lunes, 11 de abril de 2016

LOS PROFESORES NO COMPARTEN MATERIALES

Según datos del Ministerio de Educación en España somos más de 110.000 profesores en enseñanzas no universitarias. Tengo la sensación, o al menos la experiencia en la red, de que tan sólo una ínfima parte publica o comparte sus materiales en Internet.

Es una lástima que no exista una mayor cultura de colaboración y, pese a los avances puntuales, que los docentes seamos un sector con demasiados reparos en publicar contenidos libres. Solemos pensar que nuestros materiales van a ser plagiados por profesores sin escrúpulos que se aprovecharán de nuestro esfuerzo. Aún así, teniendo en cuenta que nuestra labor educativa puede transcender del aula y centro en el que trabajamos, merece la pena correr el riesgo de que alguien se "aproveche" de estos materiales e incluso no cite el origen de estos. Si nos ponemos a pensar en ello, ¿quién no ha fotocopiado partes de manuales, libros u otras obras?

compartir materiales educativos libres recursosIncluso en un país donde la descarga ilegal de contenidos, películas, música, libros... parece algo bien visto, no entiendo la postura poco generosa de no colgar en Internet y con libre acceso los materiales del aula. Personalmente me parece injusto no pagar hoy día por ciertos contenidos  teniendo en cuenta los precios relativamente bajos que ofrecen diferentes plataformas multimedia tipo Filmin, Netflix, Kindle Unlimited, Google Play Music, etc. Pero esto es otro tema, ya relacionado con los derechos de propiedad intelectual y que solemos igualmente pasar por alto el profesorado (ver artículo propio al respecto: ¿Respetamos la propiedad intelectual en eduación?).

El problema se evidencia cuando buscas materiales de tu módulo, área o asignatura y acabas siempre en los mismos enlaces y en los cuatro autores habituales que generosamente publican sus contenidos. Lamentablemente el espíritu de los wikis está de capa caída y el modelo "moodle" sigue imperando para subir materiales en un entorno cerrado que requiere unas claves de acceso. Es triste pensar que detrás de uno códigos hay un material que podrían aprovechar los alumnos.

Estoy convencido que hay muchos buenos materiales almacenados en pendrives o en los servicios de almacenamiento en la nube. Materiales que a la postre caducarán algún día sin que hayan podido ser disfrutados por otros colegas interesados en nuestro trabajo. Más aún cuando todos somos buscadores  de casos, apuntes, prácticas, ejercicios, herramientas o vídeos que usamos a conveniencia. Sin olvidar que estos recursos ayudan a conformar una identidad digital positiva -personal y corporativa- de los docentes y centros educativos.

Entiendo que nuestra labor educadora conlleva una generosidad y un altruismo que no es fácil ver en otros sectores. Por ello, el popular argot economicista que se ha extendido en el sector educativo, a través de una insana competitividad entre centros y profesorado, búsqueda de clientes o una mal entendida excelencia, no debe ser obstáculo para promover el acceso libre y compartido de nuestros conocimientos. Promover el carácter colaborativo de la educación se puede realizar desde el aula y a través de webs personales, blogs o cualquier otra plataforma online. Es muy viejo aquello de "compartir es vivir", pero hoy, en la era de Internet, también podemos afirmar que "compartir es educar".

 photo credit: via photopin (license)

3 comentarios:

  1. El departament d'Ensenyament podria fomentar aquesta xarxa. Abans hi havia cursos pagats per a la preparació de material, xerrades on els professors eren remunerats per exposar el seu treball creatiu. Quan trobo un material de qualitat, em rendeixo als peus de qui l'ha fet mostrant-li agraïment sincer; però hi ha qui es dedica a aprofitar allò bo, que silencia, i despotrica dels defectes!

    ResponderEliminar
  2. Exacto, encima que lo compartes sólo falta que alguno despotrique por que no le acopla o estime falta de calidad. Necesitamos una cultura de compartir recursos y materiales propios, respeto de la autoría y como comentas, incentivos de la administración o centros educativos.
    Saludos y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo estoy totalmente en contra de compartir el trabajo que yo he realizado. Al final, acabas currando tú y los demás se aprovechan de lo que tú haces. Lo siento, pero no pienso correr ese riesgo. Mis alumnos, a través del aula virtual podrán ver mis contenidos (sin descargarlos, eso sí). Eso de "trabaja tú y que otro se aproveche" lo siento pero no va conmigo. El copyleft es un invento de vagos que no trabajan y quiere hacer pasar por suyos materiales a los que ha añadido una coma. Lo siento, pero no. Y deberás reconocer que hay gente que se baja contenidos y los pone en clase como si fueran suyos. Y eso lo he visto con mis propios ojos.

    ResponderEliminar