sábado, 16 de julio de 2016

RANKING DE LOS 100 MEJORES PROFESORES

Establecer un listando de los mejores profesores no parece una tarea muy objetiva o justa con los miles de profesores que ejercen la docencia en el planeta. Sinceramente, me costaría desde fuera, poder valorar y clasificar la tarea que cada profesor o profesora hacen día a día en el aula sin más criterio que lo que publican en las redes o los premios recibidos.

RANKING 100 MEJORES PROFESORES

Quizás ya estamos cansados de ver las mismas personas en las redes sociales o en los blogs educativos. Somos casi siempre los mismos los que damos la lata con ocurrencias o reflexiones personales. Tal vez sea ya el tiempo de mostrar o dar a conocer lo que algún compañero/a hace en nuestro mismo centro. Incluso sea necesario conocer nuevas experiencias o la opinión de los alumnos respecto a la labor de los docentes en las aulas.
Como dice Yoriento en un post que me ha llevado a escribir este: "Si has visitado este ‘ranking’ con la intención de “comprobar cuántos profesionales son peores que tú y no se merecen el posicionamiento que tienen”, tal vez es interesante recordar que si dedicas tanto tiempo a criticar el supuesto ‘humo’ de los demás te quedará muy poco para preparar tu propio fuego".

Continuamente protestamos de la falta de visibilidad de las buenas prácticas docentes. Aunque, cada vez más, pienso que el fallo de comunicación es más bien interno. La buena relación entre el profesorado y el intercambio de experiencias educativas debiera ser una constante en todos los centros educativos. Todo ello no quita que propongamos formación externa a través de expertos, o, mejor aún, contando con docentes de otras escuelas que trabajan en nuestra misma etapa educativa y se enfrentan a los mismos problemas y oportunidades que tenemos.

Luego ya podríamos hablar de otro tipo de rankings quizás más convenientes o aún más subjetivos que el que da título a este post. No estaría mal comenzar a listar profesores, para aprender de ellos, a través de rankings tipo: "Profesores que más comparten sus experiencias y recursos", "Maestros que más se preocupan por sus alumnos", "Docentes con más empatía y cercanos", "Profesores más valorados por sus alumnos", "Docentes más originales que no se basan en un libro de texto", "Profes más recordados", "Top Ten de maestros a los que se los nota que aman su profesión y van sonrientes a su trabajo",  "Docentes más auténticos, discretos y cumplidores"... Aún mejor, podríamos realizar estos rankings - a nivel personal y  de forma privada- con los compañeros de nuestra escuela. Supongo que cada uno de nosotros, como docentes y personas, destacaríamos en alguno de estas clasificaciones ficticias pero a la vez muy reales en cada posible categoría.

¿No será eso que llaman trabajo en equipo

Lo que nos debiera quedar claro es que más trienios de experiencia profesional, más seguimiento de las modas tecnológicas o educativas o más autocomplacencia, no suponen obligatoriamente una mejora como docente. La mejora profesional viene horizontalmente, de los compañeros, de aquellas cualidades que los hacen mejores en el aula y que pueden servirnos para querer seguir aprendiendo y mejorando junto a nuestros alumnos. A todo ello añadámosle luego metodologías diversas, autocrítica y actualización de los contenidos; puede que así avancemos por fin cualitativamente si tenemos claro hacia donde queremos ir.


PD. Post dedicado a mi compañera Nati que, sin saberlo, me ofreció muchas cualidades como persona y profesora, estando tan lejos y a la vez tan cerca. Echaré de menos tu autenticidad, reserva, generosidad y lo mucho que ya no podré aprender de ti.


photo credit: The Mistakes That Can Ruin a Marketing Strategy via photopin (license)

1 comentario:

  1. Oscar, fantástica reflexión!!! Me ha gustado mucho leerla porque es cierto que publicar no siempre es sinónimo de excelencia... Hay muy buenos profesores que desde el anonimato enseñan con mucha dedicación a sus alumnos/as y de los que todos los días sus compañeros apendren las cualidades de un buen profesor/a. De uno u otro modo también comparten con los demás su saber hacer en el aula.
    Y por supuesto comparto tus palabras hacía Nati.
    Camelia Moncayo

    ResponderEliminar