sábado, 18 de mayo de 2013

ADAPTÁNDOSE A LAS TABLETAS Y MÓVILES EN EDUCACIÓN

Las tablets o tabletas, cada cual como prefiera llamarlas, son dispositivos que tienen cabida en cualquier etapa educativa. Lo cual no quita que combinemos su uso con ordenadores personales o smartphones. 
Aún no sabemos hacia donde evolucionará la tecnología, sobre todo a nivel profesional o académico, pero si  tengo claro que debemos formar a los estudiantes en la capacidad de adaptación.

Siempre que sea posible, debemos educar a nuestros alumnos en el uso del móvil como herramienta de aprendizaje, a usar una tablet no sólo para navegar sino para informarse, adquirir conocimientos y crear contenidos. Todo ello, sin olvidar el uso del ordenador personal, portátil o fijo, que aún es preciso para el uso de determinado software.

A nivel de la Formación Profesional, es aún más clara la necesidad de aprender a utilizar diferentes dispositivos. Puede que las Apps en Android, iOS o para Windows, no estén tan perfeccionadas para dispositivos móviles, pero ya tenemos buenas versiones que nos permiten aprender a trabajar de forma diferente. Aprender y trabajar con unos dispositivos que llevamos casi adheridos al cuerpo permanentemente.

Porque tenemos alumnos que saben jugar o comunicarse con estos dispositivos móviles, pero no los controlan con la suficiencia necesaria para darles un buen uso académico o profesional, sin olvidar el uso responsable o la identidad digital que se están labrando.

En un post anterior, comentaba los problemas y las soluciones que podemos encontrar en el uso de las tablets. Problemas que en ocasiones se multiplican, pero que nos hacen pensar en nuevas soluciones y a manejarnos en un entorno, el de la movilidad, que ciertamente está aún por explotar. Problemas que se basan en la conectividad -dependiente de la wifi del centro- o en la falta de aplicaciones ofimáticas eficaces. 

La inmediatez, la portabilidad, la durabilidad de las baterías y la polivalencia, son características que nos ofrecen un valor añadido en comparación con otros equipos informáticos. No estamos muy lejos de trabajar con alumnos con sus propios dispositivos, principalmente en la educación postobligatoria; alumnos que han de ser competentes digitalmente.

photo credit: juhansonin via photopin cc

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Antonio Guirao, profesor de Formación y Orientación Laboral. Coincido contigo Óscar.
    De hecho este curso he creado una app para mi alumnado y creo que está funcionando bastante bien: http://guiraofol.blogspot.com.es/2013/03/app-para-fol.html
    La educación, sobre todo en FP debe evolucionar con su entorno social y tecnológico.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Antonio, también creo que van por ahí los tiros. Las apps son otra forma de aprender y darle otra utilidad a los dispositivos móviles de los alumnos.

    saludos!

    ResponderEliminar