TARANTINO, BLOGS Y FP

jueves, 22 de agosto de 2019
Pocos son los que hoy día se aventuran a mantener un blog con cierta continuidad. El más difícil todavía lo tienes si estás buscando alguna bitácora relacionada con la Formación Profesional; como mucho puedes encontrarte con alguna página web publicada por empresas u organizaciones inmersas en una campaña de comunicación o con objetivos de venta. Compruébalo tu mismo/a.

Algunos predicamos en el desierto al respecto desde hace ya unos cuantos años. Sin embargo, parece que no hace mella dicha predicación, pese a que las bondades o ventajas que ofrece el mantenimiento de un blog son muchas. No es mi intención enumerarlas en esta ocasión. Bastante lata he dado ya listando las excelencias de los blogs a nivel educativo ("Usos educativos de los blogs en FP"), tanto desde este espacio como en las aulas donde me sufren los alumnos.

TARANTINO FORMACIÓN PROFESIONALConstancia y ganas de reflexionar son los elementos imprescindibles para seguir publicando unas líneas cada curso. Aunque sin cierto gusto por la escritura y por tratar de reflejar esos pensamientos que pasean por la cabeza puede resultar un asunto estéril. Caer en la desgana es relativamente fácil, abandonando ese blog que un día empezaste y que no sabes ni desde qué plataforma le diste vida. Por ello sigo insistiendo hoy aquí en la necesidad de trasladar ideas, intenciones o esas prácticas más o menos acertadas que producimos en las aulas junto a nuestros alumnos. Retómalo o ábrete uno nuevo. Los hilos de Twitter o esas imágenes con cientos de hashtags en Instagram se acaban perdiendo en ese universo infinito que es la web.

Un blog te de la oportunidad de expresarte, de dejar de morderte la lengua ante determinadas situaciones, de reclamar o reivindicar lo que consideras justo para el sistema educativo, de compartir anhelos y desvelos como docente, de insinuar y provocar, o, tan sólo, de disfrutar contigo mismo de un tiempo donde mecanografías una parte de ti.

En la Formación Profesional es complicado encontrar esas líneas personales con experiencias en ciclos y módulos de FP. Al igual que sucede con la educación de adultos, los profesores de FP nos encontramos algo descolocados ante las experiencias educativas de otras etapas o frente a ciertas modas pedagógicas que no nos aportan aquello que estamos buscando. El carácter propio de nuestra etapa y la finalidad de esta formación nos hace ser muy concretos ante las necesidades que buscamos cubrir como docentes. Por ello, insisto de nuevo, comparte con un blog, a través de una web, en un podcast, o incluso en YouTube si te apetece más, los conocimientos, percepciones, sentimientos o cualquier idea que lleves a cabo o en la que quieras aventurarte.

De momento, si te animas, déjanos aquí o en las redes con ese espacio personal. Y, mejor aún, si es sobre Formación Profesional. Puede que los blogs estén algo demodé, pero ya sabes que lo retro siempre vuelve... No tienes más que ver la última película de Tarantino.

photo credit: txmx 2 - via photopin (license)

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Disculpa las molestias. Los comentarios se revisan para evitar el spam habitual que padecemos en el blog. Gracias por tu comprensión.

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top