jueves, 10 de septiembre de 2015

QUÉ NO DECIR EL PRIMER DÍA DE CLASE

Hay cosas que parecen obvias. Aún así, tal vez por ignorancia o mala costumbre podemos escuchar aún frases desafortunadas en los centros educativos por parte del docente de turno. No siendo pedagogo me rebela que aún sigamos a estas alturas de la película tratando de arengar a los alumnos con ciertas frases hechas o, más bien, deshechos de frases para un día que se supone de bienvenida y motivación.
  • Preparaos que os espera un curso muy duro.
  • Se os acabó lo bueno: este curso supone un antes y un después.
  • Este año vais a tener más deberes todavía.
  • La semana que viene ya tenéis el primer examen.
  • Os sentáis donde yo os diga y en mi clase quiero silencio.
  • Las tropecientas normas de conducta para este año son...
  • Mañana mismo quiero ver a todos con los libros de texto.
  • La mitad de vosotros al finalizar el curso estará suspendida.
  • Somos un centro muy recto y exigente y de ahí nuestro prestigio.
  • La evaluación es sólo mediante exámenes parciales y finales.
  • El que no se espabile se quedará rezagado, todos tenemos que seguir el mismo ritmo.
No seamos corresponsables con aquellas escuelas que matan la curiosidad.


photo credit: IMG_0031 via photopin (license)

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo... y las que te has dejado en el tintero!!

    ResponderEliminar