viernes, 23 de septiembre de 2016

SEXISMO Y ALUMNOS SORPRENDENTES

Puede sonar muy manida la frase aquella de "siempre aprendiendo de mis alumno" o tal vez a algunos les parezca esta afirmación un mero escaparate, "postureo" le llaman ahora, u otros vean incluso imposible aprender de esos tipos que están sentados por filas en un aula y que se supone vienen a clase a ser instruidos por un documentado orador.

sexismo alumnos educaciónPero no. Cada año mis alumnos sorprenden, siempre que les das un amplio margen de libertad para diseñar y llevar a cabo sus propias actividades en el aula, con recursos y enseñanzas que de otro modo no hubiéramos podido aprovechar en clase. Es por ello fundamental conceder libertad a los alumnos para que aporten y enfoquen la materia con recursos propios y con su perspectiva personal y no condicionada por el profesor o el libro de texto de turno.

Como profesores podemos guiar y orientar la materia, pero tenemos también mucho margen para que los alumnos, individual o grupalmente, se organicen y den clase a sus compañeros y, de paso, al profesor de turno que podrá disfrutar como un participante más.

El pasado curso mis alumnos pudieron programar semanalmente actividades, salidas o charlas de expertos ajenos a la escuela; planes inéditos que yo no habría expuesto ya sea por mi falta de imaginación o escasez de contactos profesionales. Este año, de nuevo, los alumnos por grupos están desarrollando apartados del temario a través de un documental y planteando a su vez una dinámica para trabajar esos contenidos relacionados.

Soprendentemente para mi, hemos disfrutado de un documental que debiera ser de obligada visión en escuelas o institutos: "Killing us softly 4" de Jean Kilbourne. Un documental para reflexionar acerca del sexismo en la publicidad, la cosificación de la mujer, la violencia de género, el consumismo, la sexualidad, etc. Además, gracias a la representación de los tres alumnos organizadores (Mila, Paula y Tomás), hemos podido comprobar de primera mano el tiempo que necesitan muchas mujeres para maquillarse y desmaquillarse cada día, a diferencia de sus compañeros varones no sometidos a las exigencias de estar permanentemente impecables.




Seguro que si me hubiera tocado desarrollar estos temas o hubiera tratado de reflexionar de un modo crítico sobre el sexismo, no lo hubiera podido hacer mejor que mis alumnos. Si no lo tienes claro, ni lo dudes, deja a tus alumnos planificar y exponer sus propios proyectos, clases, actividades fuera del aula. Siempre te sorprenden.

photo credit: Just a simple country gal and her milk jugs... via photopin (license)

2 comentarios: