viernes, 13 de febrero de 2015

CARTA ABIERTA A MIS ALUMNOS

Tal vez no sea este el espacio más adecuado para comunicar algo a mis alumnos. Quizás me resulta más cómodo escribir estas palabras que expresarme verbalmente. De todos modos, quiero con esta carta abierta, mostrar mi agradecimiento a un curso de alumnos que ya han terminado sus clases en mi escuela y están a punto de continuar su formación en la empresa. 

Quiero agradeceros públicamente vuestro saber estar, vuestro cariño, vuestro buen humor, vuestra buena convivencia, vuestra flexibilidad y vuestro esfuerzo. Todos y cada uno de vosotros, en mayor o menor medida, habéis mostrado buen carácter para sacar los módulos adelante. Habéis sabido solucionar los problemas cotidianos sin injerencias del profesorado. 

Sin vosotros no habría podido disfrutar de mi profesión. Sin vuestro ánimo y buenas palabras no habría ido cada día a trabajar con ganas de entrar en el aula. Sin vosotros me hubiera resultado ingrato el tiempo dedicado a preparar las clases. Porque con vosotros he podido experimentar, con mayor o menor éxito, otra forma de enseñar y aprender más memorable. Os debo igualmente disculpas por soportar posibles impertinencias, faltas de paciencia o por los sufridos cortes en la red wifi...

Uno a uno, sois todos unos tipos fantásticos. Cada uno de vosotros sobresale en algo: bondad, idiomas, memoria, ironía, tesón, viveza, sacrificio, competencias digitales, inquietud, agudeza, constancia, comprensión, cariño, experiencia personal, empatía, sensibilidad, buen carácter, discreción, tolerancia, resolución, ingenio, etc. Pese a ciertas obligaciones ministeriales, que me obligan a calificaros numéricamente, no sois una cifra para mi. Cada uno de vosotros sois únicos. Ojalá os siguiera disfrutando en mis clases. Aún así, confío en vuestros compañeros que vienen detrás. Estoy seguro, pese a los que no confían en la juventud actual, que seréis buen ejemplo a los que os preceden. 

Tras casi dos cursos con vosotros, podéis estar seguros de haber alcanzado todos los objetivos necesarios en buen profesional: conocimientos técnicos y competencias personales. Digan lo que os digan, sois excelentes. Aún así, esto acaba de empezar, y vale la pena recordar que siempre podemos seguir aprendiendo para crecer como personas; que debemos hacer nuestro trabajo lo mejor posible. ¡Qué no sea por falta de ganas! Que no vale la pena la comparación constante. Que sí compensa el esfuerzo por aquello que es justo o favorable a otros. 

Muchas gracias de nuevo por acompañarme en mi trabajo. Un trabajo que, ciertamente, es una parte importante de mi vida. Os echaré de menos. Me habéis hecho feliz. 


comercio internacional 2013 2015 epxavier

10 comentarios:

  1. Tus alumnos han tenido mucha suerte. Ni TIC, ni innovación, ni fuegos artificiales: educar desde el cariño y la empatía sólo está al alcance de algunos. Tú también eres muy afortunado. Gracias por compartirlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, pero así lo sentía. Pese a la escasa educación emocional recibida en los colegios de antes, ya me atrevo a expresar mi gratitud y cariño por unos alumnos especiales. Somos afortunados.
      un abrazo de vuelta

      Eliminar
  2. Gracias Oscar por esta maravillosa carta que nos ha emocionado a todos, por ser tan cercano y siempre estar para resolver cualquier duda pero sobre todo gracias por sacarnos de nuestra zona de confort. te vamos a echar mucho de menos, e incluso quizá echemos de menos esas fechas de entrega de investigaciones de las que tanto nos quejábamos, pero ahí estabas tu, siempre recibiéndonos con una sonrisa en la cara y tranquilizándonos. esperamos que los alumnos venideros sepan apreciar la suerte que tienen por tenerte como profesor. Desde luego nosotros lo tenemos claro!!! . Ha sido un honor profe.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda hemos sido muy afortunados al tener un profesor como Óscar. Alguien que ama lo que hace, consiguiendo que los alumnos amemos lo que aprendemos. Faltan palabras para agradecer tanta dedicación y cariño. Ha sido todo un placer compartir estos dos módulos contigo. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Sobran palabras, creo que lo que Sella y Milena han dicho bien refleja la opinión de todos nosotros. Tienes una vocación sobrenatural y una manera de inculcar las cosas envidiable.
    Un abrazo Óscar. #boludateam

    ResponderEliminar
  5. Gracias a vosotros Sella, Sergio, Milena y resto de compañeros. Y, sin falsa modestia, no hago más que un trabajo que me gusta y me llena. Con alumnos como vosotros todo lo demás compensa. Sois excepcionales. un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Ara entenc que declaressis l'optimisme. Ja m'agradaria saber escriure d'aquesta manera als alumnes. Mai no m'hi he atrevit ni he pogut perquè se'm fa un nus al coll. Continua encomanant optimisme perquè el necessitem: els teus alumnes i els companys del claustre virtual.
    Enhorabona i molta, molta sort i molts, però molts ànims!!
    Gràcies,
    Jaume

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaume, al igual que tú, si no es por escrito no me atrevo a tanto... Pese a las pegas diarias, somos afortunados en un trabajo que cada día puede ser diferente y donde disfrutamos de personas dispuestas a mostrarnos atención y disfrutar de su compañía.
      Gracias por pasarte de nuevo por aquí.
      un abrazo

      Eliminar
  7. Es difícil encontrarse en el camino con profesores como tú, Oscar; que se interesen y se esfuercen en buscar maneras, ideas, formas o como lo quieras llamar en hacer llegar sus conocimientos y que apacigüen las inquietudes de uno.
    Todo lo que mencionas en esta carta acerca de nosotros es lo mismo que hemos recibido de ti.
    Muchísimas gracias por estos dos años!

    ResponderEliminar