miércoles, 7 de enero de 2015

TWITTER, EDUCACIÓN Y TRABAJO

No es necesario recordar, o tal vez sí, la importancia de lo que reflejamos a través de nuestras cuentas en las redes sociales. Como educadores, algunos nos (pre)ocupamos de que los alumnos utilicen su Twitter, Facebook o su cuenta en Instagram, con sensatez. No sólo que conozca los peligros de las redes, sino también que aprendan a utilizar sus perfiles sociales como una herramienta de aprendizaje y empleo.

twitter educación empleo trabajo profesores alumnos
En el caso concreto de Twittter, la información personal que estamos dando a nuestros lectores ocasionales, reclutadores de personal, empleadores, alumnos o colegas, es mucho mayor de la que creemos. Una información que transmitimos a través de las cuentas que seguimos, tanto por cantidad como por la tipología de personas u organizaciones que hay detrás; los retuits que hacemos; las conversaciones que tenemos; las imágenes que subimos, personales o no; el uso que le damos a nuestra cuenta, ya sea profesional y/o personal; el vocabulario o lenguaje utilizados; todo ello da información, mucha o poca, de lo que somos. 

Pese a que nuestra audiencia o la relevancia de lo que tuiteamos es mucho menor de lo que pensamos, nuestros tuits sí pueden ser trascendentes en ciertas ocasiones; ya sea a la hora de buscar empleo o si estamos tratando de crear valor en eso llamado "marca personal" o "personal branding". No se trata de autocensura, sino de sentido común. Pueden incluso ser más relevantes los tuits donde otros nos mencionan, recomiendan o critican. Para ello, no nos queda otra que estar presentes en las redes e interactuar con el resto de tuiteros. 

Los beneficios de Twitter como herramienta de aprendizaje son abundantes. En Twitter es fácil encontrar tipos interesantes; no tiene sentido seguir a sólo unas decenas de tuiteros si puedes leer e interactuar con mucha más gente que te aporta. A través de Twitter podemos comunicarnos con otros colegas, autores o creadores, que difícilmente podríamos conocer físicamente; no es tampoco lógico utilizar Twitter sólo como una variante del Facebook con nuestro círculo de amigos. Mediante Twitter es posible conocer y participar en proyectos fuera de nuestro ámbito cercano; Twitter puede ser útil para comunicarnos con otros alumnos, pero no podemos obviar las oportunidades que surgen en otros espacios (en este enlace más artículos personales sobre Twitter y educación).

Aproximarse a Twitter requiere curiosidad, algo de tiempo y sobre todo ganas de conocer otras perspectivas. La sensatez la pone cada uno, sin olvidar el proverbio árabe que dice: "somos esclavos de nuestras palabras". La versión moderna podría quedar algo así: "Somos dueños de a quien seguimos y esclavos de nuestros tuits". 

photo credit: netzkobold via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada