DIGITALIZACIÓN Y LECTURA EN FP

domingo, 12 de abril de 2020
Seguimos recluidos, con el curso avanzando a rastras y simulando las dinámicas que acostumbramos a llevar en el aula. Tratamos de compensar nuestra ausencia con tareas digitales o analógicas que replican nuestro modo de enseñar y la frustrada relación que ahora tenemos con los alumnos. Nos persiguen, abruman, motivan, frustran y maravillan todas esas aplicaciones digitales que ahora entendemos mejor como un medio de productividad personal, creatividad y un eficaz instrumento para comunicarnos no solo con los que sentimos más cercanos.

Antes de esta alerta sanitaria ya sabíamos de la importancia de la digitalización en el mundo del trabajo y la necesidad de muchas empresas, y de la formación profesional por ende, que buscan actualizar sus técnicas en un mundo cambiante y abierto a nuevas posibilidades en cualquier etapa de sus procesos de producción o prestación de servicios. La FP, a diferencia de otras etapas educativas, debe acompasar al instante su evolución a las novedades que se producen en cada sector profesional. No podemos obviar los avances tecnológicos ni cualquier otro adelanto que suponga una mejora de las competencias profesionales de los futuros técnicos y técnicas.

Esta nueva crisis puede que haga caer del árbol a más de uno. Quizás veamos ahora el uso de las aplicaciones informáticas o de las redes como herramientas imprescindibles independientemente del módulo o ciclo formativo donde ejerzas. Puede que finalmente contemplemos todos a Internet y al conocimiento que se comparte en las redes como el ecosistema ideal donde seguir aprendiendo y colaborando en aras de una mejora personal y profesional tanto de los alumnos como del profesorado. Todo ello sin obviar el informe PISA de 2015, "Students, Computers and Learning", que no encontraba una mejora apreciable de la lectura, las matemáticas o las ciencias, en los alumnos de aquellos países que habían invertido fuertemente en TIC para educación.

lecturas fp digitalización
Tal vez también estamos (re)aprendiendo sobre la importancia que tiene la comprensión lectora y la expresión escrita de nuestros alumnos que se encuentran solos, en casa, ante textos, cuestionarios y problemas que deben resolver sin la ayuda del compañero o docente habitual. Tal vez seamos más conscientes de lo útil que resulta trabajar tus propios recursos digitales más allá del libro de texto de turno. Puede que incluso dejemos de echar la culpa, de esa falta de expresión escrita y comprensión lectora, a los docentes de etapas previas si todos, desde nuestra parcela (también las familias) damos la misma importancia a los libros y no solo a los dispositivos digitales, idiomas o campos de deporte.

Leer, leer y leer. Todo pasa, incluso aquellas aplicaciones digitales más sencillas, por el acto de la lectura. Ser ágil leyendo y comprender correctamente un texto es una habilidad que repercute sin duda en el aprendizaje autónomo del alumno. ¿Cuánto leemos en el aula más allá de los libros de texto o las fotocopias técnicas del profesorado? ¿Cuántos libros recomendamos durante el curso? ¿Cuántas visitas a las bibliotecas físicas o virtuales programamos cada años? ¿Cuántos planes lectores se llevan a cabo en los centros de Formación Profesional? ¿En qué estado se encuentran las bibliotecas escolares de FP y que visión tenemos sobre ellas?

Mantener la vista en los cambios que se producen en la economía y en las empresas, es inherente en una formación de calidad. Estar atentos a las tendencias es también exigible a los formadores y a una Administración obligada a facilitar los medios para que ese conocimiento actualizado sea permeable en todos los integrantes de la comunidad educativa. Estas ansias de futuro no pueden obviar otras competencias igual de importantes: procesar críticamente la información; ser ciudadanos reflexivos y compasivos.

Como apunta Maryanne Wolf en su último libro, "Lector, vuelve a casa": "Si nosotros, en el siglo XXI, queremos preservar una conciencia colectiva vital, debemos asegurarnos de que todos los miembros de nuestra sociedad puedan leer y escribir bien y en profundidad. Fracasaremos como sociedad si no educamos a nuestros niños y reeducamos a nuestra ciudadanía en la responsabilidad de cada ciudadano de procesar la información de manera vigilante, crítica y sabia a través de los distintos medios de información. Y fracasaremos como sociedad, como lo hicieron las sociedades del siglo XX, si no reconocemos y asumimos la capacidad de razonamiento reflexivo de aquellos que no están de acuerdo con nosotros." La autora, sostiene que la cultura digital ya está provocando cambios en el cerebro lector; aprender a combinar una la lectura rápida digital en tareas que requieren agilidad con una lectura reflexiva y profunda, principalmente en papel, es un reto al que nos enfrentamos como educadores.

No puedo estar más de acuerdo con Felipe Zayas, en "Leer en el centro escolar: El plan de lectura":  "todos los profesores, sean de la asignatura que sean, han de incluir la lectura y la escritura en sus actividades de enseñanza, (...) es decir, no para enseñar a leer y a escribir, sino para guiar a sus alumnos en la construcción de determinados conocimientos, para que se apropien del lenguaje y de las formas discursivas características de estas áreas del saber." Es posible, y deseable, introducir lecturas en cada uno de los módulos de nuestra docencia, así como la escritura a través de blogs, portafolios, proyectos digitales, etc. Leer y escribir son tareas que requieren un esfuerzo intelectual y la adquisición de unas competencias que seguro serán útiles al alumno en su desempeño profesional.

No malgastemos la coyuntura actual, con una formación digital forzosa, fomentando un aprendizaje superficial y ligero; contemplemos la reflexión y la lectura en nuestra práctica docente como un elemento cardinal de la enseñanza. También ahora desde casa.

photo credit: P. Marioné lire derrière la fenêtre via photopin (license)

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Disculpa las molestias. Los comentarios se revisan para evitar el spam habitual que padecemos en el blog. Gracias por tu comprensión.

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top