jueves, 12 de septiembre de 2013

¿ESTUDIAR FP A DISTANCIA O PRESENCIAL?

La respuesta para mi es clara. Para jóvenes que acaban de terminar la ESO o Bachillerato, ya sea para cursar FP de Grado Medio o Superior, su opción son los estudios presenciales. Existen buenas razones para que los alumnos estudien y asistan diariamente a un centro educativo:
  • Socialización: aprender a trabajar en equipo y reforzar el compañerismo es clave en su puesto de trabajo futuro. El módulo de FOL o RET es fundamental para ello (ver entrada al respecto). No hay nada más importante en su vida laboral que aprender a cuidar las relaciones personales y saber gestionar los conflictos. Además de la experiencia personal que supone conocer a otros estudiantes con diferente formación, edad o inquietudes personales.
  • Tutoría: entre los dieciséis y veintitantos años muchos jóvenes aún no han madurado. Los alumnos necesitan referencias por parte de su tutor o equipo de profesores. Unas referencias que no se encuentran en los manuales o libros de texto. Las competencias personales o el saber estar se absorben mejor desde un aula. 
  • Responsabilidad: el esfuerzo que supone acudir diariamente a un aula, la puntualidad y la profesionalidad, se trabajan bien en aulas y talleres donde la exigencia al estudiante es mayor. 
  • Aprendizaje: a nivel de Formación Profesional, es indudable que se requiere una evaluación del saber hacer; una evaluación que difícilmente puede realizarse en estudios sólo a distancia. Las competencias profesionales se adquieren, en mayor grado, en centros que utilizan metodologías activas en el aula. Metodologías que incluyen estudio de casos, aprendizaje basado en proyectos, presentaciones orales, etc. Sin olvidar las herramientas o instrumentos de las escuelas, que muchos alumnos no pueden disfrutar en sus casas.
  • Aprobar el curso: el alumno tiene más probabilidades de sacarse un título cuando trabaja los contenidos en el aula. El esfuerzo diario se ve recompensando con un título profesional en el 100% de los casos -según mi experiencia-. 
Todo ello sin menospreciar la FP a distancia u online. Una formación que tiene sentido en el caso de personas adultas, con obligaciones personales o laborales, que no pueden asistir diariamente a un centro de enseñanza. No podemos convertir la excepción en la regla; las administraciones educativas no pueden caer en un incremento de este tipo de formación a distancia u online, en detrimento de la formación presencial. 

Ahora que con la FP Dual se quiere disminuir el horario lectivo en los centros educativos, hay que insistir en la formación del profesorado. Los profesores no podemos servir de excusa; somos imprescindibles para una buena formación -y educación- profesional. Eso sí, debemos ofrecer al alumno un valor añadido para que éste quiera pasar en el aula varias horas al día. Y ello está en nuestras manos. Aplicar metodologías activas es la única alternativa. Sólo necesitamos buenos planes de formación.

photo credit: eflon via photopin cc

4 comentarios:

  1. Yo si tuviera que elegir siempre me quedo con el de a distancia ya que permite mucha más mayor estabilidad en nuestros día a día, podemos llegar a tener un trabajo y poder ir haciéndolo tranquilamente desde casa sin disponer de un horario

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero estas segura de que vas a estudiar a 100% desde casa? Siempre se pueden encontrar excusas para no estudiar... Por otra parte te esforzaras más....No se...es complicado ,yo misma no puedo elegir :(

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Deberían de usarse para la gente con trabajo o que le coja el Ciclo lejos y le venga mejor A Distancia o como yo por ejemplo que tengo uno en mente que técnicamente no tendría por qué estudiarlo por tener la Carrera pero lo estudiaré para tener una especialidad, aunque lo haré A Distancia para poder compaginarlo con un posible trabajo o mejorar idiomas. O como último recurso si no entro en ninguno Presencial.

    ResponderEliminar