¿CON QUÉ ENTORNO LABORAL NOS ENCONTRAMOS LOS DOCENTES Y ESTUDIANTES DE FP?

miércoles, 21 de diciembre de 2022

Los que nos dedicamos a formar personas para su futura inserción profesional pocas veces sacamos el tema de la importancia de unas buena condiciones laborales y un entorno de trabajo adecuado. Solemos dar por sentado que ciertos derechos o concesiones que disfrutamos en nuestros puestos de trabajo como docentes pueden ser la norma en otras empresas o sectores. Incluso hay quien se atreve a sermonear al respecto viendo como condición necesaria pasar por penalidades en un primer empleo o se aventuran a criticar la ampliación de derechos laborales mientras los disfrutan hasta sin motivos justos. 


Luego está el discurso con los socorridos tópicos sobre la existencia tanto de derechos como de deberes; a menudo citados por los que se escaquean o abusan de los primeros y no son modelo de los segundos. La ausencia de autocrítica y los agravios comparativos son malas consejeras para valorar y ser consecuentes con el ejercicio profesional. Como docentes tenemos mucho que agradecer si caemos en un buen centro educativo, disfrutamos de compañeros generosos y unos directivos comprensivos. El salario no es para tirar cohetes pero tampoco es indigno (pese a la inflación de las narices). Y si hablamos de horarios y vacaciones, se podría estar mucho peor... Encontrar excusas para vivir amargado, pese a tener un sueldo fijo y unas condiciones decentes, solo contamina más a los que te acompañan. 


A lo que íbamos. ¿Conocen nuestros alumnos la realidad a la que se van a enfrentar profesionalmente? ¿Les preparamos para ello? Desde la escuela, con buena intención, podemos querer protegerles con el fin de que no se desanimen y perserveren en el aprendizaje. Difícilmente encontrarán en el mundo laboral espacios donde sus compañeros o superiores tengan la misma paciencia. Quitando una minoría de afortunados, una gran parte de ellos se enfrentarán a una exigencia elevada y a un entorno adverso a nivel humano. Habrá quien prefiera ir dando botes en busca de ese trabajo ideal, a menudo inexistente, mientras que otros u otras estarán conformes con cualquier empleo. De todo hay en la viña. Y es importante que, en cualquier caso, sepan apreciar esas buenas o malas condiciones y sean objetivos a la hora de tomar decisiones. Luego, las prioridades personales, se las establece cada uno. 


Tenemos muchos antiguos alumnos que disfrutan de ese marco laboral adecuado, pese a la necesaria exigencia laboral en puestos técnicos intermedios, y que podrían darnos muchas lecciones de profesionalidad y entereza. ¡Qué valioso es trasladar su experiencia de primera mano a nuestros estudiantes actuales! Los docentes de FP no debiéramos olvidar la realidad laboral que acontece diariamente en nuestros sectores y, por qué no, pasar de tanto en tanto por una formación actualizada en centros de trabajo.  Pese a nuestras críticas como consecuencia del elevado ritmo de trabajo y el desborde que sufrimos, debiéramos mirar siempre de reojo a esas otras profesiones, empresas o centros educativos donde tienen realmente muchas más razones para indignarse cada día. A pesar de todas las demandas justas del profesorado que siguen sin ser atendidas. 

 

ENTORNO LABORAL FP

0 COMENTARIOS:

Con la tecnología de Blogger.

.

Back to Top