POR UNA FP HUMANÍSTICA

miércoles, 31 de julio de 2019
Con el verano ya a medias, escolarmente hablando, seguimos algunos ocupados, mentalmente sobre todo, a cerca de posibles mejoras o actividades que podemos realizar el próximo curso. La desiderata suele ser extensa, luego, cuando comienza el año escolar solemos poner los pies en el suelo e incumpliendo los objetivos por falta de tiempo, descuido o simple dejadez.

Tanto a nivel de Formación Profesional como en cualquier otra etapa educativa, valoro en gran medida las iniciativas que implican un aprendizaje o la inmersión en parcelas humanísticas por parte del alumnado. Los docentes, sujetos a un currículo extenso e inabarcable, aprendemos a torear unos contenidos que, ya sea a través de un libro de texto o unos apuntes propios, nos (auto)limitan la capacidad creadora y la ampliación de conocimientos en otras áreas diferentes a las que nos ocupan.

La mayoría tenemos claro que son esas experiencias extracurriculares las que acaban siendo memorables tanto para el docente como para el alumno. Envidio la capacidad de esos profesores que son capaces de provocar curiosidad por temas no sólo técnicos y que seguro enriquecerán sus vidas a nivel personal y profesional. Música, literatura, arte, filosofía, etc., son materias con las que la actual Formación Profesional no está acostumbrada a lidiar en la generalidad de los ciclos formativos que se ofertan. ¡Quién, con 12 años, no se hubiera iniciado de buen grado al arte clásico con un cómic como el de Pedro Cifuentes!

FORMACIÓN PROFESIONAL HUMANÍSTICA

De unos años a esa parte he tratado de incluir algunas lecturas, con mayor o menor éxito, tratando de estimular esa curiosidad de la que hablaba anteriormente o provocando el deseo de ocupar el ocio en otras actividades culturales o humanísticas. Tratar de inquietar más que entretener, utilizando como paralelismo la misión que Miguel Delibes concedía a la novela, es un cometido que debiéramos tener en cuenta cada vez que programamos una materia; y, qué mejor que a través de las humanidades.

El pragmatismo se sobreentiende en la Formación Profesional; la digitalización de la economía y la sociedad, los adelantos tecnológicos o la innovación productiva, son sin duda parcelas fundamentales que deben ocupar nuestra FP. Sin embargo, las disciplinas relacionadas con las humanidades, no son populares en un entorno donde lo último, lo más veloz o lo más comercial, acapara nuestro tiempo en busca de una distracción permanente. Citando a Nuccio Ordine en su libro "La utilidad de lo inútil":
"ningún oficio puede ejercerse de manera consciente si las competencias técnicas que exige no se subordinan a una formación cultural más amplia, capaz de animar a los alumnos a cultivar su espíritu con autonomía y dar libre curso a su curiositas."
De momento, para el próximo curso, probaremos en el aula con más literatura contemporánea, alguna que otra visita a museos o introduciéndonos en esas disciplinas que, indudablemente, revertirán de forma positiva en la formación profesional de nuestros alumnos.

photo credit: Jacobs School of Engineering 20190110-Tolley_Soft_sensor-05703-e-NO_texture via photopin (license)

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Disculpa las molestias. Los comentarios se revisan para evitar el spam habitual que padecemos en el blog. Gracias por tu comprensión.

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top