VAREMOS LOS CENTROS DE FP

jueves, 28 de noviembre de 2019
Cada cierto tiempo toda embarcación necesita ser varada, incluso algunos barcos cada invierno se varan para evitar el deterioro que produce el agua salada, el sol o los roces con embarcaciones vecinas. Una varada que suele ser voluntaria para realizar esas tareas de mantenimiento o prevención de daños de cualquier nave; aunque también se producen varadas involuntarias como consecuencia de errores de cálculo en la navegación, mareas muy bajas o averías técnicas que provocan que el casco toque fondo y la embarcación sufra daños.

Algo parecido podría ocurrir con la Formación Profesional. ¿Por qué no paramos cada cierto tiempo para evaluar la enseñanza, analizar la docencia, prevenir los errores que pudiéramos estar cometiendo y tomar medidas destinadas a mantener actualizados nuestros centros y profesorado? La constante urgencia con la que vivimos, curso tras curso, nos impide tomar muchas de esas medidas que, probablemente, repararían muchas de esas cadencias y carencias que arrastramos cada curso.

fp varada

Vivimos demasiado sujetos a acciones puntuales que no llegan a transformar esa FP prestigiosa que luego se quiere vender en los medios de comunicación de cara a los alumnos, sus familias y las empresas empleadoras. Los parches son buenos cuando no hay otro remedio y navegamos en alta mar, donde suceden contrariedades y debemos solventarlas con ayuda de la experiencia y los medios de los que disponemos en cada momento. Incluso con esos apaños seguimos timoneando con incierto rumbo franco, capeando temporales y arribando a buen puerto.

El temporal se agrava cuando debemos formar a los alumnos y además, con el mismo barco, mantenido a duras penas, y una tripulación similar, experimentada pero agotada, es necesario atender nuevas obligaciones distintas de la navegación. Se nos exige dar respuesta a la inclusión, la digitalización, la FP dual, el bilingüismo, retos, metodologías, innovación, el emprendimiento, los erasmus, etc. Todo ello sin perder de vista la actualización técnica de unos módulos que, en muchos casos, acaban abandonados a la suerte de un libro de texto o a unas fotocopias enmohecidas. ¿Y por qué no paramos? ¿Por qué no se dan los cauces, herramientas y medios para parar, varar el barco; mantener, revisar y reparar todo aquello que sea necesario?

Esta varada resultará baldía si no es reposada pero intensa, contando con todo el profesorado,  liderada por la dirección, auspiciada por la Administración, y teniendo como meta una transformación que no suponga un coste en la docencia sino un motivo para aprender y una razón para seguir trabajando con (aún) más ánimo. Parar dos o tres semanas completas, cada cierto tiempo o cada equis cursos, debiera ser una rutina obligatoria para realizar todas estas tareas de formación continua, digitalización, planeamiento de proyectos, trabajo en equipo, o puesta a punto de aquellas innumerables tareas que dejamos pendientes por falta de tiempo y perspectiva. Creo que es bastante evidente que no habrá mejora alguna si no hay formación del profesorado, además de los recursos materiales, ratios y un límite de horas lectivas proporcionado e igual en todos los centros educativos y comunidades autónomas.

Mientras tanto seguiremos surcando por el sistema educativo tratando de no irnos a pique, ni de que llegue ese momento donde se diga de la FP: "a ese no le salva ni la caridad"1.  Nos vemos en la mar.


 1. Aquí, la caridad a la que nos referimos no es precisamente la virtud que consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. Se alude a la quinta ancla, llamada caridad, que antiguamente llevaban los navíos de gran porte estibada en la bodega, aunque en disposición de usarla si llegaba un caso apurado. Estos buques llevaban a proa, trincadas por la parte de fuera del costado, cuatro anclas; y si llegado un caso extremo no resultaban suficientes para sujetar la nave y librarla del peligro de irse al garete o encallar, era preciso recurrir a la caridad, que era la mayor de todas y de más peso. Fuente.

Photo by Petrit Pema from FreeImages

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Disculpa las molestias. Los comentarios se revisan para evitar el spam habitual que padecemos en el blog. Gracias por tu comprensión.

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top