¿CÓMO DIGITALIZAMOS LA FP?

jueves, 14 de octubre de 2021

Sorprendentemente para mi, debe ser un tema de deformación profesional, la mayor preocupación de muchos docentes de FP está en las nuevas tecnologías y la digitalización que compete a sus módulos y ciclos formativos. La didáctica o la mayor carga de trabajo docente que va in crescendo desde hace algún tiempo merced a la burocracia u otras ocupaciones paralelas a la enseñanza, no resulta ser un tema prioritario para gran parte del profesorado. Al menos eso percibo. 


Tradicionalmente hemos vivido los cambios tecnológicos y la inclusión de dispositivos electrónicos como un reto a superar mientras seguimos perpetuando un modo de enseñanza heredado que no plantea demasiada problemática en nuestra cotidianeidad. Lo curioso, para aquellos que hemos vivido las diapositivas en un carro, es que hemos perpetuado el método de enseñanza directa magistral (con sus inherentes ventajas) con la ayuda actual de presentaciones luminosas, colaborativas e interactivas a través de aplicaciones en la nube que han mejorado mucho la forma pero no tanto el fondo. Muchos quedamos obnubilados con esas herramientas digitales que nos prometían el paraíso terrenal en las aulas. Ahora, después de un purgatorio que se alarga demasiado, unos cuantos también creemos que hay otra forma de trabajar en las aulas, disfrutando la enseñanza pero sin convertir nuestro paso en un festival de mandangas o modas insustanciales. Los escaparates están perdiendo ese humo que aún mantiene a algunos aturdidos.


En FP tenemos claro, o al menos debiéramos, que las competencias y los resultados de aprendizaje de cada módulo son el punto de partida de nuestra programación. Los contenidos y los libros de texto que complementan la enseñanza debieran ser un complemento más para una formación profesional donde las habilidades técnicas y transversales sean el principio y el fin de nuestra docencia. Pero volamos mucho por libre y cada cual se las apaña gracias o a pesar de las leyes y en función de su experiencia personal o esas modas antes mencionadas. 

 

En cualquier caso no queda más remedio que afrontar una digitalización, que no resolverá los desafíos o limitaciones del sistema y recursos actuales, que requiere un punto de vista cercano a la realidad económica lejos de las banalidades que prometen algunas redes o portales que nos halagan a cambio de nuestros datos. Difícil tarea tenemos por delante. Un profesorado con escaso tiempo para la actualización y los experimentos; múltiples empresas aún inmaduras en el proceso digitalizador; recursos limitadísimos o malas inversiones por parte de la Administración; y mucho desconomiento que nos hace ser atrevidos a la vez que perdemos tiempo buscando una solución a esa digitalización fantaseada pero precisa. 

 

Los docentes, afortunadamente, no seremos sustituidos por robots; aunque tal vez acabemos con protesis digitales cuando nos acerquemos a la setentena si queremos dar clase erguidos. Los pronósticos estiman una fuerte demanda de profesorado para hacer frente al deseado incremento de plazas de Formación Profesional que necesita una economía en consonancia con la rica Europa. Esperemos que la cantidad no devalúe la calidad actual y no pongamos parches en la actualización de los equipos docentes actuales o en los nuevos perfiles. De momento, las generaciones venideras saben mucho de redes sociales pero siguen, como los boomers actuales, sin ser excesivamente duchos en productividad digital. Nos queda mucho camino virtual y real por recorrer, sin tiempo para selfies presumidos.


Confío en una digitalización de los centros educativos, profesores y alumnos, realmente útil para su futuro profesional. Deseo a la vez que pongamos el acento, no solo en esta digitalización, sino también en distintos modos de enseñar y aprender con los estudiantes; buscando además modos de trabajo más efectivos e ilusionantes para una carrera docente que se antoja larga y que merecemos sea disfrutada al tiempo que transformamos las vidas de esas personas que de tanto en tanto nos prestán atención en las aulas con la mano ocupada en su smartphone.

 

0 COMENTARIOS:

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top