sábado, 15 de septiembre de 2018

¿DEBATIMOS EN CLASE?

De un curso a otro y de un aula a otra pueden haber muchas diferencias respecto al alumnado. Los ciclos de grado medio, con alumnos con edades entorno a los 17 años, siempre han sido más difíciles de gestionar por la falta de madurez del alumnado y la constante disrupción de unos jóvenes que precisan atención constante.

En los ciclos formativos de grado superior, con cada vez mayor alumnado proveniente de los ciclos de grado medio (ya que, desafortunadamente, no deben pasar por una prueba de acceso), nos encontramos cada vez más con la misma problemática: interrupciones constantes, no respeto al turno de palabras, no saber trabajar en silencio, desaprovechamiento de las clases, distracciones por el uso de Internet o el móvil, faltas de respeto o compostura, etc. 

Este curso, para tratar de paliar estas actitudes y mejorar ciertas competencias personales, nos embarcaremos en el uso del debate como estrategia de aprendizaje y adquisición de competencias de comunicación oral, búsqueda de información, pensamiento crítico y respeto a los demás. 

debates en el aula FP

Para ello hemos tomado los magníficos materiales del proyecto de La Debatidora, creados por Nacho Gallardo, Diego Bernal e Isabel Alconada, junto a la página web de Debates con acento en el IES Florencio Pintado. Con estas webs puedes conocer el funcionamiento pormenorizado de un debate y cómo aplicarlo al ámbito académico, así como algunas dinámicas y vídeos para iniciarse en este tema.  

En nuestro caso, añadiremos, antes de cada debate, el visionado de una película o documental, como introducción al tema en cuestión a debatir. La idea es que los equipos de debate preparen previamente el tema para defender sus posturas pero previamente se introduzca el tema a través de este documental o película que tendrá relación con los contenidos y competencias del módulo profesional; temas de actualidad relativos a la economía internacional adecuados al ciclo formativo.

El objetivo, a más largo plazo, es crear nuevos equipos de debate en otros ciclos, tanto de grado medio como superior, de modo que podamos diseñar una liga o competición pública abierta al resto de alumnos de modo que puedan presenciar los debates y conozcan la importancia de respetar un turno de palabra, permanecer en silencio durante una exposición, hablar con fundamento, sostener una tesis siguiendo un argumentario, convencer a otros o refutar afirmaciones diferentes a la tuya.

Iré contando próximamente qué tal la experiencia; esperando al menos mejorar el clima de respeto y escucha en un aula donde todos nos sentamos libres de opinar sin perder los modales o la consideración a compañeros y profesores. Entiendo que no es nada innovadora la experiencia, pero estoy convencido que la solución o la mejora del aprendizaje está en ir probando y adaptando métodos contrastados por otros docentes y escuelas; siempre en función del contexto y la etapa educativa donde ejercemos.

photo credit: Seiteshyru Schrei via photopin (license)

No hay comentarios:

Publicar un comentario