse. Pese al dicho, correr es de cobardes, ya son muchos los miles de personas de todas las edades que dedican gran parte de su tiempo libre al entrenamiento y práctica de este deporte. Un rostro enjuto sería imprescindible para conseguir la titulación.
  • Tuitero, instagramer o bloguero profesional. Cualquier empresa o profesional que pretenda estar actualizado, no puede dejar de lado el uso de las redes sociales o montar un blog para posicionar su marca. Un módulo para manejar con sensatez las redes sociales, aprender a comunicarse o compartir recursos, vendría muy bien para empresas o incluso profesores y centros educativos. Eso sí, estaría prohibido subir selfies, con o sin espejo, y tus fotos de la comida diaria.
  • Monologuista. Pese a que ya hay mucho conferenciante, ponente o docentes dedicados al monólogo serio como filosofía de vida, no estaría mal un título profesional para llevar el humor a las aulas o a otros espacios soporíferos. Sería mucho más llevadero acudir a algunos actos donde el ponente no sólo venda, sino además entretenga. 
  • Comentarista de medios de comunicación. Aprender a manejar los medios, la oratoria, los insultos, la demagogia, la crispación, la objetividad, las cifras, podrían ser competencias profesionales muy útiles para visitar un plató como contertulio habitual. Y cualquiera puede hacerlo...
  • Hortelano urbano. Esta profesión la apunto por debilidad personal. Formar agricultores especializados en el cultivo de terrenos urbanos baldíos, podría ser un buen medio para fomentar el empleo, la sostenibilidad y la ecología. Quizás mejoraríamos nuestra calidad de vida con ciudades repletas de técnicos hortelanos.
¿Alguna otra idea para un nuevo título de Formación Profesional?

photo credit: cometstarmoon via photopin cc

viernes, 19 de diciembre de 2014

EVOLUCIÓN, PLANIFICACIÓN E IMPROVISACIÓN DOCENTE

La incertidumbre que nos toca vivir a los docentes (inquietos) en la actualidad no parece ser comparable a la vivida en anteriores épocas. La constante evolución de las metodologías, el desarrollo de nuevos y pasados modelos didácticos, la necesidad latente de pasar de una escuela tradicional a otra escuela más tecnológica o alternativa, nos lleva a muchos docentes a un cuestionamiento permanente de nuestra labor.

Este cuestionamiento se plasma a la hora de abordar las programaciones, pero, sobre todo, a nuestra forma de (inter)actuar durante las clases. No dar tanta importancia a los contenidos, más cambiantes que nunca, o buscar un funcionamiento democrático real en el aula, provoca inseguridades a los que hemos mamado de una escuela directiva donde el libro de texto y los exámenes eran un cimiento seguro. Te sientes inseguro cuando crees que el alumno abusa de tu tolerancia, o te falla el convencimiento cuando percibes que el alumnado no se implica en tus "diferentes" actividades. 

A la postre, en mi caso, acabo en ocasiones añorando aquellos "felices" años donde con un libro o unos apuntes eternos, tenías el reinado del aula garantizado. Por suerte, me dura poco la nostalgia. Por suerte, sí noto más aprecio en unos alumnos que disfrutan aprendiendo en clase. Por suerte, una mayoría se esfuerza e interesa. 

Por ello, y sabiendo que no existe un manual del docente diez ni coaches con fórmulas magistrales, sí creo en la esencial necesidad de evolucionar como profesionales. Sí creo en la improvisación como herramienta que quebranta el tedio en el aula. Creo igualmente en la planificación, pero en el sentido de una reflexión constante de nuestra enseñanza y aprendizaje. Y, también creo, aunque me cuesta abordarla con eficacia, en la importancia del esfuerzo. Un esfuerzo a trabajar desde la coherencia personal, donde el alumno pueda sentir nuestra pasión por el aprendizaje.

Para terminar, os invito a leer estos dos artículos que te dejan con aún más vacilación:

photo credit: byronv2 via photopin cc

lunes, 15 de diciembre de 2014

15 REGALOS DE NAVIDAD PARA ALUMNOS


En la línea del post de Fernando Trujillo, "15 regalos de navidad para docentes", me atrevo a recomendaros otros tantos regalos más o menos convencionales destinados a jóvenes alumnos. Todo ello con la idea de disfrutar y aprender, al mismo tiempo si cabe, con otras actividades y objetos por desgracia menos habituales en las aulas.

1. Una suscripción Premium a Spotify. Un buen regalo para disfrutar de toda la música online u offline sin necesidad de consumir esos megas tan apreciados en los móviles de los más jóvenes. Y de paso, apostar por una alternativa al pirateo habitual. Actualmente hay una oferta de 0,99 euros durante tres meses. También hay otras opciones gratuitas y de pago con Rdio o Google Play Music

2. Construye un robot con Lego Mindstorms y de paso aprende a programar. Una opción fantástica pero a un precio prohibitivo, casi 400 euros... Algo más económico, y también interesante, es alguno de los productos Lego Architecture con los que construir un edificio emblemático.

3. Lectura digital sin límites. Una suscripción a Kindle Unlimited permite por 9,99 euros/mes el acceso a más de 700.000 títulos. Su libro electrónico más barato está por 79 euros actualmente. Como alternativa siempre nos queda regalar una visita guiada a la biblioteca pública más cercana, habitualmente desconocida... 

4. Un pack para comenzar a cultivar un huerto urbano en la terraza de casa. Todos los utensilios necesarios en tu casa a partir de 130 euros en la web de La habitación verde. Una alternativa a los urbanitas enganchados a la tecla.

5. Esta me la copio de Fernando Trujillo. Un juego de mesa original de la tienda online ¿Jugamos una?. Con Dobble como el más vendido. Una alternativa clásica a la popular videoconsola. 

6. Una camiseta de Lola camisetas un tanto faltona, pero con mensaje para todos los públicos. Como dice en su web al respecto de su diseño: Madurando. Lo mejor es no llegar a llenar nunca la barra del todo, porque sino se vuelve todo más aburrido, ¿no crees? 

7. Una docena de fotos impresas con Dum Dum en formato Polaroid con imágenes del Facebook o Instagram del chaval o sus amigos. También en formato galleta comestible...

8. Una cafetera italiana Bialetti. Ahora que están de moda las bebidas energéticas, que mejor que apostar por un buen café para levantar el ánimo y aguantarnos cada clase. Una opción económica y bastante más sana. 

9. Monument Valley. Una app para disfrutar de un juego diferente en Android o iOS desde el móvil o tableta. Un regalo para seguir fomentando la hiperconectividad. 

10. Una kufiya solidaria destinada a recaudar fondos por la Agencia española de la ONU para los refugiados - UNRWA. Una buena ocasión, nunca está de más, para hablar sobre los millones de refugiados en Palestina, Siria y otros países. 

11. Mochila personalizada en Radikal designs. Un buen regalo para la reflexión docente sobre el elevado número de libros de textos que utilizamos o los deberes, muchas veces inútiles, con los que cargamos las espaldas del alumno.

12. Un kit de manualidades creativas de Make and Do. Nunca es tarde para retomar esa 
vertiente artística, desafortunadamente abandonada, al terminar la etapa infantil. 

13. Un curso online de escritura creativa para adolescentes amantes de la lectura que aún tienen vergüenza para escribir sus propios relatos. También hay un curso práctico para 
adultos a través de la web Escuela de escritores

14. Un reloj chuleta modelo básico o directamente un smartwatch de última generación. Un dispositivo que comenzará a ser prohibido durante los omnipresentes exámenes memorísticos. 

15. Y por último, para los ciclistas urbanos, un casco plegable Carrera para proteger el "coco" de los estudiantes. Por aquello de "nunca se deja de aprender". 

¿Alguna otra idea?

miércoles, 10 de diciembre de 2014

DISEÑAR EN EL AULA CON CANVA

diseño aula educación canva
Nunca ha sido más fácil diseñar digitalmente un cartel, una postal, una invitación, un folleto, una infografía, un collage de fotos, un fondo para tu cuenta en Twitter o Facebook, o incluso una tarjeta de visita de nuestra escuela. A través de la web Canva.com podemos realizar, de un modo sencillo, cualquier tipo de composición ajustada a unos tamaños ya predeterminados según nuestras necesidades.


Tan sólo hay que registrarse en su web y crear una cuenta personal. Los únicos inconvenientes son: su página web está en inglés y la versión móvil sólo cuenta con una aplicación para iPad, eso sí, gratuita.

De todos modos, las ventajas superan estos leves inconvenientes. De momento, podemos editar y compartir, de modo gratuito, cualquier diseño utilizando nuestras propias imágenes. Aunque también podemos insertar, imágenes o ilustraciones atractivas de pago que, en caso de ser incluidas, nos dejará una marca de agua en la imagen o PDF final (ver imagen superior).


En cualquier centro educativo precisamos crear diseños para comunicar. Incluso, trabajar el diseño en clase, en cualquier materia o asignatura, es una buena excusa para motivar al alumno y aprender con otras herramientas (leer post Diseño y profesores: ¿son compatibles?). Otras utilidades para el aula o nuestro centro educativo podrían ser:

  • Personalizar nuestros perfiles en las redes sociales con la opción Facebook Cover o Twitter Header.
  • Realizar e imprimir carteles (Poster).
  • Diseñar collages (Photo collage) o infografías (Blog graphic).
  • Editar invitaciones para enviar por correo electrónico o a través de nuestras RRSS (Invitation o Card).
  • Diseñar presentaciones (Presentation) y exportarlas luego a PDF para ser visionadas. 
  • Realizar folletos informativos para la escuela o con los alumnos (Real State Flyer).
  • Confeccionar una publicación digital con Document (A4) que nos permite añadir cuantas páginas precisemos. Luego puede ser transformado el PDF resultante a una versión multimedia desde la web Yumpu.com.

Como comentaba anteriormente, tan sólo necesitamos seleccionar el tipo de diseño que estamos buscando, según el tamaño que precisamos medido en píxeles o centímetros:


diseñar aula canva educacion colegios escuelas centros educativos

Si por ejemplo quisiéramos enviar una invitación digital por email, podríamos seleccionar el tipo de diseño llamado Social Media. Una vez seleccionado, añadimos una de las diferentes plantillas -LAYOUTS- si queremos, de un modo rápido, realizar nuestra invitación:


También podríamos ir insertando textos -TEXT- o modificando el fondo del diseño -BKGROUND- a nuestro gusto y sin utilizar plantilla alguna. Otra opción disponible -UPLOADS- nos permite subir nuestras propias imágenes. Aunque desde el apartado SEARCH podemos encontrar muchas imágenes clasificadas, gratuitas o de pago, para insertar textos, barras, formas, bocadillos, iconos, fotografías, botones, gráficos, etc.



En este ejemplo, he seleccionado una plantilla y le he insertado una estrella, cambiando tan sólo el texto interior. Por último, sólo nos queda descargar nuestro diseño desde Download, ya sea como imagen en un archivo PNG (As an image) o como un PDF (High quality PDF). 



Podremos compartir por las redes sociales este diseño, e incluso, enviar por correo electrónico y permitir a otro usuario, que disponga una cuenta en CANVA, la edición colaborativa del mismo. Es necesario marcar la casilla: Share/email as an editable design.



Así quedaría este diseño final realizado en pocos minutos:


sábado, 6 de diciembre de 2014

LA TECNOLOGÍA NO REVOLUCIONA LA EDUCACIÓN

Que la tecnología o las llamadas TIC no están suponiendo ningún cambio radical en la educación, es más que evidente. Tenemos ejemplos suficientes, en la actualidad y a lo largo de la historia, de la insignificancia de la tecnología como motor del cambio educativo. Los docentes somos la mejor herramienta para transformar la experiencia académica del alumno y servir de acicate para su desarrollo personal y profesional. 

Podemos llenar de tabletas, portátiles, pizarras digitales, apps o móviles nuestras aulas, pero el cambio comienza en nosotros. Ya no sirve lo de siempre, pero sí podemos revolucionar con el ejemplo de aquel profesor/a memorable que encendió la pasión durante nuestros años escolares. De los muchos años que pasé en las aulas, he olvidado el 99% de lo que estudié en libros de texto, pero sí me ha dejado huella el manual de ortografía escolar utilizado con pasión por Don Andrés o las diapositivas de Juanjo sobre Arte para preparar el acceso a la Universidad. El resto de artilugios, calculadoras, manuales, castigos, premios, deberes o boletines de calificación pasaron sin pena ni gloria durante mis 17 años de enseñanzas regladas.

Todo esto lo puedes encontrar perfectamente expresado en el siguiente vídeo. Un vídeo para reflexionar sobre la (no) importancia de las TIC la educación. Tecnología que nos ayuda a evolucionar, pero no a revolucionar la educación. El profesor, y no las TIC, es el único que puede al mismo tiempo "inspirar, desafiar, emocionar para que los estudiantes deseen aprender", como bien explica Derek Muller (@veritasium) en el vídeo al que llegué gracias al blog de Ben Rimes.



miércoles, 3 de diciembre de 2014

PROFESOR/A: ¿COMPARTES EN TWITTER?

Compartir los recursos didácticos, las experiencias en el aula, las herramientas didácticas, los materiales elaborados o las reflexiones personales es hoy en día más sencillo que nunca. No hace falta diseñar una web ni crear un blog personal, aunque esto último sería deseable, para publicar nuestro trabajo en el aula. Tan sólo es necesario enviar un tuit con con un enlace a nuestro material personal.

Twitter educación profesores docentes
Utilizar Twitter para aprender de las experiencias de otros docentes, buscar materiales o estar al día de lo que acontece en aulas de cualquier lugar del mundo está al alcance de cualquiera. Crear o subir un documento a Drive, hacerlo público, y pegar el enlace en un tuit es cuestión de segundos. Todo ello con la satisfacción de saber que podemos ser de utilidad a otros colegas docentes. Además de Google Drive tenemos otras opciones para subir y compartir públicamente nuestros recursos a través de un enlace: Ver post "Las mejores aplicaciones para guardar tus archivos en la nube" de @androcastellano

Tomar la costumbre de compartir nuestros materiales, sin vergüenza ni reparo, es algo sano y positivo para toda la comunidad educativa. Buscar contenidos a través de la barra de búsqueda de Twitter puede ser más provechoso que utilizar Google. Haz la prueba con la búsqueda avanzada, te lo recomiendo. Si una gran "minoría" colgamos en Twitter recursos y experiencias distintas al libro de texto o exámenes, estaremos ayudando a provocar ese cambio educativo necesario (ver artículo propio: "Cambio educativo ya").

Es una lástima que se pierdan en el ciberespacio muchas buenas experiencias docentes. Es una pena que algunos profesores guarden como tesoros sus recursos. Es lamentable que no nos esforcemos un poco más en compartir ese trabajo del que estamos orgullosos. Aún así, todas estas dificultades son fácilmente subsanables haciendo un uso activo de Twitter; pasar de un uso neutral  a otro empleo totalmente dinámico mediante tuits propios que enlazan a recursos personales. Porque todos comenzamos curioseando en Twitter, pero no todos, tristemente, nos convertimos en prosumidores (personas que consumen y a la vez producen y comparten contenidos en Internet).

Porque más vale morir de infoxicación, gracias a los muchos enlaces compartidos en la Red, que vivir atrapado a perpetuidad en un libro de texto.

photo credit: The Daring Librarian via photopin cc

lunes, 1 de diciembre de 2014

DISEÑO BÁSICO DIGITAL PARA PROFESORES

La formación del profesorado en relación a herramientas básicas de diseño digital es escasa o nula. Es habitual encontrar el mismo tipo de cartulinas, pósteres, pancartas o sucedáneos en casi todos los centros educativos. No todo son las formas, pero sí es un valor añadido utilizar aplicaciones o tener nociones básicas para presentar nuestras tareas de un modo lo más profesional posible.

Desafortunadamente, la formación artística es una "maría" en el sistema educativo actual. El diseño, la plástica u otras disciplinas artísticas se minusvaloran de un modo creciente conforme avanza curso el alumno. A lo sumo, se mantienen las cuatro reglas básicas para hacer un título en la libreta, escribir con buena letra, colorear sin salirse del dibujo y diseñar un Powerpoint con multitud de viñetas y movimientos extraños. Los más afortunados tienen habilidades innatas y realizan dibujos o presentaciones de un modo creativo, original y con estilo propio. El resto de los mortales seguimos anclados en nuestra herencia colegial...

Pero, ¿se puede aprender a diseñar o a ser creativos? ¿está el profesorado preparado para salirse del formato habitual? La tecnología nos permite diseñar y editar imágenes, documentos, presentaciones, publicaciones digitales, páginas web, etc. Tan sólo necesitamos trastear con diferentes herramientas aplicando unos conocimientos básicos de diseño. Por suerte, los menos talentosos disponemos de ayuda gracias a las plantillas de estas aplicaciones.

Aún así, necesitamos aprender cómo se mezclan colores, qué tipografía utilizar, cómo editar imágenes, la composición, etc. Más todavía en FP, donde en cualquier familia profesional es necesario presentar o publicar en Internet material personal o corporativo. Los siguientes enlaces contienen algunos conocimientos básicos que pueden ser de ayuda a la hora de diseñar nuestras publicaciones o recursos propios. 

COLORES: Con coolors.co dispones de multitud de colores que combinan con aquellos que tú decidas. Tan sólo tienes que fijar (lock) lo/s deseado/s y con la barra espaciadora te sugiere diferentes combinaciones cromáticas.

IMÁGENES: la selección y edición de imágenes tiene su miga. En Pixabay hay miles de fotos de calidad totalmente libres y gratuitas donde elegir. Si luego queremos editarlas, insertar textos, añadir filtros, retocar, etc... podemos hacerlo con Fotor, una herramienta online de fácil manejo.

TIPOGRAFÍA: leer con atención estos 24 consejos de Alberto Albarrán (@albertoalbarran) que nos deja en su presentación.

PRESENTACIONES: sigue algunos de los consejos que encontrarás en esta presentación traducida de Jesse Desjardins (@jessedee) para evitar el sopor habitual de las presentaciones realizadas tanto en Powerpoint, Prezzi, Drive o con cualquier otro medio. La herramienta es lo de menos y la tendencia es la sencillez. 

HERRAMIENTAS: altamente recomendable la aplicación Canva y su blog con multitud de consejos para el diseño de infografías, imágenes, plantillas, fondos, etc... Esta herramienta merece un post más detallado.

Estos y otros muchos recursos se pueden encontrar navegando por Internet o a través de Twitter. Tan sólo hace falta pararse a pensar de un modo diferente al habitual. No se trata de convertirse en un diseñador profesional, pero sí es posible dar un formato cuidado al trabajo que exponemos en público. 

photo credit: Sergiu Bacioiu via photopin cc