RETOS Y DESEOS PARA LA FP

miércoles, 4 de enero de 2023

Un nuevo año, al igual que un nuevo curso, no conllevan necesariamente grandes novedades ni mejoras sustanciales para nuestros alumnos y profesorado de Formación Profesional. Este 2023, al igual que el pasado 2022, apunta las mismas maneras. Sin embargo, para no caer en el derrotismo de una profesión que tendemos a volver rutinaria y donde es difícil mantener la motivación en aras de unos estudiantes mejor preparados, siempre nos queda desear (e incluso autoengañarnos) sobre la FP que nos gustaría disfrutar. 

 

Me planteo en las siguientes líneas esos retos, mejoras deseables y aspectos que no solo desde las administraciones educativas, sino también desde cada centro de FP o personalmente, podrían plantearse o resolverse para ofrecer esa Formación Profesional que merecemos. Más allá de ideologías, principios pedagógicos u otras políticas que nos dividen. Afortunadamente, a diferencia de otras etapas educativas, los docentes de FP mantenemos una cierta armonía y la batalla metodológica y competencial que sobrellevamos en las redes sociales no parece divisarse en un futuro próximo.  Comienzo.

 

1. Una digitalización sensata de la FP donde se introduzcan aquellas herramientas digitales específicas y necesarias para cada ciclo formativo y en función de los sectores profesionales adonde se dirigen los alumnos. Hace falta un observatorio de FP y expertos en cada familia profesional ocupados en digitalizar unos ciclos, más que en certificar lo que ya sabemos o estructurar planes abundando en lo que venimos haciendo. 


2. Recursos materiales para todas las familias profesionales y no solo para las nuevas titulaciones o cursos de especialización. Seguimos con un grave déficit en las instalaciones de muchos centros educativos, así como faltan herramientas y equipamiento actualizado en centros públicos y concertados; no toda la inversión debiera concentrase en la red de centros de excelencia de Formación Profesional. Por no hablar de las desigualdades y falta de actualización económica de los módulos de los conciertos educativos que evite copagos y cualquier tipo de segregación escolar.  

 

3. Recursos didácticos abiertos y especializados. Sigue siendo una asignatura pendiente la creación de un banco de recursos abiertos donde el profesorado de FP pueda acceder a materiales actualizados para sus módulos. Centralizar estos recursos y su creación a nivel estatal, tanto a nivel de contenidos y competencias como en las prácticas, resultaría una mejora sobre la formación que actualmente se oferta y los manuales publicados. Un Procomún con Recursos Educativos en Abierto solo para FP, distinguiendo por ciclos y módulos, es un desafío ambicioso pero factible. 

 

4. Realzamiento de la figura del tutor/a junto a los orientadores de los centros educativos. Valorar y dignificar estas figuras  (económicamente o en la carga horaria), en el contexto actual, es vital para atender mejor a un alumnado que requiere un acompañamiento para su inserción académica y profesional. Los problemas personales y la diversidad que encontramos en las aulas merecen unos recursos específicos. 


5. Evaluación de la implementación de la FP Dual. Introducir esta modalidad formativa solo cuando suponga un valor añadido extra en comparación a la FCT y siempre que no suponga una merma en la formación técnica del estudiante a través de menos horas lectivas o una tutorización deficiente por parte de empresas con recursos humanos limitados.


6. Nuevas y mejores metodologías. En muchos centros educativos llevamos años trabajando por proyectos y tratando de implantar procesos que supongan esa actualización de competencias que las empresas demandan de nuestros alumnos. Aún así, es necesario seguir profundizando en nuevas técnicas y procedimientos que nos ayuden a trabajar y aprender mejor en el aula. La innovación debe ir de la mano de expertos e investigadores que plantean retos trasladables a otros centros educativos. Necesitamos un plan estratégico más allá de la formación de turno con tiempos y espacios para formar equipos docentes. Tknika sigue siendo un referente que demasiado lentamente se sigue exportando a otras comunidades autónomas. 

 

7. Más humanismo. Desde la FP también podemos aportar cultura a unos alumnos que, tal vez, ya no vuelvan a entrar en el sistema educativo. La literatura, el arte, la historia, la música... también pueden contemplarse de un modo transversal desde nuestros módulos. Al igual que es necesario diseñar planes de fomento a la lectura, visitas culturales y sensibilizar sobre la importancia de las humanidades en la vida personal de nuestros futuros profesionales. Solo así, y con sosiego, se puede fomentar ese pensamiento crítico del que tanto hablamos.


8. Valores. En tiempos donde todo se cuestiona es de vital importancia insistir en los valores universales que conforman nuestra sociedad. Los derechos humanos siguen siendo la referencia y la barrera para ciertos límites que hoy en día se están poniendo en entredicho. Trabajar estos valores junto a los estudiantes debiera ser una prioridad en todas las etapas educativas, incluida la FP. La xenofobia, el machismo, la homofobia y la intolerancia deben ser confrontadas con más educación.


9. Más personal administrativo. Los docentes de FP no pueden convertirse en gestores de la internacionalización, proyectos de FP Dual, encargados de calidad o encargados de plataformas educativas. Es necesario un mayor apoyo administrativo para evitar una sobrecarga que acaba detrayendo calidad a la docencia que ofrecemos a los alumnos. 

 

10. Más solidaridad. El compañerismo es básico para que una empresa o un centro educativo funcione. Pese a los consabidos problemas de nuestra profesión o el hartazgo ante ciertos inmovilismo, todo es mucho más fácil con compañeras y compañeros que te facilitan el día a día. Personas que te cubren cuando es necesario, que te prestan sus materiales, que participan y se implican en los proyectos comunes de tu centro o ciclo formativo. Ese apoyo mutuo es fundamental para seguir progresando en una FP que no debe morir de éxito ni por el descuido provocado por la falta de motivación de su profesorado. La generosidad personal, respetando los derechos laborales, es un gran acicate para los que trabajan junto a nosotros. 

 

retos y deseos para la FP

0 COMENTARIOS:

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top