lunes, 4 de junio de 2018

RETOS PARA LA FP: DIGITALIZACIÓN Y PERSONAS

En el último Congreso Internacional de Formación Profesional celebrado en San Sebastián, con la cuarta revolución industrial como eje central, hemos podido conocer el V Plan de FP que prepara el Gobierno Vasco de la mano de su viceconsejero Jorge Arévalo. Un ya quinto plan que marca las líneas fundamentales de trabajo en las cuales ahonda en los cambios introducidos en los últimos años con nuevas figuras, equipos de trabajo y áreas tecnológicas que seguir desarrollando.


De este plan podemos destacar la creación de los nuevos institutos vascos de aprendizajes futuros y del talento en la Formación Profesional, así como la continuación del centro de investigación e innovación aplicada en la FP (Tknika). Este último ya es una referencia mundial en la Formación Profesional que destaca por su colaboración con otros gobiernos y por la fuerte inversión económica en una FP avanzada que se adelanta al futuro.

fuente: Tknika
Jorge Arévalo no sólo destacó la necesidad de seguir investigando sobre metodologías, espacios de aprendizaje o formación dual; su mensaje prioriza también a la persona sobre la capacitación. Una persona, un alumno, con el que trabajar los valores, además del emprendimiento, la equidad y la igualdad de género, para lograr una sociedad mejor.

Todo esto pasa por una colaboración, en la que el País Vasco es un referencia, entre centros, administración, docentes, empresas. Una colaboración ineludible y fundamental donde compartir conocimiento y proyectos de aprendizaje. El ejemplo de las traineras que nos dejó en su presentación es perfecto para trasladar esta necesaria cooperación (a partir del minuto 19:40):


El resto de ponencias del congreso estuvieron basadas también en esa necesidad que la digitalización del mundo del trabajo nos impone a los que nos ocupamos en la Formación Profesional. Una revolución industrial 4.0 que hace referencia a las nuevas soluciones que están llevando a cabo las empresas industriales y que revolucionan los mercados (Tesla, Joby Aviation, Uber, Airbnb, Amazon, Netflix...). No hablamos sólo de una revolución tecnológica (internet de las cosas, robotización, drones, realidad virtual y aumentada, inteligencia artificial...) sino de una revolución que está cambiando radicalmente nuestros modos de consumo y sobre la que debemos reflexionar para que sea sostenible y humana. (En este canal de YouTube de Tknika están disponibles todas las ponencias).

El mensaje transmitido por los expertos de esta economía digital nos debe hacer plantearnos una Formación Profesional (FP) -Vocational Education and Training (VET)- que ayuden en este proceso de transformación digital repensando los futuros puestos de trabajo. Debiéramos analizar cada ciclo y los perfiles profesionales que se demandaran en el futuro y aún no existen en el mercado laboral, ¿cómo afectarán las tecnologías a las profesiones hoy existentes?. 

Los últimos análisis ya detectan ciertas familias profesionales en declive mientras que otras crecen en gran medida a causa de este proceso imparable de digitalización  ("The Future of Jobs" WEF):



Aún así, se siguen demandando perfiles con competencias clave como la lectoescritura y las matemáticas. Unas competencias básicas para el continuo aprendizaje de los alumnos y trabajadores, para su movilidad futura y su capacidad de adaptación, agilidad a los cambios que están por venir y resiliencia. Siempre habrán ciertas competencias que las máquinas no pueden lograr y son éstas las que debemos fomentar y trabajar en las aulas: creatividad, imaginación, intuición, emociones...

Desde la Unión Europea se nos anima a insistir en la colaboración entre centros, las movilidades del profesorado y alumnos de FP, la integración de las titulaciones y el desarrollo de unas competencias válidas en cualquier estado miembro. Se espera una inversión mucho mayor de la UE en las políticas y presupuestos de la Comisión Europea. Conviene conocer también las diferentes organizaciones internacionales que trabajan en el ámbito de la Vocational Education y que ofrecen posibles colaboraciones y un conocimiento compartido entre sus miembros: WFCP (Wordl Federation of Colleges and Polytechnics), TA3 (Transatlantic Technology and Training Alliance, EFVET (European Forum for Technical and Vocational Education and Training), CHAIN5 (Association to support the level five of VET in Europe), EURASHE (European Association of Higher Education) y UNEVOC (Technical and Vocational Education and Training Unesco Network).

Los asistentes al evento, docentes en su mayoría de Formación Profesional, coincidimos en que los mayores retos a los que se enfrente la FP pasan por la digitalización, el cambio e innovación, las competencias blandas (soft skills), la actualización del profesorado y la flexibilidad y capacidad de adaptación al futuro. 

Espero que nuestras respectivas administraciones, regionales y estatales, tomen buena nota de todas estas necesidades que precisan de fuertes inyecciones económicas, así como que las personas responsables de nuestra Educación tengan la visión de futuro necesaria para planear y ejecutar planes estratégicos en nuestra Formación Profesional. No podemos vivir a golpe de modas, voluntarismo de los docentes, ocurrencias políticas o campañas promocionales. Los centros educativos necesitan horas para llevar a cabo proyectos de innovación e internacionalización, menor carga lectiva para preparar y actualizar los módulos, medios materiales actualizados que contemplen la digitalización de todos los sectores y metodologías en constante actualización para afrontar todos los cambios que ya estamos afrontando como mejor podemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario