viernes, 18 de diciembre de 2015

REDES SOCIALES EN EDUCACIÓN: ¿CUECES O ENRIQUECES?

A riesgo de parecer raro, me parece que un el uso intensivo de imágenes que compartimos públicamente, la cantidad de redes sociales en las que estamos o el uso intensivo de los móviles, no está transformado definitivamente nuestras prácticas docentes.

Sigo observando un uso demasiado superficial de las redes sociales por parte de alumnos o profesores, Twitter principalmente, donde muchas cuentas son meros escaparates con escasa reflexión, pocos artículos o escasas interacciones relevantes para el elevado número de usuarios y profesores que poblamos el planeta tierra.

Sí es cierto que muchos hemos evolucionado gracias a estas redes, al uso de materiales compartidos en Internet o a las experiencias colaborativas que van surgiendo gracias a docentes generosos, comprometidos y con geniales iniciativas.

Sigo animando a compartir las experiencias en el aula, los libros leídos, las metodologías empleadas, los pensamientos, los blogs personales... No podemos quedarnos en simples publicadores de contenidos ajenos o fotografías resultonas de nuestras actividades académicas. Compartir la práctica docente es una actividad generosa que nos ayuda a trascender de nuestra aula y centro educativo. Compartir supone avanzar en el cambio educativo que necesitamos.

Proyectos colaborativos como "Dibújamelas", "Tertulias con sabor a chocolate" o los debates en Twitter con la etiqueta #XaTac5 son ejemplos de enriquecimiento mutuo. Sospecho que muchas veces, más que pocas oportunidades, es la falta de tiempo o las pocas fuerzas lo que nos impiden enrolarnos en nuevos proyectos con compañeros virtuales. Aún así, no podemos dejar pasar todas estas oportunidades de aprendizaje que nos ayudan a cambiar de perspectiva y rompen las dinámicas habituales del aula sin caer únicamente en modas pasajeras.

Podemos quedarnos aferrados a lo de siempre, cociendo lo mismo, "yo me lo guiso, yo me lo como...". O podemos enriquecer nuestra labor disfrutando de esencias exóticas y con nuevos convidados reales o virtuales en nuestro mismo pupitre.

photo credit: Steam & gleam via photopin (license)

martes, 15 de diciembre de 2015

10 COMPETENCIAS PERSONALES PARA ALUMNOS DE FP

No es ningún descubrimiento que las competencias personales de los alumnos de Formación Profesional, futuros trabajadores, son fundamentales en su empleabilidad. Lo que no es tan evidente es la relativa importancia que damos a estas competencias en la programación de los distintos módulos que componen cada ciclo formativo.

competencias personales alumnos FPPodemos caer en una formación demasiado técnica en detrimento de unas habilidades personales más valoradas en el mundo empresarial que cualquier otro título técnico. Por ello es esencial contemplar el desarrollo de estas destrezas de un modo transversal para enfrentarse con los mejores recursos al mundo laboral. Evaluar no sólo a través de exámenes memorísticos, fomentar el aprendizaje colaborativo entre los alumnos y junto al profesorado, aprender a utilizar el lenguaje formal o trabajar la inteligencia emocional pueden ser algunas vías disponibles.

Recientemente, un mando de una empresa multinacional del sector logístico, nos enumeraba las diferentes competencias personales que esperan cuando incorporan un empleado a la empresa:

  • Empatía
  • Trabajo en equipo
  • Orgullo de marca
  • Capacidad de comunicación
  • Motivación y automotivación
  • Interacción
  • Disposición
  • Buen humor
  • Flexibilidad
  • Resiliencia
Unas habilidades que en una entrevista de trabajo pueden también vislumbrarse a través del lenguaje no verbal, la utilización de un lenguaje formal, la originalidad en el diseño de un currículum o el modo de hablar de anteriores empleadores o compañeros.

Trabajar estas competencias en el aula es igual o más vital que cualquier otro tipo de saber. Los docentes podemos ser un buen espejo desde el cual reflejar algunas de las destrezas o capacidades arriba mencionadas. Sonreír, trabajar con buen humor, motivar, sentirse orgulloso de tu escuela, interactuar con los alumnos de tú a tú, empatizar, cooperar en cualquier actividad... todo ello también facilita el aprendizaje a la vez que servimos de modelo para con nuestros futuros profesionales.

photo credit: Fai una faccia da Lau via photopin (license)

jueves, 10 de diciembre de 2015

LA FP EN LOS PROGRAMAS ELECTORALES

Pocos son los que acostumbran a leer al completo los programas electorales. Como docentes no está de más ver las diferentes propuestas de cada partido político y el grado de interés que muestran hacia la educación y hacia el sistema de Formación Profesional.

Gobierne quien gobierne, espero una apuesta clara y atrevida por la Formación Profesional a través de medidas que doten de recursos a los centros educativos, permitiendo un cambio de paradigma en las aulas, la actualización del profesorado a través de una planificación estratégica, así como que se tienda a un sistema permeable donde las prácticas educativas y experiencias formativas de éxito de cada comunidad autónoma puedan ser compartidas y experimentadas en otras regiones o centros de formación. Es hora de llevar a cabo acciones atrevidas donde se tenga en cuenta la opinión, no sólo de los sectores productivos y económicos, sino también de los docentes de Formación Profesional. No puede mejorarse la FP sin consultar a la parte responsable de transformarla -los docentes- o importar modelos sin tener en cuenta las peculiaridades de cada centro, región o titulación ofertada.

El prestigio de la Formación Profesional se crea a través de la experiencia, de las acciones decididas, transformado la docencia y conectando con el mundo laboral sin dejar de lado las competencias personales del alumnado.

A continuación, transcribo literalmente los párrafos relativos a la FP en los programas electorales de los principales partidos políticos a nivel nacional:



PARTIDO POPULAR 

Haremos más útil la información del sistema educativo, ofreciendo mapas de empleabilidad para las distintas titulaciones, tanto de Formación Profesional como universitarias, para que alumnos y familias dispongan de más y mejor información a la hora de tomar sus decisiones, de forma que la sociedad identifique y valore la utilización de los recursos que se destinan a la formación de las generaciones más jóvenes. 

Tenemos el compromiso de mantener y potenciar el impulso que durante estos años ha recibido la Formación Profesional. Disponer de una Formación Profesional de calidad y actualizada a las necesidades de una economía abierta y competitiva no puede ser una opción. Es por ello que durante esta legislatura hemos afrontado, a través de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, la reforma de la Formación Profesional. Con ella hemos flexibilizado las trayectorias educativas, estableciendo pasarelas entre las enseñanzas académicas y las enseñanzas aplicadas. 

Nos comprometemos, en colaboración con las diferentes organizaciones empresariales, a incrementar sensiblemente en la próxima legislatura el número de alumnos, centros educativos y empresas implicados en proyectos de Formación Profesional Dual. Promover la Formación Profesional Dual significa contar en un futuro próximo con técnicos altamente cualificados, con perfiles adaptados a las necesidades reales de las empresas y con un nivel muy alto de empleabilidad. 

Estamos decididos a impulsar la recualificación de aquellos jóvenes que quedaron fuera del mercado laboral y que hoy necesitan actualizar sus conocimientos y habilidades para regresar con garantías al mismo. 

Incrementaremos la oferta de Formación Profesional a distancia para la obtención de títulos de Formación Profesional. De la misma forma, adaptaremos la oferta a las necesidades de las personas que sufran alguna discapacidad. 

Fomentaremos la relación de los centros educativos con el tejido empresarial, así como con los centros de innovación e investigación y las universidades, para crear canales de colaboración y de transferencia del conocimiento que permitan avanzar en la innovación en la Formación Profesional y en la competitividad de las empresas. 

Nos comprometemos también a apoyar la vinculación de la formación del profesorado de Formación Profesional con la realidad de las empresas, favoreciendo el desarrollo de competencias de los docentes adaptadas a la realidad de los procesos innovadores de las empresas. 

Mantendremos una actualización permanente y ágil de los títulos de Formación Profesional, creando nuevos canales y protocolos de participación permanente por sectores, que permitan anticipar las necesidades emergentes de formación en la sociedad y la economía. 

Mejoraremos la transparencia y la información de los estudiantes y sus familias, mediante la elaboración de un mapa de empleabilidad de los titulados en Formación Profesional, a partir de las informaciones suministradas por el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social. 

Modernizaremos el portal “todoFP”, integrando el uso de dispositivos móviles y de la nube en el acceso permanente a la información y medidas de orientación, incorporaremos secciones y foros para empresas y emprendedores, y crearemos un foro para profesorado de Formación Profesional Básica, de intercambio de buenas prácticas y material didáctico. 

Más información: http://www.participarenserio.es/programa/



PSOE 

La Formación Profesional en nuestro país sigue estando poco prestigiada socialmente, menos conectada con el mundo empresarial de lo que debería y todavía lejos de converger con los mejores sistemas de educación y formación de Europa. En consonancia con esta visión nos proponemos adaptar la normativa del Estado para que en el transcurso de la próxima legislatura nuestro país pueda contar con un Sistema de Formación Profesional abierto a los cambios sociales e integrador de los actuales subsistemas de educación y de empleo. 

Estamos convencidos de que avanzar en el proceso de construcción europea de una formación profesional de calidad es la mejor respuesta que podemos dar a la crisis económica actual y, sobre todo, a la creación de empleo. El número de titulados y tituladas en FP en España es claramente insuficiente. Según los datos aportados por el Mapa de la oferta de Formación Profesional en España (2011), el número asciende a 4.664.859 (FPI+GM+FPII+GS), lo que representa un 24,6% de la fuerza productiva necesaria para el año 2010, y un 22,97% de la fuerza productiva necesaria para el año 2020. Este problema continuará si no se pone solución a la escasez de plazas y alumnado de Formación Profesional de Grado Medio. 

Los procesos de acreditación de competencias adquiridas en el entorno laboral deben de ser otra apuesta básica en el cambio de modelo productivo. Los modelos de acreditación deben de ser homogéneos, públicos y de oferta obligada para todo el Estado, para evitar discriminaciones entre quienes trabajan por el hecho de vivir en una autonomía determinada. Su gestión debe de ser autonómica en función de las especialidades y con un reparto adecuado a sus necesidades y posibilidades siendo, en cualquier caso, una función con garantía pública, con una planificación, coordinación y dirección de la Administración General del Estado, quien podrá aportar, en su caso, compensación económica a la comunidad gestora si superara el reparto autonómico equilibrado. 

Respecto a la coordinación entre las enseñanzas para obtención de Títulos de FP y las de Certificados de Profesionalidad, debe de hacerse una revisión profunda que no requiere cambios en la Ley de las cualificaciones, sino en los desarrollos de la misma efectuados por la Administración General del Estado, con el objetivo de mejorar las enseñanzas que permiten la obtención de dichos Certificados, facilitar la integración de los centros y entidades que los imparten y los centros de formación profesional, así como de las titulaciones adecuadas del profesorado para impartirlos, para garantizar la coherencia y validez del sistema. El Partido Popular en lugar de mejorar el sistema ha creado nuevos problemas que agravan los anteriores y provocan un empeoramiento generalizado del sistema educativo. 

El principal problema de la Formación Profesional era la alta demanda de nuevas plazas en todos los territorios del Estado. En lugar de atender a este problema el PP creó dos nuevos: la Formación Profesional Básica y la Formación Profesional Dual. El empeño del PP en crear una Formación Profesional Básica que nadie necesitaba ha provocado la segregación temprana de miles de estudiantes, les ha impedido obtener el título de Graduado en Educación Secundaria a las primeras promociones y ha endeudado a las administraciones públicas obligándolas a financiar todo el coste de implantación de estas enseñanzas con cargo al Fondo Social Europeo o bien a cargo de sus propios presupuestos. Todo ello para que, con los datos conocidos, asistan a esta enseñanza menos alumnado del que asistía a los Programas de Cualificación Profesional Inicial. 

Otro tanto ha ocurrido con la torpemente llamada Formación Profesional Dual (una mala imitación del modelo alemán que no cumple ninguna de sus características) una modalidad de Formación Profesional que, en el mejor de los casos llegará al 5% de todo el alumnado, pero que ha sido presentada como una alternativa a la Formación Profesional actual y cuya implantación en todo el territorio ha sido muy desigual. Lo cierto es que todo aquello que podría haber contribuido a la mejora de la formación profesional, el aumento de plazas, la integración de la formación para el empleo y la formación dentro del sistema educativo,el reconocimiento de competencias adquiridas a través de la experiencia laboral, o el desarrollo del Proceso de Copenhague, ha quedado por hacer. 

Por ello, debemos promover un acuerdo con las Comunidades Autónomas, para desarrollar un programa que permita a las personas adultas un desarrollo adecuado para su formación integral. Uno de los principales desafíos que tenemos como país es conseguir que la FP tenga el reconocimiento que se merece por parte del conjunto de la sociedad y, especialmente, por las empresas. Ello ayudaría a mejorar la empleabilidad de toda la población así como su capacidad para emprender proyectos empresariales, iniciativas sociales y desenvolverse en el trabajo autónomo. Por todo ello, nuestro compromiso es prestigiar y dignificar al máximo todas las enseñanzas profesionales, reconociendo su condición imprescindible para el buen funcionamiento de la sociedad, dándoles valor social y personal. Por ello debemos ampliar el número de plazas y perfiles para que las personas que lo deseen puedan acceder a las enseñanzas de formación profesional y certificados de profesionalidad y mejorar las actuales tasas de titulación. 

Impulsar una Formación Profesional que prepare al alumnado de forma integral y le permita acceder con éxito al mercado laboral o conectar con el resto de niveles educativos. Adaptar el Sistema Integrado de Formación Profesional a las necesidades del nuevo  modelo productivo primando los sectores emergentes y actualizando la oferta de títulos en los sectores productivos tradicionales. Entre otras, daremos especial importancia a todas las enseñanzas dirigidas a las ciencias medioambientales, energías alternativas, tecnologías de la información y la comunicación, ciencias de la salud y atención a la dependencia.

Mejorar el actual procedimiento de reconocimiento y acreditación de competencias adquiridas en el puesto de trabajo, valorando significativamente el tiempo trabajado en el sector para el que se solicita la acreditación. Facilitar la transición desde la formación al empleo mediante la colaboración de los servicios públicos de orientación e intermediación laboral con las empresas, con los organismos públicos y con las organizaciones empresariales, sin que ello suponga la sustitución de un puesto de trabajo estable. Definir un modelo de orientación profesional y laboral que permita a todas las personas conocer las posibilidades que ofrece el mercado laboral y definir su propia carrera profesional. 

PROPUESTAS 

• Modificar la actual Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional para consolidar un Sistema Integrado de Formación Profesional que permita la obtención tanto de títulos de Formación Profesional como de Certificados de Profesionalidad, así como para mejorar la conexión de los distintos grados, dando respuesta a las especificidades del medio rural. 

• Incentivar la oferta pública de plazas que responda a las necesidades derivadas del nuevo modelo de crecimiento inteligente, sostenible y cohesionado. 

• Definir un nuevo modelo de financiación de todas las enseñanzas profesionalizadoras que permita atender la demanda en las condiciones de calidad exigibles. 

• Incentivar la contratación de las personas que tengan títulos oficiales de Formación Profesional o Certificados de Profesional, así como la contratación de personas que estén dispuestas a formarse mientras trabajan. 

• Impulsar la incorporación de España al proceso de convergencia europea en Formación Profesional (Proceso de Copenhague) y facilitar la movilidad transnacional del profesorado y alumnado de Formación Profesional. 

• Promover la ampliación y la renovación de los Centros Integrados de Formación Profesional incorporando a esta red los actuales centros de Referencia Nacional. Además, y al objeto de reforzar la complementariedad y se contribuya así a  potenciar la relación entre la formación profesional y el mundo universitario, se promoverá, con las administraciones autonómicas competentes, la posibilidad de que Centros Integrados de Formación Profesional establezcan acuerdos de colaboración con las universidades para rentabilizar los medios materiales pero manteniendo siempre la relación administrativa actual. 

• Definir un modelo de formación en alternancia que permita una adecuada formación en los centros de trabajo sin que esto suponga un deterioro de la formación en los centros educativos. 

• Promover en colaboración con todas las empresas y con las administraciones públicas un plan de formación específico de todo el profesorado, que permita la actualización de sus competencias, el dominio de las nuevas herramientas profesionales y el desenvolvimiento eficaz en los nuevos entornos productivos. Otorgar especial atención al profesorado que se incorpore a nuevas titulaciones, y a las personas que asuman en las empresas la responsabilidad de colaborar en la formación del alumnado como monitores y monitoras .

• Promover la posibilidad de crear una educación de adultos de modalidad no presencial a través de las nuevas tecnologías que permitan alcanzar la formación mínima necesaria para acceder al mundo laboral. 

• Incorporar, progresivamente, a todas las enseñanzas profesionales un segundo idioma extranjero para facilitar la internacionalización de las empresas y para evitar que el desconocimiento de idiomas se convierta en un obstáculo para acceder a más oportunidades laborales. 

Más información: http://www.psoe.es/programa-electoral/



CIUDADANOS

La caída de la tasa de abandono temprano durante esta crisis ha redundado en un crecimiento sustancial de los alumnos en los ciclos de formación profesional, pero este proceso se ha realizado de forma desordenada y sin recursos, dándole la espalda a las necesidades reales de nuestras empresas. La formación profesional que combina aprendizaje en la empresa y en la un centro educativo (la llamada formación dual), tan importante para que se produzca este ajuste y para que mejoren las transiciones de la escuela al mercado de trabajo no ha pasado de ser un experimento en la mayoría de Comunidades Autónomas.


(...) consideramos que el nuevo modelo tiene que tener seis objetivos concretos (...):

Asegurar que todos los estudiantes españoles hablan inglés con soltura al salir del bachillerato o del último ciclo de Formación Profesional [FP], 

Establecer un sistema de FP capaz de competir en calidad y empleabilidad con el de los mejores de Europa.


El camino propuesto para lograr una escuela inclusiva pasaría necesariamente por: (...)
E) Itinerarios de calidad y pasarelas

En cualquier caso, creemos que siempre deben existir, con independencia del nivel actual del estudiante, vías para permanecer escolarizado, al menos hasta adquirir un título de enseñanza secundaria post-obligatoria. España debe ofrecer un amplio abanico de alternativas educativas de calidad en las enseñanzas de Formación Profesional (FP) que permitan una incorporación exitosa al mundo laboral para todos aquellos que no quieran continuar con los estudios superiores.

En este sentido, tendremos que hacer un mayor esfuerzo que el actual en los recursos destinados a la formación profesional en sus Ciclos de Grado Medio. Los niveles de inversión en este nivel de ensenanza han estado tradicionalmente por debajo de los registrados en los demás países europeos, imposibilitando una oferta suficientemente rica y adaptada a las necesidades del mercado laboral.

Asimismo, es necesario plantearse por que tardamos tanto en implantar de forma definitiva y generalizada un modelo de FP dual que, siguiendo el modelo alemán, combine trabajo en la empresa y formacion. La evidencia empírica muestra claramente las ventajas que proporciona este modelo educativo para facilitar la transición de los jóvenes al mercado de trabajo. El desarrollo de este modelo en nuestro país parece ser una de las escasas vías para paliar los problemas estructurales de empleo juvenil.

Por otra parte, los modelos de formacion profesional necesitan adaptarse continuamente a los cambios técnicos y necesidades en el medio y largo plazo de las empresas. Esta es otra de las razones por las cuales es necesario apostar por el modelo de FP dual, para que nuestra formacion profesional deje de darle la espalda a las empresas. Solo funcionara con la presencia de las empresas en la gestión y diseño de los programas de FP. En este sentido se debería desarrollar un ambicioso Plan Nacional de FP Dual en el que participen todos los sectores y tipos de empresas. En efecto, se ha de romper el mito de que la FP dual solo se dirige al sector industrial y a las grandes empresas. En países en los que la FP dual forma parte esencial del modelo educativo, el aprendizaje se realiza tanto los sectores de servicios como en la industria, y tanto en las PYMES como en la grandes empresas.

Una de las criticas fundamentales de la FP es que no proporciona suficiente capital humano genérico para conseguir la movilidad profesional cuando las profesiones entran en decadencia. Por ello es necesario ampliar y fortalecer las competencias cognitivas genéricas, como los idiomas o el uso de tecnologías de la información y la comunicación, por ejemplo, que se imparten en estos niveles educativos. En cualquier caso, el aprendizaje a lo largo de la vida resulta clave para evitar que los titulados en FP y otros niveles educativos se vean desplazados por falta de reciclaje y movilidad.

Finalmente, y no menos importante, el principio de igualdad de oportunidades que debe guiar este Pacto Nacional por la Educación, también debe garantizar que, al igual en los países mas avanzados en materia de FP, existan pasarelas que permitan que los jóvenes puedan efectivamente seguir vinculados a los otros niveles del sistema educativo, de forma que los jóvenes puedan siempre rectificar su elección y hacer estudios mas (o menos) académicos.

En definitiva, una FP en la que prime la experiencia practica y no solo la titulación teórica de su profesorado y en la que se establezcan cauces para poder reengancharse a los estudios preuniversitarios o universitarios sin dificultad. Atender adecuadamente y garantizar una educación de calidad a la diversidad de alumnos no es ninguna fantasía. Es posible técnicamente, a condición de que se desarrollen los instrumentos necesarios para llevarlo a la practica y se generalice su uso. Una escuela para todos debe encontrar el equilibrio entre el necesario aprendizaje de la parte común del currículo, pues no debemos restringir las posibilidades de adquirir los conocimientos y habilidades básicas, y una atención especifica a las necesidades educativos de cada uno de los alumnos.






PODEMOS

Formación Profesional realmente gratuita en todos los niveles Ampliaremos la oferta de Formación Profesional en la red de centros públicos con una planificación que responda a las demandas del mercado laboral y al ámbito territorial, sobre todo en el mundo rural, con una dotación suficiente de recursos humanos y materiales, para mejorar los niveles de educación y la cualificación de la población. Así, evitaremos que un elevado número de jóvenes se quede sin plaza en centros públicos, algo que sucede en la actualidad. 

Se regularán los aspectos docentes y laborales en los convenios de formación en centros de trabajo, de forma que las empresas asuman su responsabilidad social y el alumnado obtenga una remuneración adecuada, con el consiguiente beneficio para ambos. El número de horas de formación en centros de trabajo será el necesario para obtener las competencias correspondientes sin que pueda ir en detrimento de las horas de formación en el centro educativo. 

La experiencia actual de Formación Profesional dual y extendida se suspenderá hasta que se proponga un nuevo diseño, ya que no cumple los requisitos mínimos de calidad ni en su vertiente formativa ni en su vertiente laboral.







IZQUIERDA UNIDA

Las Administraciones educativas crearán una red pública suficiente de centros integrados de FP, donde se imparta tanto Formación profesional reglada como Formación para el empleo, con posibilidad de programas en régimen nocturno y semipresencial, para satisfacer la demanda de ciclos de grado medio y superior de Formación Profesional específica. El perfil de los ciclos que se ofertarán tendrá en cuenta su rentabilidad social y no sólo el interés inmediato de las empresas, así como las demandas del alumnado y de la comunidad educativa, junto a las necesidades de formación derivadas del correspondiente análisis de las expectativas de empleo. Se dará amplia difusión de los ciclos de Grado Medio. Se aplicarán “pasarelas” entre ciclos y entre ciclos y universidades. Implicar a cooperativas y empresas públicas en las prácticas de la FP.


Articular la formación profesional y la universitaria: En la perspectiva de generalizar la educación superior como condición para el nuevo modelo productivo que IU propugna, habrá que fomentar la ocupación de plazas tanto en Formación Profesional media y superior como en la Universidad, facilitando la transición entre ellas e impulsando su convergencia, de modo que la Formación Profesional incluya el estudio crítico de las teorías científicas subyacentes a la práctica profesional y los estudios universitarios incluyan prácticas profesionales retribuidas y controladas por la Universidad, fomentando el aprendizaje durante toda la vida.






photo credit: JKPP: Sandy via photopin (license)

domingo, 6 de diciembre de 2015

10 REGALOS "EDUCATIVOS" PARA PROFES O ALUMNOS

Ahora que la fiebre consumista se desata junto al aumento de lúmenes de El Corte Inglés, vienen bien algunas ideas para esos regalos navideños dirigidos a alumnos o docentes que anhelan intensamente el aprendizaje y la diversión. Os dejo con algunas propuestas para todos los presupuestos -invisible friend incluido- que seguro agradecerán vuestros pupilos, colegas o mentor más querido.

regalos profesores alumnos navidad1. Un cómic. Pese a su mala fama entre los sesudos literatos o avezados lectores, el panomarma del cómic es inmenso y hay títulos para todo tipo de públicos. Recomiendo un vistazo a las últimas novedades, así como los títulos recomendados e imprescindibles en la web de Akira Comics. Una buena alternativa para fomentar la lectura.

2. Un juego de mesa. Qué mejor que un juego de mesa para pasar las gélidas y desocupadas tardes de invierno sin las obligaciones de unos deberes escolares que gentilmente han "olvidado" poner nuestros estimados maestros. Pásate por el blog de Fernando Trujillo y en alguno de estos formidables posts encontrarás tu regalo lúdico perfecto.

3. Arte. Ahora que está tan de moda la creatividad, elige una de las láminas made in Spain de alguno de los artistas emergentes del país o incluso lánzate a pedir una obra personalizada a través del catálogo online de Oleart. Arte en casa para todos los bolsillos (alumnos cursando la FP Dual incluidos).

4. Cine. No sólo de cine educativo vive el estudiante... Regala una suscripción para ver pelis en casa: en Filmin hay un fantástico catálogo de películas y series de todo tipo. También tiene una buena selección de cine en las aulas para los que no pueden desconectar del mundillo educativo ni en vacaciones...

5. Dominio personalizado. Ahora que debieramos estar trabajando más esto de la "identidad digital" no es mala idea regalar por pocos céntimos un dominio web personalizado con el nombre, apellidos o alias del destinatario. Todo sea por aquello de ir creando marca personal o "personal branding" como gusta llamar a los más glamurosos... Para rizar el rizo puedes añadir el alojamiento web y una cuenta Twitter en tu "branding pack" aderezado con algunos consejos para empezar un blog personal. Recomiendo por experiencia y precio tanto Hostalia como 1&1.

6. Para los tecnólogos o tecnófobos el regalo ideal puede ser una tablet o portatil de madera con tizas incluidas. Ahora que se cuestiona el uso intensivo de las tabletas en el aula o se demandan más artes plásticas, practicar con la tiza puede ser una alternativa algo retro para algunos.

7. Regalo azul. Un regalo por partida doble y solidario a través de Unicef. Una buena inversión en los más necesitados. Mi favorito, para regalar entre varios, "1 escuela en una maleta".

8. Vídeo. Ahora que somos presa del mundo multimedia, donde los vídeos caseros y con montaje hortera se ven por doquier, podemos regalar un decente video personal con ayuda de alguna aplicación multimedia tipo Animoto o Magisto. Ideal para incrementar nuestras "aparentes" competencias digitales y alardear de ello en YouTube.

9. Un listado de excusas para no hacer los deberes para niños (precioso albúm ilustrado) o adolescentes que sufren las horas extras al finalizar la jornada escolar. También puedes añadir las excusas de cosecha propia o incluso no mandar deberes inoportunos. Seguro que te lo agradecerán.

10. Tiempo. Emite un vale con minutos, o incluso horas, de calidad con dedicación exclusiva para algún alumno, grupo de clase o para algún colega que necesite disfrutar de tu compañía fuera de las aulas y en actividades menos académicas (un café, conversación, un paseo...).

¿Alguna otra recomendación?

viernes, 4 de diciembre de 2015

POSTUREO EDUCATIVO

Con tanta red social, edición multimedia, marketing educativo y otros varios inventos de la última década es fácil caer involuntariamente en el postureo educativo. Las medidas de calado para transformar la educación no pueden basarse simplemente en unas citas bonitas, vídeos entrañables o escenarios donde proclamar nuestra buena hechura.

postureo educativo
Lamentablemente siempre hay vendedores de humo en los que podemos caer al adquirir tecnologías, formación o nuevos métodos. Un buen decorado, un vestido adecuado y una oratoria brillante pueden causar más perjuicios que cualquier ley educativa. Estar atentos al fondo, a la experiencia profesional que sustenta la propuesta o conocer los intereses económicos es más que imprescindible para no errar en decisiones que suponen tiempo y dinero para los centros educativos y sus docentes.

La infoxicación ha llegado a todos los sectores y cribar entre tanta propuesta metodológica, software o dispositivo tecnológico es una tarea ardua que requiere mucha reflexión y debate interno. Las ocurrencias se suelen pagar caras aunque no por ello debamos dejar de aventurarnos en nuevas acciones dentro del aula.

Tener una línea clara y adaptarse cada año a las necesidades del alumno y de las empresas (en el caso de la Formación Profesional) es fundamental para no pegar bandazos en busca del deseado cambio educativo. Más pedagogía y una mente abierta a otras experiencias educativas se hacen imprescindibles si queremos seguir avanzando.

Remover principios e incitar a replantearse la labor docente es un sano ejercicio siempre que no caigamos en el postureo educativo y queramos emprender un camino hacia el cambio efectivo y trascendente. Escuchar activamente a nuestros alumnos y a compañeros más inspirados o visionarios suele ser más provechoso que una ponencia o congreso cualquiera. Contra el postureo educativo sólo nos queda actuar y continuar haciendo desde la cavilación.  La docencia es una profesión muy exigente si realmente deseamos lograr una educación digna de recordarse. No hay atajos.

photo credit: SXSW: Selfie Stick via photopin (license)

lunes, 30 de noviembre de 2015

PRIORIDADES EN EDUCACIÓN

Los vertiginosos cambios que venimos sufriendo, con mayor o menor fortuna, parecen abocarnos a una educación que corre el peligro de diluirse entre inacabados proyectos, titulitis o certificados absurdos, obsolescencias programadas u otras ocurrencias provenientes mayormente de la administración.

prioridades educación cambioTodos deberíamos tener claros que la prioridad de cualquier sistema educativo son los alumnos. Unos alumnos que necesitan docentes preparados que dispongan de recursos materiales y pedagógicos suficientes. Para ello necesitamos el apoyo de una admninistración que debiera ser visionaria y unos centros educativos con unas líneas metodológicas claras que permitan innovar sin caer en  burdos experimentos o modas del momento. 

No podemos bombardear a los docentes, con una carga lectiva y unos ratios alumnos-aula mayores que en el pasado, con un sinfín de nuevos proyectos que provocan el descuido de la enseñanza. Es un sinsentido comenzar a formar a todo el profesorado en otras lenguas que no van a ser capaces de enseñar en condiciones. Es irracional que los docentes empleen tiempo y dinero en certificaciones que no suponen mejora alguna del proceso de aprendizaje de sus alumnos. Es absurdo ponernos a importar modelos educativos de países o regiones completamente diferentes a las nuestras. Por no hablar de dudosos rankings que igualan a la educación con cualquier otro sector productivo.

Estoy a favor de experimentar y buscar nuevos caminos para motivar a los alumnos, a la par que mejoramos sus competencias personales y profesionales. Ello no es óbice para plantearnos sosegadamente qué nos aporta una u otra tecnología, qué inversiones son prioritarias y si vale la pena el esfuerzo. Para ello hay muchos docentes "expertos" y en activo que pueden ser consultados. 

La búsqueda del cambio educativo parece ser una elección inevitable de los responsables educativos, tanto de los centros como de la administración pública. Un cambio urgente que venimos demandando muchos docentes hartos de libros de texto, una evaluación meramente memorística, clases magistrales y una competitividad insana.  Este cambio necesita que los docentes salgan de la famosa "zona de confort", pero no puede suponer un estrés sobreañadido que impida centrarse en el alumno sin perder de vista una exigencia y esfuerzo común.

Internet ha sido un antes y un después para la educación. Ahora, con toda esa información y conocimiento disponible, es el momento de asimilar y digerir un cambio centrado en el alumno y en la memorabilidad de la escolaridad. Memorabilidad urgente, sosegada, pero sin abrumar al personal.

photo credit: Trainstation via photopin (license)

domingo, 15 de noviembre de 2015

¿CÓMO TRATAR A LOS ALUMNOS?

¿Profesores versus alumnos? Pese a los muchos avances, educativamente hablando, que estamos experimentando. Pese a la añoranza de algunos de la figura endiosada del profesor merecedora de un trato supremo -más por temor que por otra cosa-. O pese a la moda de ser siempre "políticamente correcto"; sigo escuchando o leyendo ejemplos donde la figura del profesor, a través de actitudes, acciones o comentarios, parece estar por encima del alumno, de sus sentimientos o de sus particularidades y necesidades.

buen trato mal trato alumnos democracia educación
El último ejemplo, leído en el artículo "Sin palabras" de XarxaTIC, un docente sirve de muestra de ese ejercicio de superioridad, sobrevenido, tal vez, en el acceso a la práctica docente. Una prepotencia que se huele en algunos docentes que perciben al alumnado como una raza inferior o casta menor. Docentes que parecen estar por encima del bien y del mal, que incluso comentan públicamente cuestiones estrictamente personales. Profesores que se atreven a darle a un "me gusta" en un comentario despectivo vertido por un colega. ¡Imáginad el revuelo que causaría un comentario peyorativo de un médico sobre un paciente!

No acabo de entender esa necesidad constante de separar al alumnado del profesorado a través de espacios físico delimitados o mediante una aureola intangible de omnipotencia infinita. Como alumno me gustaría ser tratado de tú a tú, siempre con respeto, sin sentirme juzgado ni con temor a que ese profesor/a haga uso de sus poderes extraordinarios -vía notas o sanciones-.

Se puede ser cercano al alumno y exigente al mismo tiempo. Podemos -y debemos- ser objetivos y tener en cuenta las circunstancias personales y sociales de cada alumno;  somos profesionales y nos debemos a todos los alumnos, no sólo a aquellos aplicados o discretos. No es necesario crear barreras para que los alumnos sean considerados y muestren cortesía con nosotros o con sus compañeros de aula. Incluso se puede, aunque algunos lo duden, aprender disfrutando en el aula.

La admiración del alumno por su profesor se produce cuando hay una afinidad y acercamiento sincero. Podremos embutir sus mentes de contenidos, con mayor o menor éxito, pero sólo seremos memorables si actuamos como un compañero durante su aprendizaje.

Contestando a la pregunta que da título a este post, ¿cómo tratar al alumno?, me quedo con tratarlo. al menos igual de bien, como nos gustaría que hicieran con un hijo nuestro.

photo credit: au loin via photopin (license)

viernes, 13 de noviembre de 2015

PIRÁMIDE DE NECESIDADES DEL DOCENTE

Siguiendo el modelo del citadísimo Abraham Maslow, os dejo con una pirámide de las necesidades que todo docente debiera ver satisfechas. La jerarquía o el orden de prioridades puede variar en cada profesor, ya que estamos hablando de niveles que para unos tienen más importancia que para otros; unos niveles por los que, afortunada o desafortunadamente,  vamos transitando según el momento de nuestra vida personal y profesional.

Aún así, independientemente de estas necesidades particulares, lo ideal sería que todos deseáramos ser ese profesor o maestra memorable que todo alumno recuerda de su etapa escolar.

¿Algún escalón más que añadir?

martes, 10 de noviembre de 2015

SI LA ESCUELA FUNCIONARA COMO UNA EMPRESA

En los últimos tiempos existe una tendencia que busca la mercantilización de la escuela como una institución que compite en el mercado y que debe por ello ser competente en todas sus áreas de actuación: organización docente, dirección, contratación, aprovisionamientos, marketing, servicios ofrecidos, etc.

escuela empresas educaciónProbablemente, si los centros educativos actuaran únicamente como empresas con ánimo de lucro, muchos responsables educativos, políticos o ponentes y dirigentes de organismos nacionales e internacionales, alabarían su funcionamiento. Se acabarían, tal vez, las excusas o los ataques a una escuela que dicen disfruta de unos privilegios que no tienen otros sectores y que son supuestamente responsables de la "mala" formación de sus alumnos.

Si cada escuela funcionase meramente como una empresa, ésta perdería su razón de ser y parte de la visión humanista y función social que representa. Si los centros educativos se dedicaran a optimizar su materia prima -los alumnos- perderíamos esa finalidad social. Si los docentes trabajaran sólo bajo primas o sueldos variables se acabaría gran parte de la pasión existente en esta profesión. Si los programas sólo atendieran a competencias técnicas, estaríamos edificando una sociedad más fría e impersonal. Si los directivos se centrasen en competir con otras escuelas, perderíamos -si no lo hemos hecho ya- las ventajas de una cultura colaborativa.

No estoy en contra de la mejora, ni mucho menos de la urgente necesidad de cambio de nuestra escuela actual. Es evidente que las formas de enseñar y aprender han evolucionado, al igual que la sociedad, y que nuestro sistema educativo ha quedado rezagado; precisamos mejores recursos tecnológicos y conectividad, igual que cualquier empresa puntera, pero, aún más, necesitamos una formación y actualización diferente del profesorado que sirva de motor de un cambio educativo imprescindible.

Aún así, no podemos caer en la mercantilización de una educación centrada en los resultados y en unas supuestas competencias únicas que exige el mercado laboral. Las competencias personales, la dignidad, la inclusión, la justicia social, la solidaridad o la responsabilidad son parte fundamental de una educación transformadora y no sólo transmisora de conocimientos técnicos ("Replantear la educación". Ediciones UNESCO).

La educación debe ser esa etapa memorable y catalizadora de valores y actitudes que permanecen a lo largo de nuestra vida personal y profesional. La escuela debe ser faro de la sociedad y, por ende, del mundo empresarial; los negocios no pueden ser nuestro timonel principal.

photo credit: 141107 via photopin (license)

jueves, 5 de noviembre de 2015

UN MENTOR PARA CADA DOCENTE

En los últimos días están apareciendo propuestas, más o menos sensatas o aplicables, con el fin de mejorar nuestro sistema educativo. Aparte de la muy necesaria vuelta de tuerca de la formación permanente del profesorado, encuentro deseable la creación de la figura del mentor para aquellos docentes que se inician en esta profesión.

mentor docente profesor
En mi caso, seguramente habría ganado unos cuantos años si al inicio de mi ejercicio profesional hubiera encontrado un acompañante que me hubiera abierto los ojos para no seguir perpetuando un modelo educativo basado en las clases magistrales, en el ordeno y mando, en el libro de texto o en una evaluación basada en exámenes escritos.

Si cada joven docente dispusiera de un mentor/a durante su primer año como profesional, nos ahorraríamos un tiempo precioso -y extenso- que muchos profesores necesitan para aprender a hacer las cosas de otro modo. Estar acompañado en el aula, y no comenzar solo ante el peligro, puede ser de gran ayuda a cualquiera que comienza a enseñar a un grupo de niños, adolescentes o jóvenes.

En todos los centros educativos existe siempre buena materia prima: docentes experimentados y que apuestan por el cambio educativo. Son estos docentes los que tienen en sus manos seguir alimentando el cambio a la vez que apoyan a otros nuevos maestros o profesores que se están iniciando en el complejo mundo de la enseñanza. Pretender profesores cercanos, innovadores, creativos, que trabajen en equipo... resultaría más fácil a través de la asimilación junto a un mentor.

No tiene sentido alguno que, tras una oposición o un grado universitario, pese a haber realizado un máster de aptitud pedagógica, una persona se enfrente a la labor docente sin el acompañamiento de un colega que asesore, oriente y guíe su práctica docente. Pese a las prácticas o a los créditos cursados, es una lotería caer en un centro donde un docente novel pueda transformar su modo de enseñanza y aprendizaje de una forma espontánea y razonablemente rápida.

Si realmente buscamos mejorar la educación, necesitamos que los profesionales más jóvenes comiencen apostando desde del primer día por un cambio donde los alumnos deben ser los protagonistas de su aprendizaje a través de metodologías activas y siempre con la mente puesta en la búsqueda de experiencias memorables.

Sería necesario un buen mentor que te enseñe a iniciarte en las redes sociales para ampliar el entorno personal de aprendizaje (PLE), que te recomiende lecturas, que te ayude a conectar con los alumnos, que te haga reflexionar sobre la importancia de esta profesión, que te descubra no sólo algunas herramientas TIC sino otras metodologías, que te inicie a trabajar en equipo con otros compañeros y que te de el empujón necesario para disfrutar de esta profesión única.

photo credit: I'm on the Moon via photopin (license)

domingo, 1 de noviembre de 2015

ESCUELA DE FUTURO O EDUCACIÓN RETRO Y VINTAGE

Que existen corrientes que buscan el cambio educativo es una realidad innegable. Que hay docentes innovadores esparcidos por las aulas es fácilmente comprobable a través de las redes. Que la gran mayoría de centros educativos arrastra una pedagogía retro es, desafortunadamente, otra realidad con la que convivimos (unos mejor que otros).

escuela futuro retro vintage educación
No tengo ni idea a donde nos llevan los vertiginosos cambios tecnológicos y sociales que hoy vivimos. De lo que estoy seguro es que la escuela debe no sólo adaptarse a ellos, sino también ser una parte fundamental del cambio; y no lo estamos siendo. Nos dejamos arrastrar por modas, el mercantilismo tecnológico o un mal llamado marketing que acaba resultando más fachada que otra cosa.

Echo en falta una escuela que cree tendencia. Una escuela que, junto a las familias, sea un espacio conformador de valores de convivencia que se reflejen posteriormente en el mundo laboral. Una escuela que sea un espacio humano por encima de todo. No podemos tener una escuela donde las buenas intenciones se queden en un mural de cartulina que se despega fácilmente en cuanto comienza el alumno su vida profesional.

Para ello, debemos ponernos por delante del mercado, de las herramientas tecnológicas disponibles -que son complementarias- y de las múltiples competencias que se demandan laboralmente. Como docentes podemos ser más transgresores, valientes, decididos o disruptivos. No podemos seguir haciendo más de lo mismo, sometidos a un libro de texto, a lo que se ha hecho toda la vida; exámenes y cuatro actividades complementarias. Crear, hacer pensar, discutir. Todo menos seguir dejando la iniciativa a políticos o comerciales.

En el marco de las leyes educativas tenemos espacio para llevar esta iniciativa. Pese a reválidas, recortes y falta de consenso, hay espacio para transformar el aula en un lugar diferente, lejos de la competitividad insana, los rankings o jornadas escolares estresantes. ¿Cómo hacerlo? No tengo la respuesta, pero hace falta mucha pedagogía para con las familias, los docentes y los equipos directivos que deben ser los impulsores -de común acuerdo y con pleno convencimiento- de esta transformación.

No podemos seguir instalados en escuelas retro donde se siguen métodos de hace más de cincuenta años, ni escuelas vintage, donde pese a las tablets o pizarras digitales, se sigue evaluando y tratando de enseñar como a principios del siglo pasado.  La modernidad pasa por escuelas que sean únicas para cada alumno, donde el proyecto de centro suponga un trabajo en equipo y a la vez una tarea diferenciada de cada docente; donde las emociones y la humanidad impregnen todo el proceso de enseñanza y aprendizaje.

photo credit: Cycle Messenger via photopin (license)

lunes, 26 de octubre de 2015

INFOGRAFÍA: 10 MOTIVOS PARA ESTUDIAR FP

En la línea de un post anterior, "10 razones para estudiar Formación Profesional", os dejo con esta infografía con contenido propio y diseñada graficamente por el equipo de Venngage. Porque nos sobran motivos para fomentar la FP.





Descargar imagen en formato JPG desde aquí:

Infografía: 10 razones para estudiar formación profesional


domingo, 25 de octubre de 2015

PROFESORES ESPECTACULARES

Pese a la intensidad que supone dedicarse a la docencia, con poco tiempo para la reflexión, cuestiones pendientes diarias, alumnos que atender y peleas con los recursos tecnológicos, siempre tenemos a una audiencia expectante día tras día.

Hemos trivializado una circunstancia vital e inherente en la educación presencial: la asistencia permanente de un público que está, en principio, dispuesto a escucharnos durante un tiempo. Un lapso que se puede alargar más o menos, que supondrá una agonía, resultará insignificante o calará en cierto modo en los alumnos.

Tenemos la fortuna de encontrarnos con unos espectadores, obligados en muchos casos por las circunstancias, que son exigentes independientemente del valor de la entrada o la matrícula, que tienen unas expectativas muy diferentes entre sí. Para un artista suele ser complicado llenar un cine, un auditorio o un teatro, pero nosotros tenemos constantemente un espacio -el aula- repleta de personas que diariamente, durante nueve meses, concurren para aprender.

Un público que merece nuestra entrega, una buena preparación y un "espectáculo" que entretenga y resulte a su vez fructuoso. Unos espectadores que cambian cada año y no suelen venir contaminados por una audiencia anterior. Por suerte, cada curso, podemos modificar nuestra función docente y hacernos merecedores de unas ovaciones o entusiasmo que son uno de los sentidos de nuestra labor educadora. Siempre tenemos una segunda oportunidad y un nuevo curso para cambiar. Pero para ello debemos responder y buscar la crítica sin complejos de un alumnado que siempre suele tener la razón.

No podemos devolver las entradas, quitarnos de en medio a algunos espectadores molestos o quejarnos continuamente del escenario. Estamos obligados a disfrutar del show y agradecer la asistencia de un público espectante. Nos debemos a ellos y, pese a guiones desafortunados o productores mejorables, somos los actores principales sobre los que recae el peso de esta obra pedagógica.

Eso sí, tenemos derecho a exigir más tiempo para ensayar, aprender con otros métodos, tener disponibles los mejores medios y dejar las tareas burocráticas para otras instancias. Sea como sea, cada mañana o cada tarde, trataré de (inter)actuar con los mejores espectadores que pudiera soñar.

photo credit: Beware of the olives via photopin (license)

viernes, 23 de octubre de 2015

LA EXPERIENCIA DOCENTE NO ES UN GRADO

La experiencia en todos los ámbitos es importante, pero a nivel docente no puede considerarse un valor añadido por si sola. Muchos años de experiencia profesional no siempre significan una mejora o un avance en la forma de enseñar. Así como una carrera incipiente no tiene porque identificarse con una praxis deficiente.

Aún así, no sé si por edad, por solera o por personalidad, siempre he aprendido mucho de la forma de actuar de mis compañeros más "antiguos". Lo cual no significa que haya mucho profesor anclado durante años en lo de siempre, cómodo con su materia y que mira desde arriba a un alumnado que percibe como una muchedumbre.

Hay profesores que se inician y conectan directamente con los alumnos, sin necesidad de ningún certificado de aptitud pedagógica. Sin embargo, la gran mayoría, necesitamos durante muchos años seguir currándonos los materiales, la relación con los alumnos y probar constantemente diferentes metodologías. Nos queda como consuelo, como leí en alguna parte, que tener oficio es saber improvisar -y hacerlo bien- en tu trabajo.

Con una buena orientación para la formación continua y un buen PLE (Entorno Personal de Aprendizaje), los años de experiencia si que suponen un auténtico valor añadido. Muchos docentes tan sólo necesitamos que nos muestren que las cosas se pueden hacer de otro modo. Que más allá de las herramientas tecnológicas, importantes en su medida, necesitamos cambiar la visión sobre el alumno y sobre los diferentes modos de aprendizaje.

Es fácil caer y ser un joven-antiguo profesor que repite las rutinas magistrales transmitidas por sus viejos docentes. También es sencillo ser un profesor mayor que desde la barrera ha visto pasar muchas leyes educativas y que ahora permanece impasible al cambio social y generacional que estamos viviendo.

Evolucionar significa equivocarse muchas veces, dudar, hacer esfuerzos extras y tratar de aprender de los demás. La evolución no se produce con unos cursillos, si no con mucha atención a lo que nos rodea, observando y reflexionando sobre la labor que realizamos. Los años de experiencia nos serán de utilidad si nos replanteamos permanentemente lo que venimos haciendo; sin complejos y aminorando el ego, con mucho amor y pedagogía...

photo credit: 1025163 via photopin (license)

martes, 20 de octubre de 2015

UNA FP CON FUTURO Y EN RED

Somos miles los profesores de Formación Profesional con una larga experiencia o con prácticas docentes que merecen ser compartidas. Pese al impulso permanente, con mayor o menor acierto, que las autoridades educativas y los gobiernos desean dar a la FP, seguimos siendo una etapa educativa que destaca por la falta de conexión entre sus profesionales.

Muchos centros educativos de Formación Profesional trabajan de forma aislada, ya sea por las características propias de la familias profesionales que imparten o por el carácter, cultura o idiosincracia de cada una de estas escuelas profesionales.

redFP FP futuro
Es innegable la ingente tarea formativa y educadora que ha supuesto la Formación Profesional en nuestro país, desde la antigua FP I y II con origen en la Ley General de Educación (1970), pasando por la LOGSE (1990) hasta la LOMCE (2013) actual. Han pasado miles de alumnos por los centros de Formación Profesional; alumnos que han podido iniciarse en un oficio, que han descubierto una vocación o que incluso han decidido continuar con estudios universitarios. El carácter social de la FP ha sido y es una constante en muchos centros de Formación Profesional específica.

Los medios materiales obsoletos, la falta de actualización del profesorado, una relación más estrecha con las empresas o la escasa influencia del profesorado de FP en las nuevas normas educativas, son algunos de los puntos débiles de nuestro sistema de formación profesional.

Afortunadamente, el número de alumnos matriculados en ciclos de grado medio y superior ha crecido exponencialmente en los últimos años. La crisis económica, el desempleo y la buena inserción laboral de muchos titulados en FP han sido de gran ayuda para redescubrir esta etapa educativa.

Por otro lado, la orientación de la FP hacia el modelo germano dual, con tantas adaptaciones como comunidades autónonomas, no favorece la mejora de un sistema de Formación Profesional que no tiene claro su futuro. Si a ello le añadimos una FP Básica en entredicho y una nueva contrareforma educativa a la vista, nos podemos encontrar con un horizonte de varios años desaprovechados.

El fomento de las relaciones inter e intracentros, la colaboración estrecha con las empresas, el fomento de unas FCT remuneradas con la implicación de la empresa, la formación de los docentes aplicada al mundo del trabajo, la flexibilidad en el cambio de títulos y módulos profesionales de cada ciclo, así como la asunción necesaria de un cambio pedagógico que suponga el aprovechamiento de las horas lectivas en el aula y una evaluación por competencias, son imprescindibles para una FP renovada y con visión de futuro.

Por el momento, sólo nos queda esperar y confiar en nuevas medidas, con la contribución de los centros de formación, que incidan en la apuesta por una FP de prestigio. Una Formación Profesional que sea un caladero de futuros empleos y la opción principal de los jóvenes que desean continuar formándose.

Como docentes, interesados en la mejora, siempre nos queda seguir compartiendo nuestra práctica docente, ya sea a través de las redes sociales, blogs personales o encuentros educativos. Las aportaciones individuales son fundamentales para que, dentro de cada familia profesional, sigamos evolucionando al mismo ritmo que la realidad económica y social.

Te animo a compartir tus recursos propios con la etiqueta #redFP en las redes sociales o a través de este repositorio colaborativo con tus aportaciones docentes:


El prestigio de la FP es también responsabilidad de cada uno de sus docentes: todos tenemos algo que aportar. 

photo credit: abstraction in the net via photopin (license)

lunes, 19 de octubre de 2015

VIÑETAS DE FRATO PARA EL CAMBIO EDUCATIVO

Os dejo con esta selección de viñetas para la reflexión de docentes, padres o madres, preocupados por la educación. Pese a que muchas de ellas tienen ya varias décadas, siguen todavía vigentes muchas de las denuncias con las que Francesco Tonucci (FRATO) nos ilustra.

Estas viñetas tienen la virtud de agitar conciencias y debieran ser de obligada impresión en los hogares y escuelas de nuestros alumnos. Sinceramente, me sigue sonrojando la poca consideración a la infancia y el escaso cambio educativo en muchos de los temas que denuncia Tonucci: deberes, evaluación, clases magistrales, tópicos, libros de texto, competitividad...

 ¿Aceleramos el cambio, por favor?


FRATO




FRATO




FRATO





FRATO






FRATO
FRATO





FRATO





FRATO






















jueves, 15 de octubre de 2015

DISEÑO Y LENGUAJE EDUCATIVO

Sobran explicaciones cuando existe un buen diseño y el lenguaje adecuado. No se trata de ser experto en marketing pero sí, como educadores, podemos dar cabida al gusto por lo estético sin obviar el contenido y sin olvidar que nuestras palabras e imágenes pueden acercarnos o alejarnos del alumno.

Podemos ser pedantes o podemos ser cercanos sin dejar de hablar por ello con correción o propiedad. Podemos utilizar las manos o artefactos digitales pero sin caer en la vulgaridad o en lo anodino.

Desde los apuntes del profesorado, a la cartelería de clase o el blog del aula, los exámenes o los títulos de nuestras actividades; todo es susceptible de ser mejorado -estéticamente hablando- para conectar con el alumnado destilando cierta belleza armonía.

diseño educación vocabulario

Fuente imagen: http://www.nanisanz-interiorista.es/blog/

lunes, 12 de octubre de 2015

DESACTUALIZACIÓN DEL ALUMNO, MERCADONA Y EL GOLFO PÉRSICO

Parece mentira que un chaval de casi diechiocho años pueda desconocer el nombre completo de su alcaldesa o presidente del Gobierno. Al igual que me ocurre con la falta de competencias digitales de muchos jóvenes, me sorprende la falta de actualización o desinterés por la coyuntura política o social de su entorno. Entiendo que no es algo generalizable, pero tampoco creo que sea algo anecdótico.

actualización alumnos mercadonaPuede que la obsesión por finalizar los contenidos de cada materia nos haga pasar de puntillas por la actualidad local o internacional. Tal vez demos por sentado que los alumnos se interesan habitualmente por las noticias o temas que a nosotros nos preocupan. Quizás incluso no empaticemos lo suficiente con las motivaciones de nuestros alumnos.

Escuchando hace unos días la radio, el presentador de un programa musical confundía la localidad de Split (Croacia) con la Guerra del Golfo. Otra semana, un chaval mezclaba a Juan Roig -presidente de Mercadona- como alcalde de su ciudad. Pero, ¿cuántos -adultos incluidos- sabrían localizar Siria en un mapa?

Creo que merece la pena dedicar minutos en clase a la actualidad política, local, internacional, social o económica. No debemos ser temerosos con tocar ciertos temas siempre que nos sirvan como reflexión personal y modo de desarrollar el pensamiento crítico. No se trata de adoctrinar sino mostrar la realidad como pseudoperiodistas que buscan alcanzar una audiencia.

Comenzar las clases con imágenes de actualidad, utilizar Google Maps -conectado con las redes sociales- para ubicar noticias destacables, mostrar viñetas de humor de la prensa diaria o vídeos breves con noticias pueden ser algunas ideas para mantener a los alumnos acutalizados.

Educar a alumnos preocupados por su entorno, local o global, es también tarea de todo docente. Más allá de los contenidos del programa, dotar de significatividad a nuestras clases es una obligación que seguro agradecerán en un futuro.

photo credit: Central Command Responsibility Map via photopin (license)

jueves, 8 de octubre de 2015

DEFINICIÓN DE BUEN DOCENTE

Con motivo de la celebración del día mundial de los docentes, el pasado 5 de octubre, mis alumnos reflexionaron sobre qué es para ellos un buen docente. Pese a que tenemos días internacionales para todo, trivialidades incluidas, me pareció un buen momento para "sacar" información de aquello que buscan o necesitan de sus docentes.

Transcribo algunas de estas definiciones personales y particulares de lo que significa para ellos ser un buen docente:

buen docente definición(...) hacer las clases dinámicas, dejando al lado los libros, y centrándonos en lo que nos ofrecen las nuevas tecnologías y las redes sociales en una forma muy atractiva y diferente de empaparnos de esos conocimientos. (...) la cercanía que demuestre hacia los alumnos, la confianza para poder hablar, resolver cualquier duda o problema que suceda. La facilidad de comunicación en la exposición del temario, la paciencia que debe de tener en muchos casos, que reconozco que en muchas ocasiones no es fácil tenerla con algunos alumnos, y sobre todo que exprese su entrega y entusiasmo en lo que está enseñando, ya que es mucho más receptivo ver que a una persona le gusta o le apasiona algo que está exponiendo a los demás.

Alguien que realmente se interese en que aprendas, haga falta las veces que sean para entenderlo.

Un buen docente sabe mantener atención de la clase cambiando de tipo de actividades y haciendo actuar a los alumnos.

Alguien que sepa escuchar tanto como aleccionar. Que dé contenidos dirigidos a su audiencia.

Es una persona que realiza su trabajo con entusiasmo y con la finalidad de enseñar todo lo posible a sus alumnos.

Quien sabe transmitir sus conocimientos de forma amena, que motive a los alumnos y les haga sacar lo mejor de si mismos.

Alguien que tenga gusto por dar clases, haciendo las clases amenas, que te haga pensar y que te anime a investigar y aprender.

Aquel además de enseñar conocimientos te inculca valores y es cercano con los alumno.


Un buen docente es aquel que aprende de sus alumnos.

Un buen docente es aquel que no sólo enseña a los alumnos las materias, sino que también les enseña a pensar.


Y no menos importante, aún en clave de humor, la opinión de esta alumna:  ;-)

Un buen profesor es aquel que no ignora tu corte de pelo.


photo credit: Is it this way right? via photopin (license)

lunes, 5 de octubre de 2015

CORRECTORES DE ORTOGRAFÍA ONLINE

La eterna batalla con las faltas de ortografía de los alumnos sería más fácil de ganar con el uso de aplicaciones online que permiten la corrección automática tanto a nivel ortográfico como gramatical.

corrector ortografía gramática online
Además de los típicos diccionarios online o los correctores de cualquier procesador de texto (Word, Writer, Drive, Pages...), es posible corregir automáticamente cualquier fragmento escrito digitalmente.

Recomiendo las siguientes herramientas que podemos utilizar cuando finalizamos la redacción de un texto, ya sea en un blog, procesador de textos o incluso publicaciones en las redes sociales.

  • SpanishChecker.com: excelente corrector que sugiere las alternativas a posibles faltas ortográficas o gramaticales. Permite copiar y pegar cualquier texto para que sea verificado tanto en inglés como en español. Muy sencillo y ágil de usar. 
  • Stilus: interesante opción para revisar textos online, con ciertas limitaciones de registro o pago, pero que permite también analizar la configuración lingüística de una web -Informe de revisión-. Útil para revisar publicaciones digitales: blogs, webs, etc...
  • Flip: otro corrector pensando originalmente para el portugués pero que también ofrece la corrección del español así como otras herramientas para dicho idioma. Se puede igualmente copiar y pegar el texto una vez corregido. 
  • Otras opciones pasan por habilitar el corrector ortográfico del navegador (como en Google Chrome) o si escribes en inglés también puedes instalarte la aplicación Grammarly para Chrome. 
De todos modos, ninguna de estas herramientas es pefecta al 100%, por lo que conviene repasar siempre el texto. Al menos, son siempre una oportunidad de trabajar y mejorar nuestra competencia en la escritura. 

photo credit: For Lack of a Better Title via photopin (license)

sábado, 3 de octubre de 2015

DESCONECTAR O NO DESCONECTAR

Sí, esa puede ser la cuestión. ¿Desconecto para centrarme o sigo conectado para continuar aprendiendo? En ocasiones, no demasiadas, tengo la tentación de dejar el móvil en casa o darme de baja de la tarifa de datos. ¿No será el coste de oportunidad personal demasiado alto?

rizoma desconexión educación
Quizás por llevar ya un tiempo hiperconectado tenga esa necesidad intermitente de desconexión. Tal vez la dosis diaria de artículos educativos causa una desconocida adicción. Incluso que blogs y redes sociales provoquen empacho. O puede que sea sólo un sentimiento de envidia sana de aquellos que viven felices la enseñanza sin conectar con otras realidades educativas.

Plantearse la vuelta a lo concreto, fuera de sesudos proyectos educativos o alternativas a la enseñanza tradicional, puede ser bueno para la salud mental del docente. Aún así, tampoco me parece honesto dejar en segundo término mi actualización profesional. Creo que la conexión es fundamental para acelerar el cambio educativo. ¡Ay con el rizoma!

Todo me lleva a seguir reflexionando, llegar a alguna solución intermedia o tomar una decisión drástica que mejore mi vida personal en detrimento de la profesional. O lo mejor sea quedarme como estoy: conexión y disfrute de las redes. No sé...

Tal vez deba consultarlo con mi compañía de telefonía móvil.


photo credit: Photo Booth sur membrane via photopin (license)

miércoles, 30 de septiembre de 2015

¿SLOW EDUCATION?

El sistema educativo actual parece querer contagiarse del afán de productividad predominante en la estructura social y económica. Seguimos centrándonos en unos contenidos demasiado departamentalizados donde prima la cantidad de epígrafes "aprendidos" en lugar de un aprendizaje significativo. Más horas, más contenidos y más pruebas.

slow education
Por otro lado, caemos también en modas, más o menos autoimpuestas, que nos hacen cautivos de ciertos dispositivos tecnológicos o nos obsesionan en la adquisición de unas competencias concretas (véase idiomas o nuevas reválidas). Un consumismo poco educativo que puede ocasionar una obsolescencia continua.

Afortunadamente, hay en marcha propuestas que priorizan las metodologías activas y una organización escolar diferente a la tradicional. Aún así, la estructura horaria, los exámenes y las sesiones de evaluación, los libros de texto, los deberes por norma, un espacio físico rígido o el excesivo dirigismo académico que sufre el alumno, no permite llevar a cabo un proceso de enseñanza-aprendizaje sosegado y paulatino.

Echo de menos más tiempo para digerir los aprendizajes. Tiempo para centrarse en lo importante: los alumnos. Tiempo para disfrutar de contenidos y competencias sin necesidad de terminar una programación. Tiempo dedicado a reflexionar y llevar a cabo proyectos con diferentes metodologías. Es un sinsentido dedicar más tiempo a la burocracia o a nuevos planes educativos que disponen cambios de forma pero no de fondo. Y en estos menesteres la política educativa tiene mucho que decir al respecto.

Necesitamos una slow education que prime la cercanía al alumno, la exigencia desde la particularidad de cada uno de ellos y una evaluación reposada. El resto, puede esperar.

photo credit: n192_w1150 via photopin (license)