COMPETENCIAS E IDENTIDAD DIGITAL DESEABLES

lunes, 19 de septiembre de 2022

Siguiendo con la temática del último post, la identidad digital, y a raíz de una entrevista al psicológo José María Peiró, publicada en el diario El país el pasado sábado 17 de septiembre, me han parecido relevantes sus consejos en relación a las habilidades y actitudes que debieran valorar los responsables de los recursos humanos de las empresas a la hora de contratar nuevos empleados. Unas competencias digitales y una presencia en las redes que debiera juzgarse en su justa medida y que afecta a nuestros alumnos en su futura búsqueda de empleo; aspectos que seguro tiene en cuenta el profesorado de Formación y Orientación Laboral (FOL). 

 

La mayoría de empresas tratan de buscar información de sus candidatos a través de sus redes sociales o en cualquier otro espacio donde el posible empleado haya dejado alguna huella: "Casi 6 de cada 10 empresas consultan las redes sociales de una persona antes de contratarla." Es innegable el valor añadido que ofrece tener un buen perfil (profesional) en las distintas redes sociales, pero también parece injusto e incluso contraproducente -tal y como afirma Peiró- discriminar ciertos candidatos por su "inacertada" visibilidad pública en internet. Pese a todo, seguiremos insistiendo en la necesaria sensatez a la hora de publicar contenido en las redes y en las que ya se advierte cierta contención por los más jóvenes, hartos tal vez de ver escrutadas sus vidas en comparación con la impostura de los usuarios más presuntuosos. 

 

Peiró también resalta la necesidad de unas habilidades digitales más allá de las pantallas; competencias comunicativas que, a través de videollamadas o un simple teléfono, pueden resultar determinantes para una buena comunicación. Tras la pandemia ha quedado clara la necesidad de saber combinar los distintos formatos, presenciales y virtuales, siendo necesario saber manejarse en un modo de trabajo híbrido que conlleva necesariamente ciertas competencias digitales así como comunicativas. Saber hablar correctamente, mantener una conversación o utilizar un vocabulario adecuado, tanto oralmente como por escrito, siempre es algo valioso profesionalmente.


En los últimos años se han dado muchos pasos para favorecer las competencias digitales de docentes y alumnos; hemos pasado de una competencias basadas en la ofimática a otras basadas en el uso de plataformas educativas (LMS) donde el estudiante se dedica a enviar tareas y comunicarse vía online con el profesorado. Un avance que facilita las correcciones y la gestión de alumnos que, sin embargo, evita al estudiante saber gestionarse sus recursos más allá de esa plataforma. Además, ser creativo y resolutivo a nivel digital, no es algo en lo que se insista a nivel educativo pero sí se aprecia a nivel laboral; no es raro encontrar compañeros o alumnos estancados ante un leve problema informático. Tal vez estamos cometiendo el error de enviar demasiadas tareas con fechas de entrega que luego difícilmente son valoradas para su mejora. Una mala copia de lo que siempre hemos hecho con los libros de texto y las actividades propuestas. 

 

Franquear el modelo digital actual, más allá de las herramientas digitales de moda, es dificíl si no nos hacemos unas preguntas básicas: ¿aprenden más?, ¿adquieren competencias digitales útiles y transferibles a cualquier empleo?, ¿favorecen otras habilidades no exclusivamente digitales? Si nos dedicamos simplemente a usar herramientas lúdicas (hemos convertido en odiosa la melodía del Kahoot), enviar archivos con escaso trabajo detrás o utilizamos las redes sociales como adolescentes, difícilmente habrá un progreso significativo en las competencias digitales de nuestros estudiantes. Aportará poco más que el recorte y pego de esas cartulinas escolares que alimentan papeleras cada trimestre.


No perdamos la costumbre de que los alumnos -con medios digitales-  escriban, utilicen distintos formatos, lean artículos, creen contenidos multimedia y aprendan a resolver de forma autónoma los problemas técnicos que surjan. Luego ya vendrá toda esa identidad digital deseable o desaparecer de las redes motu proprio

 


0 COMENTARIOS:

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top